Ejercicios físicos durante el embarazo

Agetna · 12 marzo, 2016

Los ejercicios físicos durante el embarazo pueden ser beneficiosos tanto para ti como tu hijo. Pero antes de practicarlos, primero, debe examinarte un especialista en ginecología para darte el alta médica y decirte cuándo puedes comenzar.

Ten presente que aunque a simple vista te veas bien y tengas fuerzas para hacer deporte, solo el médico puede decirte si te encuentras apta para ellos.

En el caso de que exista algún tipo de problema con tu gestación y los ejercicios pongan en riesgo tu bienestar físico y la vida de tu hijo no podrás practicar deporte.

Pero bien, si todo está correcto, la actividad física durante el embarazo van a ayudarte a:

Controlar tu peso
• Aumentar tu flexibilidad
Reducir la aparición de celulitis en glúteos, muslos y brazos
• Aliviar el dolor en las articulaciones
Mejorar la circulación sanguínea sobre todo en tus piernas
Prepararte para el trabajo de parto
• Agotar tus energías para posibilitar que duermas mejor durante las horas de sueño
• Fortalecer tu musculatura
• Mejorar tu capacidad física en general para sentirte con más vitalidad
Favorecer la expulsión de líquidos. Esto hace que disminuya la aparición de edemas
• Corregir posturas y dar más vigor a los músculos de tu espalda. Esto te ayudará a aliviar los dolores lumbares tan frecuentes en este período

Entonces, ponte las pilas y ¡dale más energía a esas piernas que se cansan apenas comienzan a caminar!

Ejercicios físicos que se pueden hacer durante el embarazo

Son muchos los ejercicios físicos que puede hacer una mujer embarazada:

• Yoga
• Pilates (de bajo impacto)
• Aerobios (sin saltos ni movimientos bruscos)
• Baile
• Natación
• Caminar cortas distancias

Pero existe uno que es fundamentalmente bueno para este período porque alivia los dolores lumbares tan frecuentes durante el embarazo. Nos referimos a la hidrogimnasia o gimnasia acuática.

A continuación te hablamos sobre ella.

woman-358767_640

Gimnasia acuática para embarazadas

La hidrogimnasia o gimnasia acuática es sumamente efectiva para aliviar los malestares presentes en el embarazo, sobre todo aquellos que aparecen en la región lumbar.

Y es que cuando practicas cualquier otro ejercicio físico tus movimientos, agilidad y energía en general se ven limitados por el peso de su barriga.

Pero toda vez que entras al agua el peso de tu vientre se aligera y esto hace que tengas más libertad para moverte, la fuerza de gravedad no tire tanto de tu espalda y no padezcas del síndrome del dolor lumbar.

El síndrome del dolor lumbar es producido por lesiones crónicas en la columna lumbar: vértebras, ligamentos, articulaciones, músculos y raíces nerviosas.

Aparece además luego de cargar pesos de manera inadecuada.

La escoliosis, el estrés, la depresión, la artritis reumatoide, la osteoporosis, y los padecimientos de los órganos que rodean la columna como los riñones, por ejemplo; entre muchas otras causas, también ocasionan los molestos “dolores de espalda” tan difíciles de aliviar.

Pero aun cuando una mujer embarazada no haya padecido de ninguno de estos trastornos antes de su gestación, no es extraño que a medida que el vientre crezca sufra un dolor casi crónico en la zona lumbar.

Gracias a la presión del agua todos los ejercicios que se practican dentro de la piscina pasan a ser de bajo impacto por lo que también se amortigua el daño a las articulaciones.

Ejercicios físicos durante el embarazo

pregnant-775028_640

Para el final hemos dejado algunos consejos que pueden servirte a la hora de practicar deporte.

Sea cual sea el ejercicio que elijas:

Bebe abundante agua durante los entrenamientos
Usa ropa holgada y con la que te sientas cómoda
• Que el ejercicio no suponga una carga más, practícalo solo cuando desees y sientas que te hace feliz
Busca ayuda especializada. Puede que antes de salir embarazada practicaras deporte y creas que conozcas sobre el tema. Pero ten presente que ahora que ya no estás “solita” la intensidad, la velocidad y las rutinas no deben ser las mismas
• Para finalizar, regálate varios minutos luego de los entrenamientos. Relájate, escucha un poco de música, cierra los ojos y libera tu mente.