Principios básicos de la crianza con apego

Si deseas generar una conexión fuerte con tu hijo desde incluso antes de haber nacido la siguiente información será de gran ayuda para lograrlo.
Principios básicos de la crianza con apego

Última actualización: 08 julio, 2022

Mucho se ha hablado sobre los beneficios de educar a los hijos basados en la teoría de la crianza con apego. Puesto que es una herramienta esencial para generar una relación papás/hijos más estrecha y criar futuros adultos más empáticos y conectados con los demás. Hoy aprenderás los ocho principios básicos de la crianza con apego.

Este tipo de educación no es nada nuevo. Al contrario, hace parte instintiva del comportamiento humano. Sin embargo, durante los últimos sesenta años se han analizado y comprobado sus grandes aportes para nutrir las conexiones familiares. Lo que se logra al evitar la violencia y primar la empatía, el respeto y la dignidad.



8 fundamentos esenciales de la crianza con apego

Existen diversos estudios médicos que han corroborado la importancia del apego (tanto durante como después del embarazo), como una herramienta para mejorar el desarrollo emocional de los bebés. Por lo que es muy recomendado para acercar los lazos familiares y educar a los hijos con amor, acompañamiento y comprensión.

La organización Attachment Parenting International (API) cuenta con un portal dedicado al fomento virtual de la crianza con apego. Y a través de diversas investigaciones académicas establecieron ocho principios fundamentales que los papás deberían tener muy en cuenta si desean impartir este tipo de educación con sus hijos.

1. Edúcate y prepárate desde el embarazo

Durante el embarazo los bebés no solo se nutren de los alimentos que consume su madre, también pueden verse afectados por su estado de ánimo y emociones.

De ser posible, busca información junto a tu pareja para que se preparen a la llegada del bebé. Además, procura mantener una actitud positiva durante el embarazo.

Por lo que se recomienda eliminar los pensamientos negativos durante la gestación y mejor aprovechar ese tiempo para buscar información. Esto te permitirá prepararte para una maternidad más responsable y consciente.

2. Fomenta el contacto físico respetuoso

Múltiples investigaciones han reconocido que el contacto piel con piel durante las primeras horas de vida del bebé puede ser claves para garantizar una lactancia exitosa. Además, le permite a los niños y a las mamás reducir el estrés luego del parto.

Por su parte, a medida que los pequeños van creciendo, el contacto físico es indispensable para generar apego. Los abrazos, las caricias, los besos y las palabras de afecto son necesarias para fortalecer los vínculos emocionales.

3. Alimenta a tu bebé con cariño  

A pesar de que está demostrado que la leche materna siempre será el alimento más recomendado para nutrir a los bebés y generar a su paso un apego profundo, la lactancia no siempre es una alternativa para todas las mujeres.

En esos casos, para promover ese vínculo íntimo con tu hijo, debes darle biberón con cariño y estar muy pendiente de sus señales para cumplir con sus necesidades.

4. Brinda amor y comprensión constante

Criar a los niños con apego y bajo un enfoque positivo puede ser todo un reto en algunas ocasiones. No obstante, es importante recordar que nuestra labor como padres es guiar a los hijos y ayudarlos a ser mejores personas.

Así que comparte con ellos tu amor sincero y bríndales la comprensión necesaria para que puedan aprender de sus errores.



5. La crianza con afecto requiere de la disciplina positiva

La violencia física o verbal, por más mínima que sea está prohibida en la crianza con apego. Los hijos necesitan que sus padres los corrijan y pongan límites que no deben ser cruzados. No obstante, en la manera en la que se brindan esas lecciones radica gran parte de su entendimiento.

Las lecciones se aprenden más fácil cuando son dichas con empatía, amor y comprensión. Por eso, mantén un enfoque positivo cuando tus hijos se equivocan y corrígelos con cariño y con firmeza.

La crianza con apego y la disciplina positiva se encargan de indagar en el comportamiento y los sentimientos de los niños. Promoviendo el diálogo y la empatía por encima de los gritos y el autoritarismo.

6. Responde con sensibilidad ante los retos

Si quieres emplear una crianza con apego para acercarte cada día más a tu hijo, debes pensar muy bien con sensibilidad antes de actuar. Esto significa no dejarte llevar por un momento de tensión y decir palabras hirientes o imponer castigos sin sentido.

No olvides que todas las emociones son válidas y vienen a enseñarles a los niños grandes lecciones. Así que sé consciente de tus actos, fomenta la reflexión emocional y enseña a tus pequeños que cuando se sobrepasan los límites hay consecuencias inevitables.

 7. El colecho no es obligatorio en la crianza con apego

Algunas madres piensan que criar a sus hijos con apego significa permanecer a su lado en todo momento. Esto no puede estar más lejos de la realidad, ya que ellas, a pesar de su importante papel en el hogar, también necesitan de un tiempo para sí mismas y poder descansar.

Por lo que, si quieres dormir con tu hijo en la misma cama o, por el contrario, brindarle su propio espacio en la cuna para que pueda dormir con tranquilidad, está bien. No es imprescindible estar juntos todo el tiempo.

8. Encuentra un equilibrio entre la vida materna y la personal

Los niños necesitan de sus papás para construir un vínculo más íntimo y cercano. Pero eso no significa que después del nacimiento se deba centrar la totalidad del horario y la energía en la crianza de los hijos. En algunos casos esa no es una opción.

Pon a tu familia en primer lugar, pero encuentra un equilibrio saludable para disfrutar de tus propias pasiones. Recuerda que una mente sana es un cuerpo sano.

Sigue estos principios de la crianza con apego

Pensar en el óptimo desarrollo emocional de los hijos y mejorar la relación con sus padres son algunas de las principales finalidades de la crianza con apego. Sin embargo, no se trata de un camino sencillo y requiere de mucha paciencia, empatía y amor.

Por eso, ten presentes estos principios, bríndales un amor incondicional a tus niños e intenta enseñarles a controlar sus emociones de manera inteligente.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Bzikowska A, Czerwonogrodzka-Senczyna A, Wesołowska A, Weker H. (2017). Nutrition during breastfeeding - impact on human milk composition. Pol Merkur Lekarski. 2017 Dec 22;43(258):276-280. PMID: 29298968. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29298968/
  • Garrido-Rojas, L. (2006). Apego, emoción y regulación emocional. Implicaciones para la salud. Revista latinoamericana de psicología38(3), 493-507. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/805/80538304.pdf
  • Jones JD, Cassidy J, Shaver PR. (2014). Parents' self-reported attachment styles: a review of links with parenting behaviors, emotions, and cognitions. Pers Soc Psychol Rev. 2015 Feb;19(1):44-76. doi: 10.1177/1088868314541858. Epub 2014 Jul 14. PMID: 25024278; PMCID: PMC4281491. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25024278/ 
  • Moore ER, Bergman N, Anderson GC, Medley N. (2016). Early skin-to-skin contact for mothers and their healthy newborn infants. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Nov 25;11(11):CD003519. doi: 10.1002/14651858.CD003519.pub4. PMID: 27885658; PMCID: PMC6464366. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27885658/
  • Sechi C, Prino LE, Rollé L, Lucarelli L, Vismara L. (2021). Maternal Attachment Representations during Pregnancy, Perinatal Maternal Depression, and Parenting Stress: Relations to Child's Attachment. Int J Environ Res Public Health. 2021 Dec 22;19(1):69. doi: 10.3390/ijerph19010069. PMID: 35010329; PMCID: PMC8751134. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35010329/

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.