El apego es esencial para tu bebé

Mónica · 8 abril, 2017

El bebé necesita a sus padres para que tenga un desarrollo adecuado. En el caso de que se separen, es más probable que el niño desarrolle problemas de conducta o ansiedad. Este desarrollo no es solo físico, la parte emocional es muy importante.Te explicamos en qué consiste el apego, y por qué el apego es esencial para tu bebé.

En la actualidad  los padres están priorizando la crianza natural y el apego por encima de todo, puesto que se han dado cuenta de todos los beneficios que se obtienen tanto para el bebé como para su relación familiar.

¿Qué es el apego?

El apego es una relación especial que el niño establece con un número reducido de personas.

Es un lazo afectivo, que se forma entre él mismo y cada una de estas personas, un lazo que le impulsa a buscar la proximidad, y el contacto con esas personas a lo largo del tiempo.

También es un mecanismo innato por el que el niño busca seguridad.

Las conductas de apego se hacen más relevantes en aquellas situaciones que el niño percibe como más amenazantes, como por ejemplo dolor, enfermedad o miedos.

Los niños usan el lloro, como uno de los principales mecanismos por el que se produce el reclamo de la figura de apego.

apego2

El apego y la madre

El vinculo emocional de la madre hacia el bebé, se desarrolla rápidamente, incluso antes de que el bebé nazca porque la madre ya le siente en su vientre.

Las madres que son más sensibles ante las necesidades de los bebés, y que ajustan su conducta a las de estos, tienen mayores probabilidades de establecer una relación de apego segura.

Estas madres reaccionan rápidamente a las señales que emiten sus hijos, como el reclamo de comida, identificando cuándo están satisfechos y respetando sus ritmos de vigilia-sueño.

Son madres cariñosas, alegres y tiernas siendo así percibido por el bebé.

Ante el reclamo mediante el llanto son más eficaces en acunar  en sus brazos al bebé.

El apego y el padre

Tradicionalmente la figura con la que se establece el vínculo de apego más fuerte ha sido con la madre. Hoy en día asistimos a una acentuación de la implicación del padre en los cuidados de la infancia.

Motivos de horarios laborales, número de hijos, recursos económicos, etc, determinan la necesidad de una corresponsabilidad por parte de ambos progenitores en las labores de atención al bebé.

apego4

¿Qué es la crianza con apego?

Es una filosofía basada en los principios de la Teoría del Apego y la Psicología del Desarrollo.

Lo que propone es que un vínculo emocional seguro y la sincronización de los padres, respecto de las necesidades y capacidades de cada etapa de desarrollo de sus hijos.

La crianza con apego promueve los siguientes principios:

  • El contacto piel con piel
  • Portear a los bebés
  • Tomar en brazos al bebé todo lo necesario
  • Colecho
  • Sentir su olor, y que el bebé sienta el calor y olor de sus padres
  • Respetar los ritmos del bebé
  • No dejarlos llorar para que se queden dormidos solos
  • Identificar sus dolores si están enfermos
  • Acariciar al bebé
  • Ir enseñando de acuerdo a sus capacidades lo que pueden o no hacer
  • Entender que los niños no manipulan de la forma en que lo hacemos los adultos
  • Contenerlos cuando lloran porque no pueden conseguir algo
  • Explicarles todo aunque creamos que no entienden aún

Beneficios del apego en tu hijo

Los seres humanos, han nacido con la tendencia innata de apegarse a una persona protectora que lo cuida.

El apego es el lazo afectivo entre el hijo y los padres, desempeña un rol fundamental en la regulación del estrés en momentos de angustia, ansiedad o enfermedad.

Los principales beneficios del apego en tu hijo son los siguientes:

  • Seguridad física
  • Seguridad emocional
  • Estimulación de los sentidos
  • Disminuir el llanto
  • Promover la lactancia matera
  • Tener mayor autoestima
  • Mejorar la autoconfianza
  • Relaciones personales positivas
  • Capacidad para superar la frustración
  • Motivación para aprender
  • Potenciar el éxito en la escuela
  • Capacidad para resolver problemas

Podemos afirmar con rotundidad que dedicar tiempo al bebé, en una interacción de cuidado y atención por parte de las figuras de apego, es la mejor inversión para garantizar la estabilidad emocional del niño en su desarrollo.