Amor entre madre e hija, vínculo mágico

La relación entre las niñas y sus mamás está llena de una complicidad única que solo ellas podrían explicar. Descubre cómo cuidar de ese amor tan especial.
Amor entre madre e hija, vínculo mágico

Última actualización: 14 julio, 2022

El cariño materno no conoce de límites y cobija con su protección tanto a niñas como a niños. Sin embargo, el amor entre madre e hija es inexplicable y empuja a las mujeres a ser un buen ejemplo para sus pequeñas. Al inculcar consejos de vida indispensables para que confíen en sí mismas y descubran que con esfuerzo y con dedicación se pueden lograr las metas.

En la mayoría de los casos, el rol de una madre sobre la vida de sus hijas es determinante. Las mamás son el principal ejemplo por seguir de las niñas y, dependiendo del amor y las lecciones que les brinden al pasar los años, será el grado de conexión que compartan. Sin duda, un vínculo mágico que debe ser cuidado al máximo.



5 claves para fortalecer el amor entre madre e hija

Es común que en algunos momentos las mamás puedan llegar a tener roces con sus pequeñas (como en cualquier otra relación). No obstante, en la forma en la que se enfrentan los problemas, radica el amor que ambas experimentan. La compañía de la madre es indispensable en la vida de toda mujer.

Estos son algunos consejos de gran ayuda:

1. Fomenta el respeto y la confianza

Procura brindarles a tus hijas un ambiente seguro en donde reine la confianza y el respeto. La complicidad entre una madre y su niña solo puede describirse cuando se es mamá. Así que valora la compañía de tu pequeña y ve guiándola en su camino para convertirse en una mujer llena de cualidades y valores familiares.

Camina de la mano de tu hija, bríndale tiempo de calidad y compartan momentos únicos que queden plasmados en la memoria.

Para ello, emplea una crianza positiva y hazle saber a tu hija mediante las acciones qué tan importante y valiosa es. No es de sorprender que las mujeres suelan conectar a niveles más profundos y emocionales con sus hijas. Ya que ellas mismas han pasado por el mismo camino y saben qué es lo que sucede en cada etapa del crecimiento de sus pequeñas. Sé esa mentora que te habría gustado tener. 

2. Cultiva la autoestima y el amor propio

La imagen que las niñas tienen de sí mismas se ven muy permeada por la manera en la que las perciben sus padres. Por tal motivo, cultiva la autoestima en tus hijas y el amor propio. Resalta sus talentos y cualidades y edúcala con cariño para ser una mejor versión de sí misma. Esto le permitirá no dejarse afectar frente a comentarios malintencionados.

Evita el uso de etiquetas negativas o frases dichas a la ligera. Muchas veces las mamás y los papás no son conscientes del impacto que tienen las palabras sobre los niños. Así que, intenta comunicarte de una manera positiva y hacer que las niñas tengan una relación saludable y amorosa con ellas mismas.

3. Exalta los talentos por encima de la belleza

No tiene nada de malo recordarles a las niñas lo hermosas que son, ya que es una bella cualidad que merece ser admirada. Sin embargo, toda mamá quiere que su hija sea una mujer fuerte e independiente que no necesite de la ayuda de un príncipe azul que venga en su rescate. Y para eso es necesario promover las habilidades y la inteligencia emocional por encima de la belleza.

Sé un ejemplo de empoderamiento femenino para tus hijas y demuéstrales que pueden lograr todo lo que deseen. Fomenta la equidad de género tanto adentro como afuera del hogar.

Así que, anímala a seguir cultivando sus hobbies, llénala de felicitaciones cuando le vaya bien en el colegio y enséñale que el valor de cada persona radica en el interior y no en la apariencia. Que está bien ser una princesa si es lo que ella desea, pero que las guerreras son aquellas mujeres que buscan su felicidad propia sin depender de su físico.



4. Utiliza el diálogo como un aliado

Habrá algunos momentos en la vida de las niñas en los que solo sus mamás podrán ayudarlas. Desde temas biológicos y problemas emocionales, hasta cosas íntimas y de primeros amores. Por tal razón, utilizar el diálogo como una herramienta para mejorar la relación es indispensable. Ya que les hace saber a las hijas que siempre podrán contar con el apoyo de sus mamás.

5. Camina al lado de tu hija

Sin importar que ya la niñez haya pasado y poco a poco las hijas comiencen a demandar su propio espacio. Permanece a su lado de forma respetuosa y empática como un gran refugio en el que puedan descansar cuando necesiten cargarse de energía.

Por lo que, si quieres mejorar el vínculo con tu pequeña, nunca la abandones por más difícil que pueda parecer el camino. No permitas que un mal manejo de las emociones te impida conectar de manera profunda con tu hija.

El amor entre madre e hija es muy poderoso

Aunque según algunas creencias populares los niños suelen ser más cercanos a sus madres y las niñas a sus padres, esto está muy lejos de ser cierto. Algunas pequeñas por instinto natural gravitan más en torno a sus mamás y viceversa.

Recuerda que el éxito de una buena relación con los hijos se basa en la forma en la que conectamos con ellos, al acompañar y brindar todo nuestro amor. Así que, ten en cuenta estos consejos, pues se tratan de claves indispensables para que las madres puedan conocer y acercarse más a sus hijas.

Te podría interesar...
Trata de ser la madre que le hubiera gustado tener a tu niña interior
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Trata de ser la madre que le hubiera gustado tener a tu niña interior

Descubre la importancia de ser la madre que a tu niña interior le hubiese gustado tener. Te ayudará a dar una mejor educación a tus hijos.