Los accidentes escolares en Educación Física

Los profesores de educación física tienen un trabajo muy significativo y responsable en la supervisión de sus clases. Se trata de evitar cualquier tipo de riesgo de accidente.

Los accidentes escolares tienen un lugar alto en el ranking de las lesiones sufridas por los niños a lo largo de su vida. Los materiales utilizados, el estado de las instalaciones, los movimientos y riesgos propios de cada disciplina e incluso el comportamiento, son muchas veces las causas. Hay daños que no pueden evitarse, pero la mayoría se pueden prevenir.

Los profesores y monitores de Educación Física deben tener un control estricto del estado de salud de cada alumno, para lo cual se exige la colaboración de la familia. Es fundamental tener antes del inicio de las actividades físicas los certificados médicos de cada uno de ellos sin omitir detalles.

El ambiente en el cual se desarrollan los diferentes juegos, deportes y experiencias, también juega un papel preponderante. Es responsabilidad del profesor verificar e informar a los directivos sobre cualquier riesgo que pudiese surgir de las instalaciones o los materiales didácticos a utilizar. Los titulares del centro educativo deben realizar acciones de mejora.

Accidentes escolares más comunes en las clases de Educación Física

Estas son las consecuencias más habituales producidas por accidentes ocurridos en clase de gimnasia o de Educación Física:

  • Daños clínicos producidos por un sobreesfuerzo en alumnos que padecen alguna patología previa, por ejercicios que no son acordes a su edad o por falta de calentamiento.Los accidentes escolares en Educación Física.
  • Contusiones o traumatismos en actividades como lanzamiento de jabalina, bala…
  • Caídas con sus consecuencias de diversa gravedad en la práctica de disciplinas grupales en un espacio no adecuado para el desarrollo de la misma.
  • Accidentes acuáticos en la realización de actividades en la piscina sin la correspondiente supervisión de los profesores. Por lo general, se dan porque los alumnos han quedado solos o corren alrededor de la orilla del agua.
  • Cortes producidos por la rotura de algún vidrio o caídas contra elementos con filo, en la zona en la que se realizan las actividades
  • Caídas desde árboles o techos a los que se ha subido en busca de un accesorio, como es el caso de una pelota.

¿Cómo prevenir accidentes en la clase de Educación Física?

Es parte de la regla general prevenir para que no haya niños con ningún grado de lesión y para evitar problemas legales. Un accidente puede ser leve, moderado o incluso fatal. Por tal motivo, velar por la seguridad de todos los participantes es la mejor opción.

  • Valorar de forma periódica el estado físico de los alumnos.
  • Realizar preparación física y psicológica previa en los ejercicios que supongan esfuerzos físicos y también con el fin de garantizar la confianza en sí mismos.
  • No dejar solo bajo ninguna circunstancia al grupo estudiantil.
  • Exigir el mantenimiento adecuado de las instalaciones y materiales utilizados para cada disciplina.
  • Contratar un seguro de responsabilidad civil para enfrentar cualquier reclamación.
  • Contar con seguro por traslado en los viajes escolares o campamentos.
  • Designar tareas, roles a cumplir, lugar a ocupar y todo lo que conlleve al orden grupal y la facilitación de la supervisión del profesor.
  • No sobrepoblar un espacio para la realización de actividades deportivas en los que los participantes podrían golpearse entre sí.
  • Tener conocimientos de primeros auxilios.

¿Qué hacer cuando suceden los accidentes escolares?

  • Si a pesar de todas las medidas que se han tomado un niño se accidenta, es importante actuar de inmediato. La tranquilidad debe ser lo primero en ese momento, para razonar de manera correcta y para contener al resto del grupo. El profesor debe solicitar ayuda de otro adulto, realizar primeros auxilios y llamar a emergencias médicas para que valore la situación.Los accidentes escolares en Educación Física.
  • Llamar a los tutores legales del estudiante con el fin de informar sobre el accidente ocurrido y solicitar su presencia.
  • En el caso de ser necesaria la consulta en un centro médico, colaborar para el correspondiente traslado y atención.
  • Realizar un acta con todos los datos del hecho que se eleva a los superiores.

El conocimiento de todas las medidas de prevención y actuar en forma colaborativa frente a un accidente es lo básico. La Ley analiza todos los puntos cuando se presentan reclamaciones por accidentes escolares. Por lo tanto, siempre es importante contar con un seguro y trabajar de forma responsable tomando todas las precauciones.