¿Qué es la pedagogía infantil?

Conoceremos en este artículo qué es la pedagogía infantil y cuáles son sus principales características.
¿Qué es la pedagogía infantil?
María Matilde

Escrito y verificado por la pedagoga María Matilde.

Última actualización: 12 septiembre, 2022

La pedagogía infantil es una rama de las ciencias pedagógicas que vincula educación, prácticas educativas e infancia en sus aspectos biológicos, sociales e históricos.

Invita a reflexionar sobre el quehacer docente en cada contexto, comprendiendo el alcance de las relaciones que se establecen en el proceso de aprendizaje. Igualmente, busca comprender a los estudiantes para mejor ubicar los estilos de aprendizaje y las propuestas curriculares, acordes con el proyecto de sociedad planteado.

La pedagogía

La pedagogía como disciplina o como ciencia tiene como objeto de estudio el fenómeno educativo y la enseñanza en toda su complejidad. Considerada una ciencia aplicada de carácter psicosocial, tiene la intención de analizar, organizar y perfeccionar la educación y la formación de las personas,  según determinados fines.

Dichos fines estarán en concordancia con los criterios que una sociedad establece sobre cómo deben ser y comportarse los individuos que la conforman.

¿Qué es la pedagogía infantil?

Con la ayuda de otras ciencias como la filosofía, sociología o la psicología, la pedagogía estudia la educación como un fenómeno complejo que ha de ser abordado desde una perspectiva multidisciplinar. A su vez, la pedagogía se concreta en la planificación, ejecución, y evaluación, de metodologías y técnicas que faciliten los procesos de enseñanza y aprendizaje.



¿Qué es la pedagogía infantil?

Como su nombre indica, la pedagogía infantil se considera una disciplina cuyo objeto de estudio son los niños, la primera infancia. Es decir, estudia los primeros años de vida de las personas.

Como rama de estudio o tipo de pedagogía específica, analiza los procesos de maduración, desarrollo y crecimiento de los niños. Y se centra en las competencias que se adquieren en la primera etapa de la vida, en tanto cimientos fundamentales para el futuro desarrollo vital de una persona.

Además, la pedagogía infantil considera en sus estudios la relación de los procesos madurativos con los distintos determinantes, sociales, ambientales, económicos, entre otros, según el contextos.

Por lo tanto, un profesional de la pedagogía infantil se encarga de crear, organizar, ejecutar, y evaluar estrategias, métodos y recursos didácticos. Los cuales permitan a los niños en la etapa infantil ir adquiriendo nuevas habilidades acordes a sus etapas de maduración.

El objetivo es la planificación de situaciones de enseñanza que estimulen y posibiliten el desarrollo de los niños. Un desarrollo entendido, en sentido amplio, en un nivel físico y biológico, así como psicológico, cognitivo, social y emocional.

Características de la pedagogía infantil

A modo de síntesis, podríamos decir que las principales características de la pedagogía infantil y de las acciones que desarrolla un profesional de esta disciplina son:

  • Comprender las necesidades educativas de los niños, de forma individualizada, y los contextos vitales en los que se desenvuelven.
  • Dar respuesta a las necesidades educativas de los niños en absoluta correspondencia con sus momentos y etapas evolutivas.
  • Favorecer la formación de niños autónomos y con pensamiento crítico.
  • Colaborar con la familia y con los centros educativos.
  • Diseñar, coordinar, ejecutar y evaluar programas de formación. Tanto en centros escolares como en otros ámbitos, como empresas, ONG’s, asociaciones, etc.
  • Elaborar y analizar políticas educativas que incidan en una mayor atención, subvenciones, investigación y formación para la etapa de la educación infantil.
    ¿Qué es la pedagogía infantil?

Pedagogía infantil y continuidad psicoevolutiva

En el desarro llo psicoevolutivo hay aspectos psicomotores, cognitivos, comunicativos y socioafectivos. En cuanto al psicomotor el niño controla, coordina, afianza, afina y precisa sus movimientos.

Entre los 3 y 6 años se define la lateralidad junto a la coordinación visomanual. La pedagogía infantil interpreta estos momentos como base del aprendizaje de la lecto-escritura, sumando los elementos simbólicos, el esquema corporal y la estructuración espacio-temporal.

De los 2 a los 7 años el niño adquiere la conducta intencional y el concepto de objeto permanente, esto es, que existe independientemente de su presencia física.

Con el desarrollo de las representaciones mentales y de la función simbó lica, el niño llega a procesar varias situaciones o acontecimientos de forma simultánea.

Y a los 7 años, como afirma la orientadora educativa Susana Tamayo, construye desde su egocentrismo representaciones de la realidad y, en general formas de pensamiento precientífica y prelógica, caracterizadas por: irreversibilidad, estatismo, yuxtaposición, sincretismo, egocentrismo (animismo, realismo, fantasía) y pensamiento trans ductivo.

Con vistas a la transición entre cada una de estas etapas, la pedagogía infantil brinda para la reflexión de docentes y padres, elementos para comprender el desarrollo de los niños, con el fin de estimularlo.

Perfil del pedagogo infantil

E l profesional de la pedagogía infantil se caracteriza por reflexionar sobre su hacer y saber . Es un estudioso de su práctica educativa y la sistematiza, ubicándola en el marco de corrientes tanto históricas como actuales de la ciencia pedagógica.

Se puede decir que la acción educativa es a la pedagogía lo que la práctica a la teoría. Así el ciclo que describe la acción-reflexión sería este: el hacer docente, observado y analizado se convierte en saber , el cual retorna al aula como praxis para ser nuevamente evaluada.

Siguiendo estas ideas es importante establecer dos cosas:

  • Saber algo no implica necesariamente saber enseñarlo.
  • Las formas de enseñar cambian con el paso del tiempo.

El pedagogo infantil indaga el estado de la enseñanza actual y la compara en el devenir histórico para reconocer el paradigma educativo en el que se enmarca. Lo hace para elegir el que mejor se adapta a una situación concreta.

En tal sentido, e valúa escenarios y toma decisiones, sobre la base científica de la experiencia y la evidencia.

Comprende desde la noción de educación que se maneja en un determinado momento, el tipo de niño que se desea educar en función de la sociedad que se quiere construir.

Para ello se pregunta, ¿qué debemos enseñar?, ¿cómo aprenden los niños?, ¿cómo enseñamos?

El pedagogo infantil ha de llevar un diario, herramienta metodológica que le permitirá registrar lo que sucede en clase. El diario de campo es el eslabón entre la teoría y la práctica: favorece la reflexión sobre la praxis, permite evaluar lo sucedido y planificar escenarios futuros de trabajo.



Precursores de la pedagogía infantil

En los fundamentos de la pedagogía infantil se encuentra el reconocimiento de la naturaleza del niño, de sus intereses y características particulares. Desde que existe como ciencia, el niño y la infancia en general están en el centro y es a partir de aquí, que irradian las acciones y reflexiones para educarlo en libertad.

Tres maestros son insoslayables en esta tarea: Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), Heinrich Pestalozzi (1746-1827) y Friedrich Fröbel (1782-1852).

  • Jean-Jacques Rousseau. La clave de su pensar pedagógico la encontramos en el respeto a que que sea el niño por sí mismo quién desarrolle y satisfaga de forma natural sus inquietudes y necesidades de conocer lo que lo rodea. Para Rousseau lo fundamental es la consecusión de la felicidad, de modo que la educación debe fomentarla evitando el autoritarismo.
  • Heinrich Pestalozzi. Parte de la observación de la naturaleza y de la experiencia. Para él es fundamental la libertad de las personas en la sociedad. En su teoría plantea que la educación debe estar consciente de las circunstancias que rodean a cada persona y conducirse basada en la naturaleza espiritual y física del niño.
  • Friedrich Fröbel. Es el creador de los kindergärten, centros de educación integral para la infancia. Consideró al niño como un “ser con capacidad para percibir, reflexionar y ejecutar”. Y concibió el juego como forma de vida básica en la infancia.

“Asignad a los niños más libertad y menos imperio, dejadles hacer más por sí mismos y exigir menos de los demás”

J. J. Rousseau

El juego, principal herramienta metodológica de la pedagogía infantil

El juego tiene un papel fundamental en el desarrollo integral de los niños, por lo que la pedagogía infantil recurre a él con fines educativos. Este facilita el aprendizaje haciéndolo más ameno y divertido. Con lo cual, el juego se convierte en un recurso didáctico por excelencia dentro de la pedagogía infantil.

Esto es así porque permite desarrollar el objeto de estudio de la disciplina, que es el aprendizaje de los niños en edad infantil, y ayuda a conseguir el objetivo del profesional de la pedagogía.

El cual no es otro que el de promover, mediante el aprendizaje, un correcto desarrollo, físico-motor, intelectual, creativo, emocional, social y cultural de los niños.

Te podría interesar...
Las etapas del desarrollo madurativo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Las etapas del desarrollo madurativo

Las etapas del desarrollo madurativo tienen sus propias características. Aprende más sobre ellas en este artículo y acompaña a tu hijo en su desarr...