Apego inseguro: características y consecuencias

El apego inseguro puede producirse en un niño que se ha sentido rechazado por sus progenitores.
Apego inseguro: características y consecuencias
Patricia Alfonso Molina

Escrito y verificado por la psicóloga Patricia Alfonso Molina.

Última actualización: 09 febrero, 2022

Existen múltiples estudios que relacionan el apego inseguro con una conducta disfuncional, en cualquier etapa de la vida. Según Bowlby (1958), el bebé humano necesita estar próximo a determinadas figuras que le proporcionen todo lo necesario para su supervivencia, hasta que pueda valerse por sí mismo.

Como consecuencia de la proximidad y del control que el bebé ejerce sobre estos individuos, se produce el vínculo de apego. Una persona establece un apego cuando, en situaciones de inseguridad, busca el contacto con la figura que determina como mejor capacitada para protegerla.

“La respuesta de temor suscitada ante la inaccesibilidad de la madre es una reacción de adaptación básica que en el curso de la evolución se ha convertido en una respuesta esencial para la contribución de la supervivencia de la especie.”

– Bowlby –

Creación del vínculo de apego

El apego es resultado de un fenómeno dinámico de interacción entre el recién nacido y otra persona que cumple el rol de cuidador principal. Es común que los niños pequeños se apeguen a aquellos adultos receptivos y sensibles, que permanecen a su lado por mucho tiempo.

El modo en que establecemos el vínculo de apego se va regulando a lo largo de la vida, variando con base en las experiencias que vayamos teniendo. Sin embargo, el periodo más crítico es la infancia, donde se formarán las creencias sobre:

  • El propio autoconcepto.
  • Cómo son nuestras figuras de apego.
  • Qué podemos esperar, o qué creemos merecer, de los demás.

Pankseep (1998) afirmó que el apego es regulado por un sistema neurobiológico que se activaría desde los distintos sistemas sensoriales, el sistema vestibular (posición y equilibrio) y los sensores hipotalámicos de temperatura y hambre.

Apego inseguro: características y consecuencias.

Estos sistemas propician el acercamiento a la figura de referencia, a la vez que activa respuestas desagradables ante la separación. Este proceso estaría regulado por la oxitocina, la prolactina y las endorfinas.

Moriceau y Sullivan (2005) llegaron a la conclusión de que el apego se produciría por la activación y modificación estructural del bulbo olfatorio. De esta forma, el sistema nervioso se adaptaría al ambiente en el que se encuentra el niño. Esto sería posible debido a:

  • El desarrollo posnatal de proyecciones noradrenérgicas desde el locus coeruleus (McLean y Shipley, 1991).
  • La inmadurez de la amígdala y del eje hipotálamo-hipófiso-adrenal (Jakubs, & Sullivan, 2009).

“El tipo de apego dependerá de la disponibilidad, la receptividad, la calidez de la madre; así como de la conexión que se establezca con esta.”

– Botella, 2005 –

¿Qué es el apego inseguro?

Se trata de un vínculo de apego que está contaminado por el miedo y la ansiedad. Por lo general, el mismo se presenta como retraimiento en las relaciones con los demás, inestabilidad emocional, dependencia y rechazo a lo desconocido.

Un niño con apego inseguro es resultado de una relación inestable con los padres. En este sentido, son aquellos progenitores que en ocasiones actúan cálidos y amables, pero en las circunstancias que el niño más lo demanda se tornan fríos y cerrados emocionalmente.

Consecuencias del apego inseguro

Se formará este patrón de apego en personas cuyos progenitores:

  • No han estado disponibles emocionalmente.
  • Han ignorado las peticiones de ayuda del niño.
  • Se han mostrado incapaces para satisfacer las necesidades de sus hijos.
  • Las relaciones que han establecido han sido incoherentes, caóticas e inestables.

Dentro de este perfil, y debido a las carencias sufridas, el niño intenta adaptarse a dicha situación. Dependiendo de las herramientas que desarrolle el infante, podrán aparecer tres tipos de apego:

  1. Apego inseguro – evitativo, en el que se minimizará la búsqueda de sus cuidadores. El pequeño ha aprendido que no puede contar con nadie y que debe ser autosuficiente.
  2. Apego inseguro ansioso – ambivalente, caracterizado por la búsqueda incesante de la atención de los demás. Ya que la relación se ha vuelto impredecible y no entiende qué es lo que debe hacer.
  3. Apego inseguro desorganizado, el cual cuenta con características del apego ansioso y el evitativo. Este es resultado de un gran número de respuestas inadecuadas por parte de los cuidadores que desorientan al niño y generan ansiedad.

Ambos tipos de apego conlleva consecuencias, que pueden ser graves, por ejemplo:

  • Trastornos psicológicos y de la personalidad: depresión, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno límite, etc.
  • Conductas adictivas.
  • Desajustes emocionales.
  • Perfeccionismo negativo y sensación de ineficacia.
  • Suicidio.
  • Etc.

Características de apego inseguro-evitativo

  • Pensamiento analítico, evitando implicarse emocionalmente.
  • Aparente desinterés por las relaciones con los demás.
  • Retraimiento y tendencia al individualismo.
    Apego inseguro: características y consecuencias.
  • Evitación de situaciones que conlleven cierto grado de intimidad.
  • En la etapa infantil, puede pasar desapercibido en la escuela, sin problemas académicos. Pero, al llegar a la adolescencia, puede bajar considerablemente su rendimiento.
  • Posible dificultad para controlar su agresividad. Explosiones de ira y rabia.
  • Posible desorganización en su día a día.

Características del apego inseguro ansioso-ambivalente

  • Llamadas continuas de atención, mediante comportamiento disruptivo o posible chantaje emocional.
  • Idealización de los otros. Aunque, si se siente frustrado porque no ha visto sus necesidades satisfechas, puede llegar a devaluar a quien admiraba.
  • Preocupación obsesiva por saber lo que los demás lo admiran, lo quieren o lo necesitan. Sobre todo, si son figuras significativas.
  • Ambivalencia emocional y cuadros de ansiedad.
  • Problemas de aprendizaje o de control atencional.
  • Tendencia a ignorar las necesidades de los demás, centrándose solo en las suyas.
  • Dificultad para asumir su culpabilidad, responsabilizando a los demás. Recurrencia a tergiversar determinadas situaciones.

Características del apego inseguro desorganizado

  • Tendencia a conductas explosivas e impulsivas.
  • Dificultad para relacionar con sus cuidadores y con otras personas.
  • Evitación de la intimidad.
  • Incapacidad para gestionar las emociones.
  • Conducta agresiva en la adultez.
  • Rechazo a las relaciones de pareja.
  • Conflictos frecuentes con los seres queridos.

Todos los tipos de apego inseguro implican graves limitaciones para la vida personal y afectiva de los niños. Afortunadamente, es posible revertir este patrón de vínculos tóxicos mediante la internalización de las conductas propias, de la mano con un especialista en psicología. ¡Superar esta afección si es posible y permite llevar una vida afectiva más plena!

Te podría interesar...
¿Qué tan bueno es el apego emocional de la familia?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Qué tan bueno es el apego emocional de la familia?

Antes de los 5 años, los niños forman una relación afectiva con una figura que sea sensible y receptiva, esto es lo que conocemos como apego emocio...



  • Barg Beltrame, Gabriel. (2011). Bases neurológicas del desarrollo. Ciencias Psicológicas5(1), 69-81. Recuperado en 20 de abril de 2019.
  • Gonzalo Marrodan, JL. (2009). Guía para el apoyo educativo de niños con trastorno de apego. Ed: Libros Ted.
  • Guzmán-González, Mónica, Carrasco, Natalia, Figueroa, Paulina, Trabucco, Caterina, & Vilca, Daniela. (2016). Estilos de Apego y Dificultades de Regulación Emocional en Estudiantes. Psykhe (Santiago)25(1), 1-13.
  • Marrone, M. (2001). La teoría del apego. Un enfoque actual. (2º ed. 2009). Madrid: Psimática.
  • Siegel, D. J. (2007) La mente en desarrollo. Cómo interactúan las relaciones y el cerebro para modelar nuestro ser. Bilbao, Desclée de Brouwer.