¿Qué es la crianza de apego?

La crianza con apego es la clave para educar niños sanos, felices y seguros. Te mostramos las principales pautas a seguir para llevarla a la práctica.
¿Qué es la crianza de apego?
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 27 julio, 2021.

Última actualización: 27 julio, 2021

La educación de un niño plantea varios interrogantes. Desde el momento de su nacimiento, los padres suelen preguntarse cuál es el mejor modo de alimentarlo, de dormirlo o de actuar ante su llanto. ¿Lo estaré malcriando?, ¿le estoy proporcionando las mejores condiciones para su desarrollo? Si estás preguntas surgen con frecuencia, tal vez puedas encontrar las respuestas en la crianza de apego.

Existen tantas formas de educar como padres hay en el mundo. El nivel de afecto, de exigencia y de límites varían de una familia a otra. Y aunque todos los progenitores tratan de hacer lo que consideran más conveniente para sus hijos, puede que no siempre sepan cómo lograrlo.

En las siguientes líneas te mostraremos una de las propuestas más eficaces de la educación infantil.

¿Qué es la crianza de apego?

La crianza de apego es un estilo educativo que se basa en el vínculo primario entre el bebé y sus cuidadores (generalmente, sus padres). Esta profunda unión se desarrolla en base a la capacidad de los adultos para responder a cada una de las demandas del niño.

crianza de apego contencion amor upa mama para bebe lactancia pecho piel a piel amor

Hemos de recordar que el bebé es un ser dependiente por naturaleza y necesita del cuidado de otros para sobrevivir. Así, siguiendo la teoría del apego de Ainsworth y Bowlby (1991), es importante que el pequeño encuentre en sus padres el afecto, la seguridad y la estimulación adecuada. ¿Pero cómo saber si lo está recibiendo?

Existen ocho principios básicos de la crianza de apego, que consisten en una serie de pautas y orientaciones para los cuidadores. Por ejemplo, qué cuidados brindar y qué tipo de atención ofrecer al bebé durante sus primeros años de vida. A continuación te los enseñaremos para que puedas ponerlos en práctica desde ahora.

Los 8 principios de la crianza de apego

Estos principios son solo algunas recomendaciones de crianza, pero tú decidirás qué implementar o no. Cada hogar es un mundo y las circunstancias no siempre son las más propicias, así que toma lo que sea adecuado para ustedes.

1. Establecer lazos afectivos desde el nacimiento

Para establecer el vínculo de apego es importante comenzar a trabajarlo desde antes del nacimiento. Mientras el bebé está en el útero materno, comienza a forjar la conexión emocional con sus padres. Esto se potencia cuando le hablan, le cantan o acarician el vientre. Más aún cuando la madre mantiene su estado de ánimo calmo y positivo.

El pequeño recibe la influencia emocional de su mamá desde adentro del útero.

Luego del nacimiento es fundamental fomentar el contacto piel con piel. Esta cercanía física es muy importante en los primeros días, ya que ayuda a establecer la lactancia, a calmar al recién nacido y a fortalecer el vínculo entre madre e hijo.

2. Ofrecer lactancia materna al bebé

La leche materna es el mejor alimento para el bebé humano, ya que contiene todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Además, protege al infante frente a diversas enfermedades para las que aún no ha desarrollado defensas.

Pero uno de los aspectos más relevantes de amamantar es la posibilidad de ofrecer afecto, protección y consuelo al bebé. Este modo natural de prolongar la conexión física del embarazo proporciona múltiples beneficios para la salud emocional de ambos.

3. Asegurar el contacto corporal

Existe la creencia popular de que no es positivo coger al bebé en brazos mucho tiempo, ya que puede “malacostumbrarlo”. Sin embargo, el contacto físico es una necesidad básica del bebé, sobre todo en los primeros días de vida.

Por este motivo, no dudes en portear a tu pequeño, en dormirlo en tus brazos o en sostenerlo cuando llore. Tu cuerpo sigue siendo su refugio, su lugar seguro. Y aún lo necesita.

4. Dormir cerca del bebé

El colecho es otra de las prácticas fundamentales de la crianza de apego. Al dormir cerca o en la misma cama que sus padres, el infante siente la presencia de sus figuras de apego y eso le da seguridad. Por medio de esta práctica se evitan el temor, la angustia y el malestar que generan la soledad y la oscuridad.

No temas a que esto dure para siempre. En la medida que su sueño se vaya regulando, tu bebé estará totalmente preparado para dormir solo en su propia habitación.

Lee más: Cómo se siente tu bebé cuando le dejas llorar

5. Responder a sus demandas: no dejarle llorar

Es necesario recordar que el llanto es el único medio de comunicación del bebé. Por medio de este puede hacerte saber que necesita tu ayuda, que está cansado o hambriento, que tiene miedo o frío.

Cuando llora no desea manipularte, ni retarte o molestarte. Solo intenta comunicarse contigo. Si lo ignoras, a la larga entenderá que no puede contar contigo. Así que, no lo ignores nunca.

6. Brindarle cariño todo el tiempo

El afecto es una de las principales bases de la crianza con apego. Los besos y abrazos, los masajes y las caricias nunca son demasiados cuando se cría a un bebé.

Con estos sencillos gestos lo haces sentir valioso, protegido, importante y amado desde sus primeros días de vida. Y esto tendrá repercusiones sumamente positivas en su personalidad adulta.

7. Ejercer la disciplina positiva

Ser afectuosos y respetuosos no implica ser permisivos o indulgentes. Los límites, las normas y las consecuencias son una parte fundamental de la educación de un niño. Estos valores proporcionan la guía y orientación necesarias para lograr la autonomía.

Los castigos, los golpes o los gritos no tienen cabida en este estilo educativo. En cambio, el diálogo, el respeto y la comprensión son los pilares que sustentan esta disciplina en el hogar. El refuerzo positivo y las consecuencias naturales son algunas técnicas para motivar el comportamiento apropiado en los niños.

8. Favorecer que papá y mamá cuiden del bebé

padres madre adre felices juegan bebe lactante regazo monerias muecas gestos sillon dia tarde

Cabe resaltar que la crianza de apego se extiende, en cierto modo, a todo el núcleo familiar. Ambos padres han de involucrarse en la crianza y en el cuidado del bebé.

El afecto y el respeto deben fluir en todas las direcciones ya que los infantes necesitan crecer en un hogar armonioso, donde las relaciones sean positivas. Además, los pequeños deben sentirse amados, respetados y atendidos por sus dos progenitores por igual.

Acerca de la crianza de apego

Como ves, los principios derivados de este estilo de crianza se basan en la cercanía emocional, la atención y el respeto a las necesidades del bebé. Sin embargo, no en todos los casos es posible aplicar los 8 principios que mencionamos. Cada familia decidirá qué prácticas incorporar según sus posibilidades.

Siempre que los padres se muestren sensibles a las necesidades del bebé y estén disponible para él, estarán contribuyendo a su completo bienestar.

Te podría interesar...
La crianza con respeto marca la diferencia
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
La crianza con respeto marca la diferencia

La crianza con respeto exalta la necesidad que tiene un bebé de sentir el calor de sus padres, tal y como los seres más primitivos acunan a sus crí...



  • Bowlby, J., & Ainsworth, M. (2013). The origins of attachment theory. Attachment theory: Social, developmental, and clinical perspectives, 45, 759-775.
  • Vargas, A. (2008). La lactancia materna y sus beneficios. Revista Enfermería Actual en Costa Rica, (15), 3.