El kindergarten de Federico Froebel

2 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga María Matilde
En nuestros días, es indiscutible la importancia que tienen los jardines infantiles como espacio escolar para atender las necesidades educativas específicas de la etapa infantil. Conoceremos en este artículo los aportes realizados por el pedagogo Federico Froebel en la constitución de los denominados 'kindergarten'.

Friedrich Fröebel o Federico Froebel, nacido el 21 de abril de 1782 en Alemania, fue un pedagogo alemán que creó el concepto de ‘kindergarten‘ o ‘jardín de infancia’.  Los jardines de infancia responden a un programa pedagógico desarrollado por Froebel a partir de la necesidad de atender pedagógicamente al niño en edad preescolar y a través del juego.

Freobel es considerado por muchos como el fundador de la educación infantil, ya que se encargó de pensar y organizar esta etapa educativa según criterios, metodologías, recursos y materiales didácticos concretos.

Historia de los kindergarten de Federico Froebel

El kindergarten surge como alternativa de reforma de la educación preescolar tradicional. Es decir, como una forma de romper con un modelo de escuelas masificadas y de arquitectura cerrada que no contemplaba el contacto directo de los niños con su entorno natural.

Además, Froebel se replantea también la estructura de la familia y sus prácticas de crianza, las cuales debían verse, según él, reforzadas por una educación en el ámbito público y profesional de una institución.

Froebel fue discípulo de Pestalozzi, quien delegaba gran parte de responsabilidad sobre la educación de los niños en las madres y en el hogar. En cambio, Froebel, si bien toma esta idea inicial, defiende, además, una educación que continuase con esta labor, pero fuera del ámbito familiar.Niños disfrutando en el kindergarten o jardín de infancia.

Para Froebel debía existir, además de una función educativa asignada a las mujeres, al igual que sostenía Pestalozzi, una institución pública que se encargase de la formación en la ciudadanía de los niños en edad preescolar.

Con lo cual, el jardín de infancia representaba un compromiso entre la educación de los hijos en el hogar y la desarrollada en una institución. Limitando sus sesiones a tres o cuatro horas del día, el jardín de infancia pretendía completar y no suplantar a la familia.

En 1937 abrió su primera guardería, a la que tres años más tarde denominaría ‘kindergarten‘. Y, precisamente, eligió ese nombre porque se trataba de un lugar donde los niños eran considerados plantas de un jardín y el maestro hacía la función de jardinero.

Su ideas pedagógicas desarrolladas y puestas en práctica en los modelos de institución denominados kindergarten se extendieron posteriormente por toda Europa y por diversos países de todo el mundo, hasta nuestros días.

Características principales de los kindergarten

El principal objetivo de los jardines de infancia era ofrecer una educación natural e integradora en un espacio escolar organizado pero a la vez abierto, dinámico y flexible, y en el que los niños pudieran desarrollarse y expresarse plenamente.

Los métodos pedagógicos de Froebel utilizados en los jardines de infancia intentaban despertar a los niños su conciencia respecto de su relación con el todo y con la diversidad, y en una permanente armonía. A través de canciones, juegos y juguetes se trabajaba la expresión corporal y la cooperación con los demás.

La disciplina se orientaba a cultivar la naturaleza del niño y no a coartarla, concediendo especial importancia a la actividad espontánea del niño. Así pues, Froebel procura por medio de la educación un desarrollo completo del niño intentado que este sea:

  • Activo. Despertando a las capacidades creadoras a través de la acción y por medio del juego, que es el que los conecta con el mundo.
  • Sensible. Fomentando su percepción y desarrollo de sus órganos sensoriales a partir del contacto con el mundo, los seres y los objetos que los rodean.
  • Cognitivo. Producto de ese contacto con el mundo y con la realidad.

Los ‘dones’ para aprender en el kindergarten

Para poder conseguir sus objetivos educativos, Froebel desarrolla una metodología basada en el uso de materiales de objetos simples, creando los denominados ‘dones’ o ‘regalos’. Estos eran objetos sólidos sobre la base de figuras geométricas (cubo, cilindro y esfera), cuya complejidad va en aumento. Y se constituían en materiales didácticos específicos para que los niños jugaran y realizaran distintas actividades didáctico-formativas.

La intención de Froebel era que, por medio de estos materiales, los niños pudiesen adquirir destrezas manuales y ejercitar los sentidos a la vez que aprendían la representación de la forma, el color, el movimiento, la materia, y su asociación con la palabra.Niños en el jardín de infancia o kindergarten.

Los dones estaban constituidos por:

  • Color: seis bolas de estambre con los colores del arco iris.
  • Forma: bola, cilindro y cubo de madera.
  • Número: un cubo desarmable en ocho cubos más pequeños.
  • Extensión: un cubo desarmable en ocho paralelepípedos.
  • Simetría: un cubo desarmable en 27 cubitos.
  • Proporción: un cubo desarmable en 27 cubitos paralelepípedos pequeños.
  • Superficie: tablillas de madera, cuadradas enteras y medios cuadrados de distintos colores.
  • Líneas y contornos: listoncillos de distinta longitud, círculos de metal completos, semicírculos y cuadrantes, todos de diferentes colores.
  • Puntos: piedrecitas, lentejas, guisantes, trocitos de cartón.
  • Reconstrucción: palillos y bolitas de plastilina para volver desde el punto a la figura.

Consideraciones finales

Para conseguir sus fines educativos, aparte de los juegos y el trabajo con los ‘dones’, Froebel trabajaba con los niños con otras dos actividades. Estas actividades se trataban de juegos ‘cinéticos’ y ‘jardinería’, y completaban los tres ejes de actividades de los jardines infantiles.

Los juegos cinéticos eran carreras, bailes y representaciones, que posibilitaban al infante el movimiento corporal. Y la ‘jardinería’ le permitía al niño vivir la evolución de una planta, desde que se planta hasta que florece, y los cuidados que son necesarios para que esto ocurra. De esta forma, por medio de la jardinería, Freobel pretendía conseguir que el niño se descubriese a sí mismo en la naturaleza.

  • Heisland, H. (1993). Friefrich Fröbel. Perspectivas Revista Trimestral de Educación. (3-4). Vol. XXIII. pp. 501-519. Recuperado de http://www.ibe.unesco.org/sites/default/files/frobels.PDF
  • Gervilla Castillo, A. (2006): Didáctica básica de la educación infantil: conocer y comprender a los más pequeños. Editorial Narcea. Madrid.