Semana 15 del embarazo

En la semana 15 del embarazo el futuro bebé mide de 10 a 11 centímetros y pesa unos 50 gramos.

En la semana 15 del embarazo la madre comienza a sentirse mejor, dejando atrás síntomas como las náuseas. El bebé, por su parte, adquiere ya el tamaño de una manzana. Es decir, mide de 10 a 11 centímetros.

 

El bebé en la semana 15 del embarazo

Es posible que en algunas ecografías el bebé deje ver su sexo. Además, sus brazos y piernas van creciendo y ya le es posible mover las articulaciones. Durante esta semana el niño comienza a desarrollar sus pulmones respirando el líquido que le rodea. De igual manera, le es posible saborear algunos alimentos a través del líquido amniótico.

Aunque mantiene los ojos cerrados, el bebé puede percibir la luz. También puede oír y reconocer la voz de la madre. También en este momento comienza a ganar peso, llegando a alcanzar unos 50 gramos.

En la semana 15 del embarazo el bebé pesa unos 50 gramos.

En la semana 15 del embarazo, el bebé aún no ha formado su esqueleto. Sin embargo, se puede ver su espina dorsal con las terminaciones nerviosas. Además, es capaz de levantar su cuello y manos. De hecho, en algunos casos puede verse al bebé metiendo uno de sus dedos a la boca.

“En la semana 15 del embarazo del bebé ya es capaz de oír y reconocer la voz de su madre”

El cuerpo de madre en la semana 15 del embarazo

  • El cambio más importante que percibe la mujer es su bienestar. Las hormonas comienzan a estabilizarse. Por lo que las sensaciones de náuseas o vómitos disminuyen considerablemente.
  • Por el mismo efecto de las hormonas, la piel y el cabello de la madre comienzan a relucir.
  • En madres que ya han tenido otros embarazos la barriga se hace notar. Mientras que en las primerizas, aún conserva un tamaño discreto.
  • Para evitar estrías o desgarros de la piel es necesario mantener la barriga humectada. Las cremas antiestrías tienen mayor efecto sobre esta zona. También es recomendable aplicarlas en la entrepierna, muslos y nalgas.
  • Hasta esta semana, las embarazadas suelen aumentar de peso en torno a los 5 kilos. En algunos casos puede ser más, debido a retención de líquido o a los hábitos alimenticios.   
  • Gracias a que el bebé comienza a percibir sabores, los especialistas recomiendan implantar una alimentación sana. Esta es la manera más sencilla de ir inculcando buenos hábitos al bebé.
  • En algunas mujeres con fragilidad capilar, la presencia de venas rotas o várices es común. Aunque se trata de un comportamiento por lo general genético, se pueden evitar con el ejercicio o movimiento de articulaciones.
  • El estreñimiento es otra de las características de la semana 15 del embarazo. Las razones son hormonales, consumos de hierro como suplemento vitamínico o la falta de ejercicio. Para minimizar sus efectos, la embarazada debe consumir fibra y grandes cantidades de agua.

La alimentación en la semana 15 del embarazo

Durante todo el proceso es primordial que la madre mantenga una alimentación balanceada. Sin embargo, en la semana 15 es posible que la ansiedad y los antojos aumenten. De ser así, la madre deberá mantener su constancia y comer aquello que no sea perjudicial para ella o el bebé. Lo cual no quiere decir que de vez en cuando no se pueda permitir algún capricho, como chocolate o dulces.

La falta de energía es común durante esta semana. Para ello se recomienda la ingesta de alimentos ricos en carbohidratos. Por ejemplo, las frutas, las verduras y los vegetales verdes. Sin embargo, consumir galletas, pan u otro carbohidrato complejo puede generar mayor cansancio debido a que son más difíciles de digerir y ponen al cuerpo en un estado neutro para lograr su digestión.

El embarazo es un momento especial para cualquier mujer.

Las proteínas son también fundamentales. No obstante, se debe tener cuidado con el consumo de pescado, entre otras cosas por su alto contenido de mercurio. Es recomendable verificar con el especialista cuáles son los pescados permitidos durante el embarazo. Además, es importante que la futura madre ingiera regularmente el complemento vitamínico recetado por su médico.

Recomendaciones para la semana 15 del embarazo

  1. Respetar el descanso. Debido a que las embarazadas se sienten más activas en esta semana, muchas olvidan la importancia de descansar. La madre debe procurar dormir 8 horas seguidas cada noche. También hay que descansar durante el día, según la actividad desarrollada.
  2. El ejercicio es un buen aliado para aliviar las molestias del cuerpo de una embarazada. Además, será de gran ayuda para el momento del parto. Los ejercicios de relajación como el yoga son ideales, al igual que una rutina sencilla de ejercicios suaves en el gimnasio.
  3. Disfrutar el momento. Hablar con el bebé y conectarse con la barriga cada día beneficiará la preparación mental de la madre para el parto.

Cuidar de ti y de tu bebé es muy fácil, no desaproveches las oportunidades que tienes a tu alcance de sentirte bien.

Categorías: Etapas del embarazo Etiquetas:
Te puede gustar