Cómo se siente tu bebé cuando le dejas llorar

El llanto es el único medio de comunicación de los bebés. Si este no es atendido adecuadamente, las consecuencias emocionales podrían ser serias. ¿Lo sabías?
Cómo se siente tu bebé cuando le dejas llorar
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 16 julio, 2021.

Última actualización: 16 julio, 2021

Cómo debe reaccionar una madre ante el llanto de su bebé es uno de los temas más debatidos de la crianza infantil. Por este motivo, queremos explicarte qué siente tu bebé cuando le dejas llorar y las consecuencias que esto puede traer a su desarrollo emocional.

Hay personas que, siguiendo su instinto, acuden inmediatamente al llamado de su hijo, sosteniéndolo en brazos y consolándolo. En contraparte, otros piensan que este tipo de actitudes malcrían al infante, y que es preferible esperar a que se calme solo.

La sabiduría popular ha sostenido durante años que “es positivo para el niño dejarlo llorar un poco”. Algunos argumentos a favor del llanto son que mejora capacidad pulmonar del niño, que le ayuda a gastar energías y hasta que favorece el sueño.

Hoy sabemos que estas afirmaciones no tienen sustento científico y que no contemplan los daños emocionales que se pueden producir en el bebé cuando lo exponemos a tal desamparo. Por eso es importante que conozcas bien cómo esta simple conducta parental puede dañar a tu hijo, antes de seguir adelante con ella.

¿Por qué se les dejaba llorar a los bebés?

El estrés en bebés.

Más allá de los consejos populares anteriormente mencionados, muchos profesionales han apoyado la idea de que dejar llorar a los bebés es una buena forma de enseñarles a dormir.

El neurólogo y pediatra Richard Ferber fue pionero en su época, luego de proponer un método de entrenamiento de sueño infantil que consistía precisamente en esto. Se lo conoce comunmente como Ferberización.

Según este método, para enseñar a dormir a un niño es necesario dejarlo en su cuna, en una habitación a oscuras y acudir cada vez menos a sus llamados hasta lograr extinguir esta conducta.

Es decir, cuando el bebé llore sus padres aparecerán ante intervalos de tiempo cada vez más largos y no deberán cogerlo en brazos, sino que tendrán que consolarlo a la distancia. La interacción con el bebé tendrá que ser mínima.

Eduard Estivill Sancho, un médico español experto en trastornos del sueño, también contribuyó a la popularización de esta técnica, adaptándola en su modelo Duérmete niño.

¿Cómo se siente tu bebé con esto?

Muchos padres han comprobado que estos métodos basados en la extinción de la conducta son altamente efectivos. Pero esto es real si nos referimos únicamente a las cuestiones prácticas, ya que efectivamente, con el tiempo los bebés dejarán de llorar para reclamar a sus padres y permanecerán en sus camas, solos y en silencio.

Sin embargo, esto no lo lograrán por el hecho de haber aprendido a dormir sino por haber constatado que, por mucho que lloren, nadie vendrá en su ayuda.

Para comprender cómo se siente tu bebé cuando le dejas llorar, es importante tener en cuenta su contexto. No te olvides que los bebés nacen como criaturas desvalidas y absolutamente dependientes de los adultos a su cargo.

Cuando sus cuidadores se alejan, el bebé no sabe por qué lo hacen, ni a dónde se dirigen o si volverán a su lado. Además, a esta edad su noción del tiempo es muy diferente a la de los adultos.

Por todo esto, el bebé se sentirá completamente solo en la oscuridad, incapaz de moverse, desplazarse o defenderse y alejado de sus principales figuras de protección.

El miedo y el estrés que el bebé experimentará en esta etapa serán realmente elevados, ya que su único medio de pedir ayuda, el llanto, es ignorado de forma consistente. El desamparo y la incertidumbre serán absolutos.

Consecuencias de dejarle llorar

Las emociones negativas que siente tu bebé cuando le dejas llorar por las noches, puede traerle serias consecuencias a su desarrollo emocional, capaces de perdurar en el tiempo. Entre los principales daños, enumeramos los siguientes:

  • Los elevados niveles de estrés alteran la producción de cortisol del organismo, pudiendo así provocar daños en el cerebro en desarrollo.
  • La incapacidad de los padres para responder a las demandas de protección y afecto del niño, favorecen al desarrollo de un apego inseguro. Esto podrá causarle al niño problemas emocionales y sociales durante el resto de su vida.
  • Debido a lo traumático de la situación, es posible que aparezcan trastornos del sueño a futuro. Muchos adultos que han sido criados bajo estos métodos, padecen insomnio o miedo a la oscuridad.
  • El bebé aprende que sus emociones y su bienestar no son relevantes para sus cuidadores, y que no cuenta con nadie para consolarlo y ayudarlo. Esto puede derivar en problemas de autoestima y dificultades en el comportamiento afectivo.
Niño sentado solo en un parque.

Fomenta el apego seguro y la dependencia saludable

Muchos padres que dejan llorar a sus bebés por la noche, lo hacen con la intención de fomentar la autonomía y evitar la excesiva dependencia de sus infantes.

Sin embargo, esto es algo que debe lograrse de forma progresiva y en la medida que el niño madura. No es positivo precipitarlo. Los bebés necesitan recibir una adecuada respuesta parental ante el 100 % de sus demandas. Requieren atención, afecto, consuelo y seguridad.

No atender sus llamados puede generarles inseguridad y esto a veces provoca ambivalencia. Por ello, forjar un apego seguro con tu hijo es lo mejor que puedes hacer para acompañar sanamente el desarrollo de su personalidad.

¿Qué puedes hacer al respecto?

Es importante que recuerdes que al consolar a tu bebé no lo estás malcriando, ni lo estás volviendo dependiente. Él realmente depende de ti de forma natural.

Si lo dejas llorar a solas en la oscuridad, puedes causarle severos daños a nivel emocional. Por este motivo no dudes en acudir a su encuentro y no temas sostenerlo en tus brazos o incluso dormir a su lado.

El desarrollo de los niños tiene su propio ritmo y a su debido tiempo, tu hijo logrará regular sus hábitos de sueño y dormir de manera independiente. La seguridad que obtendrá al saber que estás disponible cuando te necesita, es lo que le permitirá alcanzar esta meta en el futuro.

En definitiva, ponernos en el lugar de nuestros hijos es una de las principales claves a la hora de educar. Si a ti no te gusta ser ignorada por un ser querido y te sientes mal cuando eso pasa, ¿por qué has de exponer a tu bebé a tan dolorosa situación? Escucha tu instinto y recurre al amor como base de tu crianza.

Te podría interesar...
Método Ferber para dormir al bebé, ¿realmente funciona?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Método Ferber para dormir al bebé, ¿realmente funciona?

El Método Ferber crea mucha controversia. ¿Funciona? ¿Debemos dejar nuestros hijos llorando? Las madres dicen no y el enfoque cambió en 2006. ¡Conó...



  • Reguera, E. A. (2014). Apego, cortisol y estrés, en infantes: una revisión narrativa. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 34(124), 753-772. https://doi.org/10.4321/S0211-57352014000400008
  • Ferber, R. (2006). Solve your child's sleep problems: new, revised. Simon and Schuster.
  • Henry, J. P., & Wang, S. (1998). Effects of early stress on adult affiliative behavior. Psychoneuroendocrinology23(8), 863-875.