9 beneficios de la lactancia materna para ti, mamá

Pedro · 16 diciembre, 2016

La lactancia es tan positiva para el bebé como para la mamá. Siempre se habla de lo bueno que tiene para los niños, pero ¿y para las madres? Por supuesto que ventajas, no solo físicas, también a nivel emocional. Descubre los beneficios de la lactancia materna para ti.

Muchas madres deciden amamantar por lo positivo que resulta para sus pequeños tomar la leche materna. Pero ven la lactancia como un martirio solo justificado por la razón de que es bueno para la salud de su hijo.

Lo que muchas no saben es que no solo es beneficioso para el niño, sino también para las madres. Quizás sabiendo lo buena que es la lactancia para su salud, muchas no la verían como algo incómodo. No se desanimarían ante las dificultades que supone este período.

Porque vamos a ser sinceras, fácil no es. Como en todo, lleva su tiempo y su aprendizaje, pero una vez que lo dominamos es gratificante y saludable para ambos. Aunque no olvides que como vamos a ver, los beneficios de la lactancia materna son muchos y muy buenos.

A continuación vamos a analizar una serie de beneficios de la lactancia materna para tu salud, mamá.

family-1350742_960_720

Los beneficios de la lactancia materna en la salud

1. Ayuda a perder peso después del parto de forma natural

Después del parto, dar el pecho hace perder peso. Dar de mamar consume entre 430 y 520 calorías al día.

2. La succión acelera la contracción del útero

Cuando el niño succiona, tus niveles de oxitocina aumentan. Esto ayuda a la contracción del útero y reduce el sangrado postparto. Esto hace que el cuerpo de la mujer vuelva a la normalidad más rápido.

3. Menor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer

Hay evidencias científicas que indican que si una mujer da el pecho, la posibilidad de padecer cáncer de pecho se reduce un 4,5% cada año que das de mamar. La probabilidad de padecer cáncer de ovario también se reduce un 28% por año de lactancia ininterrumpida.

4. Efecto anticonceptivo

Mientras estás dando el pecho, la ovulación se retrasa. Por eso es efectiva, para prevenir embarazos los primeros 6 meses. Tiempo que le sirve al cuerpo para recuperarse del embarazo.

Este beneficio es fantástico si las tomas las realiza cada 2 horas. Una vez que estas se espacian y el bebé consume menos cantidad de leche, ya debes tomar otros métodos anticonceptivos.

5. Protege contra la depresión postparto

Dar el pecho, como hemos dicho anteriormente, se relaciona con la liberación de la hormona oxitocina. Esta hormona está relacionada con la aparición de sentimientos positivos: el amor, felicidad, apego, etc. Esto te hace menos propensa a la depresión postparto.

6. La leche materna es más económica que la artificial

Si decides dar el pecho, también tendrás un ahorro económico, ya que las leches artificiales son bastante caras. Así que también es un beneficio para la economía familiar.

lactancia materna

7. Menor riesgo de osteoporosis

A largo plazo, la lactancia aumenta las reservas de calcio de la mujer. A pesar de que con la lactancia el metabolismo aumenta, también aumenta la absorción del calcio. Esto al final disminuye las probabilidades de fracturas óseas.

8. Ayuda a dormir y favorece el descanso

Con la lactancia se libera la hormona prolactina, que estimula la producción de leche. Esta hormona tiene un efecto relajante tanto en la madre como en el bebé.

9. Aumenta la autoconfianza y seguridad de las mamás

Dar el pecho proporciona a la madre una elevada satisfacción, ya que depende de ella el alimento de su hijo. Esa satisfacción física y emocional que le proporciona a su bebé, provoca en las madres sentimientos positivos. Aumenta así la confianza y seguridad en sí misma.

Seguro que no sabías todos los beneficios que tiene la lactancia también en ti, mamá. Pues a partir de ahora, ya sabes un poquito más acerca de todas las cosas buenas que nos puede proporcionar el dar el pecho a nuestro hijo.

La lactancia no solo es buena para la salud física y emocional de nuestro bebé, sino también para las mamás. No hay nada mejor que ese momento de unión entre una madre y un hijo, a la hora de alimentarlo.