Semana 14 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

La semana 14 del embarazo muestra grandes avances en el organismo del feto, así como en su tamaño y apariencia. Por otro lado, empiezan a desaparecer los molestos síntomas de las náuseas matutinas y los mareos. ¡Es tiempo de disfrutar!
Semana 14 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 28 julio, 2021.

Escrito por Fernando Clementin, 06 noviembre, 2017

Última actualización: 28 julio, 2021

¡Mamá: puede que te sorprendas! El crecimiento y el peso de tu bebé en la semana 14 del embarazo y en las siguientes seguirá siendo acelerado. Entramos ya a la luna de miel de la gestación y el segundo trimestre está en marcha.

Algunas madres dejan de experimentar mareos y náuseas para esta época. Esto, sin dudas, es una buena noticia. Se incrementan el apetito y la energía.

A partir del segundo trimestre también es posible iniciar una rutina de ejercicio suave, salvo que el criterio médico opine lo contrario. Por lo tanto, puedes hacer de tu embarazo una experiencia aún más divertida y completa, cuidando tus músculos y tu esqueleto.

Desarrollo del bebé en la semana 14

Con un largo de entre 8 y 9 centímetros y un peso que oscila entre los 25 y 30 gramos, tu bebé es el del tamaño de una naranja de ombligo. ¡Felicidades!

En su crecimiento comienza a emparejar el tamaño del cuerpo con el de la cabeza. Así, sus bracitos se alargan y se aproximan a la proporción definitiva en relación al trono. Se afianzan para estar listos dentro de poco para extenderlos hacia ti.

En esta semana también se definen los labios y el lanugo. Este último es un vello que cubre la piel del feto. Mientras su carita se acerca más a lo que será el rostro definitivo, a nivel orgánico el sistema neuromuscular comienza a activarse.

El feto empieza a realizar movimientos más precisos con la boca, casi como muecas. También puede abrirla por un momento, como si bostezara. En ocasiones, llega a introducirse el dedo en la boca. El esófago, la tráquea, la laringe y las cuerdas vocales están casi formadas.

Mientras todos los órganos se preparan para iniciar las actividades que perdurarán fuera de la panza materna, los riñones generan más orina que antes. Lo hacen para desechar sustancias innecesarias cada 30 minutos, aproximadamente, las que se acumulan en el líquido amniótico. A su vez, este líquido funciona como protección.

La recirculación del líquido amniótico es importante para evitar que el aparato digestivo se atrofie. El feto ingiere parte de lo que circula a su alrededor y luego expulsa mediante la orina una parte. En definitiva, aunque no se alimente así, sino por la placenta, está entrenando su digestión.

A medida que las semanas avanzan, el sistema nervioso se desarrolla más lento que antes. Por su parte, la médula ósea produce pequeñas cantidades de leucocitos, lo que significa que su sistema inmunitario se está preparando para el momento de estar fuera del vientre.

Tu cuerpo en la semana 14 del embarazo

La semana 14 del embarazo es una de las etapas más amenas para la madre. Se la conoce como luna de miel porque disminuyen los malestares del primer trimestre y aumentan las sensaciones agradables.

Repasamos algunos síntomas que podrás experimentarás ahora y en las semanas siguientes:

  • El útero sale de la pelvis y es posible tocarlo en la parte inferior del abdomen. Ganarás peso y perderás definición de la cintura de ahora en adelante.
  • La energía va en aumento. Es probable que tengas menos sueño que en los meses pasado y que se incremente la libido.
  • Las encías y la nariz pueden sangrar con frecuencia. Esto se debe a que circula más sangre por los vasos sanguíneos y estos, a su vez, están más frágiles. Nada para preocuparse si el sangrado no es prolongado. La condición en la cavidad bucal se conoce como gingivitis del embarazo y en la nariz es una epistaxis, según su nombre técnico.
  • Sensación de nariz tapada, llamada rinitis gravídica y causada por el aumento del tamaño de los cornetes nasales. También hay que considerar, como ya mencionamos, el mayor flujo de sangre a las mucosas. No es algo grave, pero conviene no usar inhaladores por cuenta propia para intentar destapar la zona.
  • Oscurecimiento de la línea alba en tu vientre. Esta es la línea central del abdomen que se empieza a hacer más evidente y cambia de color por la acción hormonal. Se llama alba porque es blanca dentro de la piel, en la unión muscular que no podemos ver a simple vista. Estos cambios se asocian por su naturaleza al cloasma gravídico, que es el cambio de coloración y el manchado de la piel en el rostro.
  • Aumento de la producción de secreciones, como el flujo vaginal, el sudor y la saliva. También puede aparecer un incipiente calostro en los senos, que es un líquido de color amarillento compuesto por inmunoglobulinas, agua, proteínas, grasas y carbohidratos. Es la etapa inicial de la formación de la leche definitiva. Si esto sucede no debes asustarte. Son preparativos corporales pasajeros para el parto.

Consejos y recomendaciones en la semana 14 del embarazo

Para tener un embarazo placentero y sin arrepentimientos, siempre es bueno poner en practica algunos consejos. Infórmate más sobre qué hacer durante esta semana de gestación.

Controles en la semana 14

Al igual que durante la semana 13, las revisiones están en una época de descanso. Si te hicieras, por cualquier motivo, una ecografía, podrías notar muchos detalles del feto, como los dedos de su mano ya separados.

De todas maneras, es muy probable que no se te solicite ningún método complementario si ya has realizado las pruebas del primer trimestre y todo marcha en orden. En ese caso, aprovecha el tiempo que no te implica asistir al médico para otras tareas.

Lo que sí deberías hacer

Al haber más secreciones corporales, será necesario que prestes especial atención a la higiene personal. No todos los productos de belleza y cuidado personal son aptos para la maternidad, así que revisa bien el etiquetado.

Utiliza un humidificador o un poco de vaselina en cada fosa nasal si el problema de la nariz tapada es tan molesto como para interrumpir tu vida cotidiana. Si resulta que atraviesas esta etapa en época invernal, el síntoma será más evidente.

Podrías considerar, por otro lado, inscribirte en un curso prenatal para aprender lo que necesitas saber de cara a los próximos meses. Está demostrado que estos encuentros mejoran los resultados del parto.

Aliméntate de forma saludable. Es vital que tanto tú como el feto ingieran los nutrientes necesarios.

Lo que no deberías hacer

Trata de evitar las duchas prolongadas de agua caliente y la asistencia a los spa. El calor generado en estas situaciones se podría combinar con la dilatación de los vasos sanguíneos que ya existe en la gestación, potenciando el riesgo de hipotensión arterial.

No olvides el uso de un buen protector solar. Si estás cursando tu gestación en verano, sobre todo, la radiación ultravioleta puede incrementar el manchado de la piel.

Preguntas frecuentes en la semana 14 del embarazo

El embarazo no solo es esperar ansiosa el nacimiento del bebé; también es el proceso. Y con cada semana que pasa surgen nuevas dudas. Te damos respuestas a algunas de ellas.

1. Semana 14 del embarazo: ¿en qué mes estoy?

Tu bebé cada vez está más cerca de nacer. Ahora mismo te encuentras en el cuarto mes del embarazo. ¡Felicitaciones!

2. ¿Qué es el lanugo?

Es un vello fino y largo que brota de la cabeza del bebé y luego cubrirá todo su cuerpo. ¡No te alarmes! El bebé nacerá sin él o lo perderá siendo recién nacido, durante los primeros días. Aparece para formar una especie de barrera de protección.

3. ¿Es posible sentir a mi bebé a las 14 semanas?

Es probable que todavía no lo percibas. Para las mamás que ya tuvieron hijos antes, la semana 15 será quizás el inicio de las percepciones. En el caso de las primerizas se debe esperar hasta la semana 18, aproximadamente.

Semana 14 del embarazo y parece que las náuseas se han ido

La buena noticia, además de que tu bebé cada día está creciendo y desarrollándose más, es que parece que las náuseas, los mareos y los vómitos han desaparecido. Tu energía aumenta, sin embargo, debes tener cuidado si tus encías sangran demasiado. Es posible que sea normal estando encinta, pero un volumen exagerado podría ser peligroso.

En lo que respecta a tu futuro bebé, te hará feliz saber que su carita se acerca más al rostro definitivo. Por otro lado, ¡vive el embarazo intensamente! Disfruta de sacarte fotografías, contarle todo a tus amigos y familiares y planificar el futuro con tu pareja. Es una etapa hermosa que recordarás por siempre.

Te podría interesar...
Semana 15 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Semana 15 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 15 del embarazo el bebé alcanza el tamaño de una pera y la madre se siente mucho mejor. Te mostramos todo lo que debes saber.



  • Acosta-Andrade, Arison, et al. "Salud bucodental durante el embarazo: Artículo de revisión bibliográfica." Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud GESTAR. ISSN: 2737-6273. 4.7 (2021): 23-38.
  • Gluck, Ohad, et al. "The impact of childbirth education classes on delivery outcome." International Journal of Gynecology & Obstetrics 148.3 (2020): 300-304.