La sistematización en pedagogía

26 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga María Matilde
En este artículo hablaremos sobre el concepto de sistematización y el papel que juega en pedagogía.

La pedagogía se nutre de otras ciencias como la psicología o la filosofía, y de determinadas herramientas y procedimientos. En este caso, analizaremos el papel de la sistematización en pedagogía.

La pedagogía como disciplina

La pedagogía es la disciplina que tiene como objetivo la organización de la educación, en general, y de la enseñanza, en particular, para poder conseguir determinados fines. Dichos fines están en concordancia con los criterios que una sociedad establece sobre cómo deberán ser los individuos que la conforman.

La pedagogía estudia la educación como un fenómeno complejo, y se concreta en metodologías y técnicas que faciliten los procesos de enseñanza – aprendizaje mediante su planificación, ejecución y evaluación. En otras palabras: podríamos decir que la pedagogía es la ciencia que se ocupa de la formación de la persona.

Mediante un proceso planificado de enseñanza, es la encargada de que las personas adquieran los conocimientos necesarios y desarrollen la personalidad adecuada para la convivencia en sociedad.

La sistematización en pedagogía.

La sistematización como modalidad de investigación

Toda disciplina requiere de un proceso de investigación permanente para ir conformándose como tal y para seguir asentando sus bases teóricas y conceptuales.

Para ello, recurre a distintas estrategias investigativas que le permiten obtener información sobre la que reflexionar y crear nuevos saberes.

La sistematización, entonces, hace referencia al estudio de la práctica de los sujetos en un ámbito educativo, para convertir a esos actores en sujetos productores de saber. Tiene como objetivo conocer los sentidos que las personas le otorgan a sus prácticas, reflexionar sobre ella y producir un nuevo saber que la transforme y mejore.

En palabras más simples: la sistematización se trata de una descripción, de una reconstrucción lo más objetiva posible de una realidad concreta. Se trata de estudiar una realidad sin ninguna hipótesis o idea preconcebida, sino simplemente recogiendo, de la manera más fiel posible, las voces de los mismos actores en su propio tono y narrativa.

La sistematización en pedagogía

Una vez definida la sistematización como modalidad investigativa, queremos destacar el papel que juega la sistematización en pedagogía. Una sistematización de experiencias educativas y escolares tiene como propósito aportar a la transformación y mejora de la institución educativa.

Lo que la sistematización permite en el campo educativo es proporcionar información clave  y comprender los procesos y acciones de los sujetos educativos, tal y como ellos lo viven, enuncian y describen.

Esta información podrá estar relacionada con una multiplicidad de ámbitos, niveles, situaciones, elementos, variables, opiniones, logros, innovaciones, etc.

A su vez, esta información, junto con la consideración de un contexto institucional particular, deberá ser estudiada y analizada con el objetivo de poder mejorar la realidad institucional.

La sistematización en pedagogía.

Pasos y elementos necesarios para la sistematización en pedagogía

Dado que se trata de un proceso minucioso y exhaustivo, se requieren una serie de pasos para poder llevar a cabo la sistematización en pedagogía. Ellos son:

Registro de las experiencias

La información es la clave, y esta deberá ser clara, precisa y exhaustiva. Se deberán utilizar todo tipo de apuntes y diarios de campo, incluso también otros tipo de soportes de información, como grabaciones, filmaciones, fotografías, etc.

Diseño de un instrumento para poder ordenar la información recolectada

En función de los objetivos preestablecidos o propósito de la sistematización, los datos deberán ser ordenados, clasificados y codificados, para poder ser luego interpretados.

Análisis e interpretación de  la información

Este paso supone analizar las prácticas sobre la base de la información obtenida, identificando tanto los puntos positivos y fortalezas como otros aspectos que pueden estar influyendo de forma negativa en la realidad escolar.

Para concluir, y respecto a este último paso, es importante poder hacer una interpretación crítica de todo el proceso vivido, considerando siempre la perspectiva, la voz, y el sentido que cada actor le otorga a su propia práctica.