Semana 27 del embarazo

¿Qué ocurre durante la semana 27 del embarazo? ¿Cuáles son los cambios en el bebé y en la madre?

La semana 27 del embarazo encuentra a madre e hijo más unidos. El bebé continúa su evolución hacia el nacimiento. La mamá avanza también en su preparación para dar a luz.

Todo se va adaptando e integrando. El ritmo cardíaco se vincula al del bebé. Sus estados de ánimo influyen directamente sobre el niño.

Las sensaciones que experimenta la mujer son muy minuciosas. En la semana 27 de embarazo se percibe cada movimiento de brazos y piernas del niño. Hasta puede sentir que tiene hipo.

Madre e hijo se comunican y se entienden. De esta forma, la mamá se dará cuenta cuando su bebé está reposando y cuando está inquieto. Acariciando su vientre logrará calmarlo.

La mamá en la semana 27 del embarazo

  • El vientre crece aceleradamente. El útero está casi totalmente ocupado por el bebé. Esto genera a la mujer algunas molestias y dificultades para moverse y descansar.
  • Se incrementan los antojos, es probable que sean una señal de lo que el cuerpo está necesitando. Por tanto, si es posible debe atendérselos. Por ejemplo, si aparecen antojos de helado, puede ser que el organismo esté necesitando grasas y calcio.
    La semana 27 del embarazo
  • Aparecen síntomas nuevos, como dolores de espalda, en la pelvis y en la parte posterior de los muslos. Se deben a que el cuerpo se está preparando para el gran momento. Los huesos y los músculos adoptan la posición adecuada para el parto.
  • Los cambios de humor se vuelven frecuentes e inexplicables. La mamá pasa rápidamente de la alegría a la tristeza, sin que existan motivos para ello.
  • Es posible que aumente el apetito, la mujer sentirá ganas de comer a toda hora. Es una etapa del embarazo en el que debe cuidarse especialmente el aumento de peso. La vida sedentaria del momento unida al apetito constante aportará kilos de más; si no se controlan, puede afectarse el momento del parto.
  • Los calambres ocurren con gran frecuencia, especialmente en las piernas. Generalmente, afectan a la mujer durante la noche. Ponerse de pie y caminar durante algunos minutos es la mejor forma de contrarrestarlos. Un buen masaje en la zona afectada también ayuda.

Cambios en la piel y aumento de pecho

  • En algunas partes del cuerpo, la piel se oscurece. Se manifiesta claramente la llamada “línea alba”, que atraviesa en forma vertical el abdomen. Es una línea oscurecida, con una tonalidad marrón. Estos oscurecimientos de la piel se deben a la concentración de melanina.
    La línea alba en la semana 27 del embarazo.
  • Los pechos siguen creciendo y muestran pequeñas venas bajo la piel. Es importante hidratarlos con cremas específicas para evitar las estrías. Los pezones se oscurecen y aparecen pequeños bultitos, que son totalmente normales.
  • Es momento de empezar con los cursos de preparación para el parto. Estos cursos permitirán a la mujer entender detalladamente cada momento hasta el nacimiento. Será una buena oportunidad de aclarar dudas.

El bebé en la semana 27 de embarazo

EL bebé mide alrededor de 37 cm, desde la cabeza hasta el talón. Pesa poco más de 1 kg. Ocupa ya casi todo el espacio del útero.

Su cuerpo acumula grasa rápidamente. Esta grasa permite mantener equilibrada la temperatura en su entorno. También es una fuente de calorías que utilizará durante los primeros días luego de nacido.

Si se realiza una ecografía en tres dimensiones en la semana 27 de embarazo, se visualizará nítidamente al bebé por partes. Se verán los rasgos de su rostro, el tamaño de sus manos y pies, y algunos movimientos.

La semana 27 del embarazo es la etapa en la que los órganos internos terminan de formarse. En general el aparato digestivo y respiratorio experimentan una rápida maduración.

También evoluciona el sistema nervioso y el pequeño comienza a mover los párpados. Abre y cierra los ojos, se chupa el dedo, alterna períodos en los que duerme con otros en los que está despierto.

 

Sugerencias para la semana 27 del embarazo

  • Al sentir al bebé, es el momento de aprender a conocer sus necesidades. Por ello, la madre debe intentar acompañarlo en sus momentos de descanso. Si lo nota demasiado inquieto durante la semana 27 del embarazo, se relajará para que el bebé también lo haga.
  • La alimentación saludable es fundamental, especialmente a base de frutas y verduras.
  • Es conveniente preparar una lista con dudas para consultarlas con el obstetra.

El tiempo va pasando rápidamente, y ya queda muy poco para que el bebé vea la luz del mundo exterior.

Categorías: Etapas del embarazo Etiquetas:
Te puede gustar