Meriendas para el segundo trimestre de embarazo

Fernando Clementin 27 febrero, 2018
¿Dudas acerca de las necesidades nutricionales a partir del cuarto mes de embarazo? Estas recetas que aquí te presentamos pueden servirte como guía para prepararte comidas sanas y sencillas durante las tardes.

A diferencia de los primeros tres meses, en esta nueva etapa los requerimientos nutricionales y calóricos aumentan, dado que el feto se encuentra en una fase más avanzada de su desarrollo.

Te presentamos algunas meriendas para el segundo trimestre de embarazo que pueden resultarte de mucha ayuda para completar tu alimentación.

En el inicio del cuarto mes de embarazo, el bebé en camino tiene un tamaño que ronda entre los 6,5 y 10 centímetros. Su peso, en tanto, va desde los 13 a los 20 gramos.

Se trata de una etapa de mucho avance: su cara va tomando rasgos particulares y el cuerpo comienza a crecer de forma acelerada para equiparar el ya avanzado desarrollo del cráneo. Además, su sistema inmunitario también presenta mejoras notables.

Esta fase, considerada como la “luna de miel” del embarazo, suele significar una disminución en el padecimiento de los síntomas en el cuerpo de la madre.

Sin embargo, también presenta nuevos requerimientos en lo que respecta a su nutrición. A continuación, te detallamos cómo preparar algunas meriendas para el segundo trimestre de embarazo que serán excelentes para que ambos os alimentéis de manera saludable.

4 meriendas para el segundo trimestre de embarazo

Como señalamos antes, se debe reforzar para este periodo la ingesta de proteínas, dado que la formación de tejidos y huesos del pequeño así lo demanda. De la misma manera, deberás incorporar carbohidratos complejos —como la glucosa—, que son la fuente de energía para ambos.

Lógicamente, las vitaminas y minerales que tanto destacamos en ocasiones anteriores siguen siendo una necesidad central. El yodo, el omega-3 y la fibra, que regula el tránsito intestinal y evita el estreñimiento, también son importantes.

Ahora sí, momento de las recetas:

Yogur con frutas

Si bien esta merienda también fue sugerida en artículos anteriores, no deja de ser una gran opción por su gran aporte de nutrientes. El yogur, como todos los lácteos, es sumamente importante durante el embarazo, ya que mejoran la flora intestinal y también son fuente de calcio.

Las frutas, por su parte, aportan vitaminas y azúcares que son de mucha ayuda para el organismo de la mujer. Para hacerlo aún más completo, se pueden incorporar frutos secos o cereales, que brindarán la dosis de proteínas y carbohidratos necesaria. Sin dudas, una alternativa excelente.

Entre los batidos ideales para el embarazo, la manzana es un ingrediente casi infaltable.

Batidos de frutas

Existen muchas combinaciones posibles, cada una con su sabor y sus propiedades nutricionales. Lo importante es que varíes y que trates de consumir la mayor cantidad de frutas posible, sobre todo aquellas que compensen los déficits de nutrientes que tu médico te pueda indicar.

Aquí te dejamos la receta de un batido de jengibre y manzana, ideal para aliviar las náuseas, si es que todavía persisten:

Ingredientes:

  • 2 manzanas pequeñas
  • 100 mililitros de agua o jugo de manzana
  • 60 mililitros de zumo de limón
  • Jengibre rallado
  • ½ taza de mango cortado en cubitos

Preparación:

  • Lavar los productos cuidadosamente.
  • Luego, mezclar las manzanas, el agua o zumo y licuar hasta que la manzana esté pulverizada.
  • Agregar el mango y el jengibre y terminar de licuar.

“En el segundo trimestre de embarazo, se debe reforzar para este periodo la ingesta de proteínas, dado que la formación de tejidos y huesos del pequeño así lo demanda”

Sándwiches de pan integral con pechuga de pollo y mozzarella

Aunque pueda parecer una cena más que una de las meriendas para el segundo trimestre de embarazo que aquí presentamos, se trata de una comida muy completa. El secreto está en no abusar: con una o dos porciones durante la tarde bastará.

Ingredientes:

  • 1 pan de molde integral sin corteza
  • 250 gramos pechuga de pollo cortada en lonchas muy finas
  • 250 gramos queso mozzarella cortado en lonchas muy finas
  • 1 tarrina de queso de untar (preferiblemente bajo en grasas)
  • 50 gramos de nueces peladas y molidas
  • 2 cucharadas de piñones (opcional)
Los requisitos nutricionales se potencian en el segundo trimestre de embarazo.

Preparación:

  • Mezclar el queso con las nueces y los piñones.
  • Untar el queso en el pan.
  • Poner dos lonchas de queso y dos de pechuga en cada rebanada de pan.
  • Tapar y cortar a gusto.

Los beneficios de esta receta radican en que la carne aporta muchas proteínas y pocas grasas. El pan integral es fuente de carbohidratos y fibra, al igual que las nueces, que también brindan vitaminas y minerales.

El queso, por su parte, te dará calcio y algo de grasas, que en su justa medida también son necesarios.

4.- Leche y frutas

No por sencilla deja de ser una opción recomendable. A los aportes ya conocidos de un buen vaso de leche, le podemos agregar la ingesta de una fruta, que también tiene sus grandes virtudes.

A la leche puedes agregarle una cucharadita de café descafeinado o de cacao para darle más sabor. También puedes considerar añadir algo de frutos secos o cereales para complementar este rápido tentempié.

Las meriendas para el segundo trimestre de embarazo que aquí presentamos son solo un complemento de una dieta mucho más variada y extensa. No olvides la importancia de las comidas principales y, por qué no, la de saciar algún antojo dulce de tanto en tanto.

Recuerda, por último, tener siempre en consideración los consejos de tu médico de cabecera. Él mejor que nadie sabrá qué os hace falta a ti y a tu pequeño en estos tres meses que atravesáis.

Te puede gustar