Mitos que debes conocer sobre la lactancia materna

“Si tienes el pecho pequeño casi no tendrás leche”, “Si amamantas a tu niño más allá de los 2 años será obeso”, “Cuando das el pecho jamás debes bañarte en agua fría…”.  ¿Te han dicho alguna de estas frases alguna vez? Si es así, tranquila, la lactancia materna está habitada por infinidad de falsos mitos que debes conocer. 

Si bien es cierto que en la actualidad sigue poniéndose de relevancia la importancia de dar el pecho a los niños hasta que la madre lo considere o lo desee, son muchas las que al final, dejan de hacerlo por malos consejos o falsos mitos. Hay quien piensa, además, que cuando una se queda embarazada mientras aún está lactando lo mejor es dejar de dar al pecho al primer hijo.

Otras mujeres, por ejemplo, piensan que hay que respetar el horario de las tomas al máximo, y que no es conveniente darle al pecho antes de su hora. No es lo correcto. Recuerda siempre que ante cualquier duda, el mejor experto es un pediatra. No importa lo que te digan otras mamás o gurús llevados por las modas de última generación.

Lo mejor es entender las necesidades de tu bebé, conocer tu cuerpo y tener siempre el apoyo  de un buen profesional. Te damos más información en el siguiente artículo.

Falsos mitos acerca de la lactancia materna

Cuando somos mamás y vivimos esa maravillosa época de la lactancia, siempre tenemos a nuestro alrededor a familiares, amigas, abuelas, tías, primas y vecinas que disfrutan dándonos sus sabios consejos.

Todo ello es positivo, no obstante, nunca te dejes llevar por todo lo que te digan. Piensa que la principal prioridad es tu propio hijo, y que en ocasiones, una frase poco oportuna puede hacer que nos preocupemos sin razón o que llevemos a cabo conductas poco acertadas.

Estos serían alguno de esos falsos mitos a los que toda mamá, ha tenido que enfrentarse alguna vez:

falsos mitos lactancia

Si tu pecho no aumenta durante el embarazo es que no vas a tener leche

Es algo que puede ocurrir: muchas mujeres no experimentan un aumento de sus pechos durante el embarazo, sin embargo, esto no significa en absoluto que no vayas a tener leche. La parte del pecho que producirá la leche es la zona glandular, y lo más probable es que notemos un aumento durante los primeros meses tras dar a luz. Es algo completamente normal.

Cuando das el pecho tienes que beber más leche

Seguro que te lo han dicho: durante la lactancia materna es necesario beber más leche para, de este modo, dar más leche a nuestro hijo. Bien, este es otro mito que debe matizarse de forma adecuada: es necesario que tu alimentación sea variada y equilibrada. No se trata de consumir lácteos en exclusiva, sino de llevar una alimentación balanceada en la que no falte la fruta, verduras y proteínas.

Los bebés tienen que comer cada tres horas. ¡No te adelantes nunca!

¿Qué sentido tiene esta afirmación? Si un bebé tiene hambre ¿tenemos que esperarnos a que se cumplan las tres horas de rigor? No hagas caso de estas afirmaciones y recuerda simplemente, que un bebé necesita entre 8 y 12 tomas diarias. Lo ideal es que tome pequeñas cantidades varias veces al día, como él mismo lo necesite y te lo pida.

A medida que crezca su demanda ya no será tan elevada, pero durante los primeros meses basta con que entendamos las necesidades de nuestro hijo.

lactancia en tándem

Las tomas duran 10 minutos de cada pecho y el bebé tiene que comer de los dos pechos en cada toma

Este falso mito también ha perdurado de generación en generación. Lo peor de todo ello, es que cuando una mamá se obsesiona con esta idea lo que consigue es que el bebé deje el pecho. No es lo adecuado.

Es necesario que entendamos lo siguiente:

  • Cuando un bebé o un niño empieza a succionar lo primero que notará es leche rica en agua.
  • Segundos después, esta leche ya será rica en grasa.
  • Lo ideal es que en cada toma el niño se concentre en un pecho para que, de este modo, tome ambas cosas: agua rica en leche y leche rica en grasas.

Los 10 minutos de rigor tampoco son una obligación, cada niño tiene sus propias necesidades.

Durante la lactancia una mujer no se puede quedar embarazada

Este es otro mito muy común que muchas madres ya sabrán que es completamente falso. Si bien es cierto que tras dar a luz pueden pasar unos meses sin que ovulemos, cuidado, esto no es completamente fiable.

A los niños hay que dejar de amamantarlos cuando empiezan a caminar

Uno de los mitos más negativos y retrógados que podamos encontrar. Un bebé tiene que recibir leche materna durante los 6 primeros meses. Hasta los dos años la leche materna -o el biberón- debe complementarse poco a poco con otros alimentos.

falsos mitos lactancia

  • El alargar la lactancia más allá de los dos años es algo que solo la mamá debe decidir. Nadie más, y hacerlo, no le va a ocasionar ningún trauma al niño. No va a ser más dependiente, ni será obeso, ni será un niño con baja autoestima.

Esa criatura será el día de mañana lo que él quiera ser, aún más, lo más probable es que su sistema inmune sea más sano, padezca menos alergias… etc. 

El dejar de amamantar a un hijo es algo que solo le compete a la madre. Derribemos falsos mitos por el bien de todos.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar