Carta para mi hija: no necesitarás un príncipe que te salve, te enseñaré la importancia del amor propio

Si tienes una hija, deberías compartir estas palabras con ella para fomentar el amor propio.
Carta para mi hija: no necesitarás un príncipe que te salve, te enseñaré la importancia del amor propio
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Escrito por Génesis Romero

Última actualización: 08 febrero, 2022

No existe amor más puro e incondicional que el de una madre. Este vínculo representa la primera base de un conjunto de relaciones que le tocará vivir a cualquier infante. Por eso, y como dice esta carta, vale la pena recalcarle a tu hija que no necesitará un príncipe que la salve.

Y es que no hay nada mejor que fomentar una relación consciente en donde cada persona, desde su rol, asuma la responsabilidad de generar un lazo sano. Especialmente, cuando se trata de la crianza de una niña y de la construcción de su amor propio.

No necesitarás un príncipe: “te amo y creo en ti”

Eres el momento más inédito que me pudo pasar jamás y por esta razón, quiero tejer unas alas llenas de amor propio para ti. Te declaro que estoy asustada, pues no sé cuánto tiempo me quede en esta vida para protegerte.

No hay nada mejor que saber que mañana es otro día para recordarte que te amo y que creo en ti. No eres la pequeña niña de ayer, pero para mí siempre serás mi niña. Amo tu vulnerabilidad, pero al mismo tiempo me asusta.

No puedo evitar pensar en que algo malo podría pasarte en el futuro y por eso quiero tejerte estas alas de amor propio. Allá afuera hay un mundo que no es tan bello como piensas y deseo que sepas cómo amarte a ti misma antes de verlo.

mamá y su hija

Aléjate donde no te amen

Amar implica ser responsable de lo que sentimos y hacemos sentir, pero no todas las personas están listas para asumir esa responsabilidad afectiva que implica enamorarse. Así que, aunque tú te enamores, algunas personas te rechazarán. No te quedes con él o ella, no le insistas y jamás ruegues por el amor ajeno. No necesitarás un príncipe que te salve.

Las otras mujeres son tan bellas como tú

Quiero agregar a tus alas de amor propio un poco de sororidad, para que siempre estés del lado de las otras mujeres. No hace falta que te compares con tus amigas ni que sientas envidia por ellas.

Cada una de nosotras puede destacar sin pasar por encima a la otra. De hecho, ayudar a una amiga habla mucho acerca de tu seguridad y tu empatía.

Nuestra visión frente al espejo nunca es el reflejo de quién eres

Aun cuando estés sin maquillaje y sin un gran peinado, recuerda que eres hermosa. Lo que refleja el espejo es tan solo una pequeña fracción de quien eres, nunca permitas que el mundo convierta tu físico en tu prioridad.

En un mundo hostil, a veces tendrás que demostrar fortaleza

No puedo dejarte vivir en una burbuja, pues a veces el dolor llega sin avisar y la tristeza se hace presente en tu vida.

Pero quiero que recuerdes que esos malos ratos son los que te enseñan a apreciar más de la vida y los que te hacen feliz. Mientras tanto, te brindo mis brazos como tu mayor consuelo.

Siempre estaré para ti y, aunque yo no esté, recuerda que no necesitarás un príncipe que te rescate. El amor que te mereces es uno lleno de lealtad y de honestidad. Los príncipes solo saben estar llenos de ego.

No permitas que te conviertan en una segunda opción o en la chica segura de respaldo. Tú eres valiosa, poderosa, inteligente y muy fuerte, nunca dejes que un hombre te quite todo eso. Recuerda que el verdadero amor es libre y que aquella persona que pretenda quitarte tu libertad no te ama.

Mi niña, tú no necesitas a nadie que te solucione la vida, tú eres suficiente para luchar por tus propios sueños.

amor de madre hija

Lo que los expertos opinan

Según el Child Mind Institute, organización sin fines de lucro en Nueva York, puedes ayudar a tus niña a tejer unas alas de amor propio a través de estos siguientes consejos:

  1. Haz que acepte su cuerpo, que lo ame y que lo cuide.
  2. Déjala tomar sus propias decisiones. Respétala y permítele afrontar sus consecuencias.
  3. Promueve su participación en deportes de equipo, en los cuales pueda desarrollar su fortaleza individual y en conjunto.
  4. Celebra sus esfuerzos y sus logros, pero no señales su desempeño.
  5. No hables mal de otras mujeres.
  6. Demuéstrale tu amor y cómo es tener una relación con responsabilidad afectiva.

Como ves, hay muchas formas de fomentar la autoconfianza y el amor propio en tu hija. Solo hay que poner en práctica algunos hábitos para que crezca y se desarrolle segura de sí misma.

Te podría interesar...
Trata de ser la madre que le hubiera gustado tener a tu niña interior
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Trata de ser la madre que le hubiera gustado tener a tu niña interior

Descubre la importancia de ser la madre que a tu niña interior le hubiese gustado tener. Te ayudará a dar una mejor educación a tus hijos.