Semana 19 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 19 del embarazo vas a sentir con mayor determinación los movimientos de tu bebé o los experimentarás por primera vez. ¡El feto ya pesa unos 240 gramos!
Semana 19 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 23 julio, 2021.

Última actualización: 23 julio, 2021

En la semana 19 del embarazo el bebé alcanza el tamaño de una fruta entre mediana y grande. Ya casi llegas a la mitad del período de gestación.

El útero ha crecido 1 centímetro desde la semana anterior y seguirá aumentando de esta forma, acompañando el crecimiento del bebé. Esta casa actual que tiene el feto debe agrandarse para que esté cómodo.

Desarrollo del bebé en la semana 19 del embarazo

En esta semana, las extremidades del bebé ya están acordes al tamaño de su cuerpo. Es decir, hay mejor proporción entre sus brazos, sus piernas y el tronco.

Ahora mide entre 15 y 19 centímetros aproximadamente, alcanzando el tamaño de una fruta más o menos grande, como un mango. Además, pesa unos 240 gramos.

Tanto sus ojos como sus orejas ya están en la posición final. En sus dedos comienzan a aparecer las huellas dactilares. ¿Sabés por qué sucede esto y qué hace que todos tengamos diseños distintos allí? La forma en la que tocamos el líquido amniótico mientras estamos en el útero es lo que moldea las crestas de las yemas.

Por otra parte, la piel del bebé comienza a engrosarse gracias a la producción aumentada de grasa corporal, por lo que sus venas ya no serán tan visibles como antes. La capa externa que lo protege es blanca y rica en lípidos; se conoce como vérnix caseosa y contiene algunas proteínas que funcionan como agentes de defensa ante los microorganismos. Se trata de todo un manto de protección.

De igual forma, hay un vello muy fino llamado lanugo. Este ha comenzado su desarrollo en la cabeza del bebé hace casi 2 meses, se fortaleció hace 1 mes, pero ahora ya cubre todo el cuerpo. Aunque es de esperar que se desprenda antes de nacer, muchos niños nacen con él y no es nada grave.

Las terminaciones nerviosas van desarrollándose, al igual que el cerebro. Los cinco sentidos se van despertando poco a poco en el bebé.

Aunque ha empezado a estar cada vez más activo, también pasa una gran cantidad de tiempo dormido. Algunos estudios han comprobado la existencia de fases propias del sueño en esta semana. Puede que, incluso, el ciclo entre madre e hijo esté invertido: tu bebé estará más activo en las noches y tú querrás dormir en ese momento.

Durante la semana 19 las erminaciones nerviosas van desarrollándose al igual que el cerebro.

Tu cuerpo en la semana 19 del embarazo

Debido al tamaño del útero es posible que sientas mayor presión en la parte baja del vientre. Esto se debe al estiramiento de los ligamentos y los músculos.

Esta molestia también se puede sentir como pequeños calambres que alcanzan la zona del pubis. Lo ideal es tomar descansos.

En esta semana se presentarán otros síntomas y sensaciones como las siguientes:

  • Aumento de la retención de líquido: es esperable que las palmas de tus manos se tornen rojas por la mayor circulación. El líquido se acumula en las articulaciones de las manos y los pies, por lo que también se producirá un ligero hormigueo. Para suavizar la sensación se debe mantener el consumo normal de agua. También ayuda poner los pies en alto a la hora de dormir.
  • Fragilidad capilar: algunas mujeres notan que se cae el cabello y, aunque es normal, lo ideal es complementar los cuidados del cuero cabelludo, así como alimentarse bien para evitar la carencia de vitaminas y minerales. De todas maneras, durante el transcurso de este segundo trimestre deberías apreciar mejoría en la caída, pues están aumentando los estrógenos en comparación con la progesterona.
  • Salen varices o aparecen venitas rotas: lo recomendable es evitar estar mucho tiempo de pie, para no aumentar la presión del abdomen sobre los miembros inferiores. Algunos ejercicios sencillos son útiles para mantener activa la circulación en las piernas.
  • Máscara del embarazo o cloasma: en algunas mujeres inicia en la semana 18 y en otras en la 19. O puede que nunca les aparezca. Se trata de unas manchas color café que se asoman en la frente, los pómulos y encima del labio. Lo esperable es que desaparezcan luego del embarazo. Una manera de disminuir su intensidad es utilizar protector solar durante el día, puesto que los rayos ultravioleta empeoran la condición.

Algunas zonas de especial protección

Los cambios en la piel son producto del aumento de la melanina. Por esta misma razón, aparece la línea alba. Se trata de una marca muy común en las embarazadas que se extiende desde el pubis hasta el ombligo.

Otras zonas que tienden a oscurecerse son las siguientes:

  • Los pezones y el interior de los muslos.
  • Las axilas y la vulva.
  • Las pecas, los lunares y las cicatrices ya existentes.
Cuidados durante la semana 19 del embarazo.

Consejos y recomendaciones en la semana 19 del embarazo

Durante la semana 19 del embarazo, al igual que en otras etapas de la gestación, es importante que te mantengas activa. Por su puesto, dentro de lo posible y siempre con los cuidados pertinentes.

La natación es una buena opción de ejercicio. Dentro del agua, el vientre pesa menos y no se siente tanta presión o molestias al realizar un esfuerzo. De todas formas, las actividades físicas deben ser siempre consultadas con el médico para determinar qué tan adecuadas son y cómo se deben ejecutar.

Debes continuar alimentándote sano

A lo largo de todo el embarazo es importante cuidar de tu alimentación. Una dieta sana y balanceada ayuda a prevenir el padecimiento de enfermedades comunes en el embarazo, como la anemia y la diabetes.

En la semana 19 del embarazo se debería aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina E. Hay muchos productos naturales que aportan este tipo de nutrientes. Como productos saludables con vitamina E tenemos las verduras verdes, el aguacate, los frutos secos, los huevos y el germen de trigo.

Distribuye las porciones

Una manera sana de disminuir la ansiedad que se presenta durante el embarazo es incrementando la cantidad de comidas. No se trata de aumentar la porción, sino de incluir meriendas sanas entre las comidas principales.

Lo ideal es realizar 5 ingestas en la jornada. Puede ser un desayuno con proteínas y carbohidratos con una media mañana de frutas o un lácteo. En el almuerzo se puede incluir una ensalada de hojas verdes. Los frutos secos son una excelente opción para la tarde. Finalmente, la cena debe ser consistente, pero ligera en calorías y carbohidratos.

Mantén tu estilo, pero usa ropa acorde a tu estado

Lo que antes aún se podía disimular con un pantalón ajustado, ya no se puede esconder más. El vientre abultado, tan característico del embarazo, ya es evidente y es momento de usar la ropa adecuada para lucirlo con estilo.

No es necesario que uses ropa que no te guste o consideres inapropiada para tu forma habitual de vestirte, pero sí es clave que evites estar apretada. Usar pantalones o camisas de este tipo puede perjudicar el correcto desarrollo de la gestación. Está comprobado, por ejemplo, que la ropa muy justa al cuerpo es un factor de riesgo para padecer infecciones vaginales.

Preguntas frecuentes en la semana 19 de embarazo

Cuando estás encinta es totalmente entendible que te surjan preguntas a cada momento sobre el estado de tu bebé y el tuyo. Intentaremos aquí solucionarte algunas.

1. ¿Todos los bebés nacen con vérnix caseosa?

Como lo mencionamos antes, la vérnix caseosa es una sustancia de consistencia serosa y de color blanco que empieza a recubrir a tu bebé y evita que su piel se reseque. Todos los niños nacen con esta capa.

Si hay un nacimiento prematuro tendrán una capa más gruesa que los nacidos a término. Es recomendable que no se bañe a los bebés inmediatamente nacen para retirarles esta grasa, pues otra de sus funciones es la regulación de la temperatura. Convendrá esperar una semana para su primer baño.

2. ¿Qué pasa si todavía no siento que mi bebé se mueve?

Lo primero es mantener la calma, pues seguro has estado acudiendo a tus controles prenatales y allí se ha verificado que tu bebé esté sano. Los movimientos del feto se han dado sin que lo notes, pues podrían empezar a ser más perceptibles para ti entre la semana 18 y la 20.

Eso sí, una vez identifiques el patrón de movimiento, es importante que estés atenta si la intensidad baja. En ese caso, será necesario que lo consultes con tu médico.

3. ¿Puedo tener relaciones sexuales aunque mi bebé siga creciendo?

La respuesta es sí. Puedes tener relaciones sexuales durante tu embarazo, a no ser que tu médico lo haya prohibido por alguna condición específica. Tener sexo no pone en peligro la vida del bebé y te ofrece algunos beneficios:

  • Se liberan endorfinas, haciéndonos sentir más felices y minimizando algunos síntomas incómodos.
  • Refuerza la musculatura del suelo pélvico, lo que se traduce en beneficios a la hora del parto.
  • Fortalece la unión entre pareja y estrecha sus lazos durante esta etapa.

La semana 19 y los mayores cuidados a tener

Es posible que esta semana haya sido especial por sentir por primera vez los movimientos del bebé. Ya sabes que se sigue desarrollando de manera firme y que su crecimiento obliga a tu útero a agrandarse.

De todos modos, es momento de prestar especial atención a tus cuidados. Elige bien la ropa que usas para no incrementar el riesgo de infecciones y aliméntate de manera correcta, repartiendo las porciones a lo largo del día.

Te podría interesar...
Semana 20 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Semana 20 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 20 del embarazo se tiene la mitad del camino recorrido. La morfología del bebé y sus proporciones ya son reconocibles.



  • Purizaca, M. (2010). Modificaciones fisiológicas en el embarazo. Revista peruana de Ginecología y Obstetricia, 56(1), 57-69.
  • Casini, S., Sáinz, G. A. L., Hertz, M., & Andina, E. (2002). Guía de control prenatal. Embarazo normal. Revista del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, 21(2), 51-62.
  • Maldonado-Durán, M., Sauceda-García, J. M., & Lartigue, T. (2008). Cambios fisiológicos y emocionales durante el embarazo normal y la conducta del feto. Perinatología y Reproducción Humana, 22(1), 5-14.
  • Rana, Mandeep, et al. "Sueño en los niňos: fisiología y actualización de los últimos conocimientos." MEDICINA (Buenos Aires) 79.Supl III (2019): 25-28.
  • Herrera Cabello, Diana Estefanía, and Lorena Alexandra Chabla Flores. Causas de candidiasis en mujeres embarazadas de 15 a 25 años atendidas en la Maternidad Matilde Hidalgo de Procel durante el período de junio del 2015 a marzo 2016. Diss. Universidad de Guayaquil. Facultad de Ciencias Médicas. Carrera de Obstetricia, 2016.