La protección del interés del niño en la familia

Francisco María García · 26 junio, 2019
Entre las diferentes situaciones que se producen en los cambios de modelos de familia (separaciones, divorcios, etc.), siempre la protección del interés del niño suele ser lo más importante y regulado por la ley. ¿Cómo es esta protección legal?

Uno de los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño es el interés superior del menor. Y, a pesar de que es una idea de la que sin duda hemos escuchado mucho hablar, no siempre tenemos claro de qué se trata exactamente. Es un concepto fundamental, pero muchas veces es malentendido o mal utilizado.

Todas las leyes que buscan la protección de los niños y adolescentes señalan que, en cualquier circunstancia, debe primar el interés superior de los menores. Pero ¿qué es exactamente?

Se trata de un concepto bastante relativo e incluso subjetivo, que está sujeto a muchas interpretaciones. A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor la protección del interés del niño en la familia.

El interés y los derechos del niño en la familia

En la Convención Internacional de los Derechos del Niño se establece el derecho que tienen todos los menores a tener una familia. La familia les permitirá, en efecto, relacionarse a una historia y contar con el entorno de protección que garantice la protección de sus derechos.La protección del interés del niño en la familia.

Los niños que están alejados de sus familias se convierten fácilmente en víctimas de violencia, explotación, trata y discriminación. Los padres tienen deberes y derechos en la familia; la mayoría de sus deberes están enfocados a la protección y el cuidado de los menores, siempre pensando en el interés superior del niño.

La familia ha sido definida como una comunidad de personas que tienen un vínculo de parentesco y que existe en todas las sociedades humanas. Una familia tiene un nombre y un domicilio, y sus miembros tienen una obligación moral y material de solidaridad entre sí, principalmente de los padres hacia los hijos.

Deberes de los padres para velar por el interés del niño en la familia

En una familia, son los padres quienes deben actuar en nombre de los hijos. Su actuación debe garantizar los derechos del menor y sus decisiones deben tener como objetivo protegerlo y asegurar su cuidado, educación, salud y bienestar. Entre los deberes de los padres está el de vivir con sus hijos y fijar su residencia.

Los padres deben, además, proteger la salud, la seguridad y el bienestar de los hijos, por lo que deben tener vigilancia sobre ellos para asegurar en todo momento la protección del interés de los niños.

El papel de los padres en la educación de sus hijos es fundamental, tanto en garantizar su escolarización como en educarlos en todos los ámbitos necesarios para que puedan desarrollarse y vivir en sociedad.

¿Qué pasa cuando los padres se separan?

Cuando los padres se separan, siguen manteniendo las mismas obligaciones para con sus hijos. En la práctica, la ley debe establecer un régimen de guarda y custodia que determinará con cuál de los dos progenitores vivirá el menor. Para hacerlo, se evalúa, entre otros puntos, la aptitud de ambos progenitores para el cuidado de los hijos.

Entre los factores que se tienen en cuenta para la custodia está la situación que más beneficia al niño, la que más protege sus intereses y, en función de ello, se decidirá la guarda y custodia. En caso de que ninguno de los dos progenitores tenga la capacidad de cuidar al menor, la Administración puede intervenir.

Esta intervención se producirá solo en casos graves en los que pueda producirse una situación de desamparo para los hijos. En estos casos, así como en cualquier situación de maltrato, la Administración puede decidir la separación del niño o adolescente de su familia de origen. Lo hará solo si esa decisión favorece la protección del interés del niño.La protección del interés del niño en la familia.

¿Qué dicen los niños sobre el derecho a proteger su interés superior?

La opinión de los niños sobre la protección de sus intereses es muy importante. Por ello, regularmente se abren espacios en los que los niños pueden expresarse. Los menores a menudo han interpretado el interés superior del niño como todo lo que les hace falta para estar bien, como educación, amor, casa, necesidades, etc.

También los menores han expresados sus opiniones sobre el divorcio y cómo este les afecta directamente. Sienten que son los más afectados en esa situación, pues tienen que cambiar constantemente de casa y no pueden estar con ellos todo el tiempo que quisieran. Sin embargo, de forma general, los niños confían en la justicia.