¿Los niños pueden aprender dos idiomas a la vez?

Kawaii · 27 enero, 2018
¿Te has preguntado si los niños pueden aprender dos idiomas a la vez? Pues, averígualo aquí con las sugerencias e inconvenientes que pueden presentarse

Aprender dos idiomas a la vez es posible. Si bien es cierto que solían haber muchos mitos al respecto, cada día existen menos.

Se ha comprobado que los niños no tienen ningún inconveniente y que, a contrario de lo que se piensa, cuanto más aprendan a temprana edad, más fácil les resultará.

De hecho se considera que los niños tienen una facilidad superior a la de los adultos a la hora de asimilar nuevas ideas y, por supuesto, idiomas. Por ello, hasta los 8 años de edad, el aprendizaje les resulta un proceso muy intuitivo en el cual el esfuerzo que deben realizar es mínimo.

Sin embargo aún hay padres que se muestran reacios a creer que esto pueda suceder y se complican innecesariamente. Por otra parte, otros piensan que lo mejor es incluir el aprendizaje de idiomas, desde temprana edad, para asegurarse de que tengan más herramientas a la hora de comunicarse.

¿Los niños pueden aprender dos idiomas a la vez?

La respuesta es sí. Los niños sí pueden aprender dos idiomas a la vez. Especialmente cuando se trata de matrimonios formados por parejas con diferentes lenguas maternas.

Mientras más pronto los niños convivan con ambas lenguas, el resultado será mucho más espontáneo y no tendrá tendencia a confundirse.

Recordemos que el cerebro de los niños funciona como una esponja. Este es capaz de percibir y absorber con facilidad los conceptos, lo cual facilita el aprendizaje, en líneas generales.

Por otra parte, sus oídos son capaces de captar todas las sutilezas (entonaciones, cadencias, modos de articulación, etcétera) de las distintas lenguas, a nivel fonológico, lo cual es excelente para desarrollar una pronunciación correcta. 

En la era de la globalización resulta cada vez más necesario aprender dos idiomas a la vez, desde la infancia, para garantizar el completo desarrollo social de los individuos.

Aprender dos idiomas a la vez.

Las investigaciones realizadas en el año 1977 por científicos del Hospital Memorial Sloan Kettering de Nueva York, concluyeron que un niño a temprana edad es capaz de memorizar de manera simultánea dos o más idiomas en la misma región de la corteza cerebral.

Para lograr esto utilizan las mismas neuronas, al contrario que los adultos, quienes almacenan el conocimiento en diferentes áreas del cerebro.

Las ventajas de la diversidad lingüística

Los niños monolingües tendrán más limitaciones a largo plazo. Principalmente porque tendrán que aprender, en algún momento de su vida, otra lengua para poder desempeñarse en diversos ámbitos. Esto no se limita únicamente al ámbito educativo.

Hoy en día, lo más recomendable es no desaprovechar la oportunidad de brindarles el conocimiento desde temprana edad para facilitarles la vida a largo plazo. Después de todo, si es más fácil aprender en la infancia que en la adultez, ¿por qué no favorecer esto?

Un niño bilingüe o políglota tendrá muchas más facilidades, el día de mañana, para desenvolverse en el ámbito social. Por otra parte, contar con varios idiomas facilita la obtención de empleo, si nos fijamos en los beneficios a largo plazo.

Sugerencias

“Un idioma te pone en un pasillo durante toda la vida. Dos idiomas te abren todas las puertas a lo largo del camino”
–Frank Smith.

Aprender dos idiomas a la vez.

Para lograr que el niño sea bilingüe es necesario que los padres se comuniquen en ambas lenguas, tanto en el hogar como en todo lo que implica la vida cotidiana.

Por ejemplo, si el padre es italiano debe procurar hablarle a sus hijos en italiano desde temprana edad para favorecer su proceso de adquisición. Al mismo tiempo, si la madre es inglesa, debe procurar hablarle a sus hijos en inglés con la misma naturalidad.

Hay casos en los que ambos padres tienen la misma lenguas materna pero aprendieron otras en algún momento de su juventud o adultez. Se recomienda practicar constantemente esas lenguas, del mismo modo que en el caso anterior. De esta manera, los niños podrán hacer oido y lograr mayor fluidez en poco tiempo.

Es necesario evitar la traducción. En otras palabras, hay que evitar recurrir a la traducción como método primario de aprendizaje. ”Ventana se dice window” no aporta una información completa que promueva las habilidades intelectuales.

Por el contrario, si les explicamos a los niños el concepto en la misma lengua, el resultado será mucho más satisfactorio, ya que será capaz de entender y describir en otra lengua, y no se limitará solo a conocer el equivalente del término.