Yoga para embarazadas en casa

Adrianazul 8 agosto, 2016

Uno de los beneficios del yoga es que te enseña a respirar conscientemente, lo cual te servirá en el momento del parto y también para afrontar la vida con más serenidad, pues a veces actuamos de manera tan automática que nos olvidamos hasta de inhalar y exhalar con calma y de manera correcta. Durante el embarazo, el yoga te resultará muy beneficioso porque te ayudará a relajar los músculos de la espalda y a fortalecer los de las piernas y las caderas, además no necesitas casi nada para practicarlo en tu casa: Una esterilla, algo de espacio y un tutorial que puedes ver por Youtube o grabado en un CD, por ejemplo.

Si ya estás embarazada y nunca antes practicaste yoga, la mejor recomendación es que esperes hasta cumplir tres meses de embarazo, aunque naturalmente lo más apropiado es que lo consultes con tu médico para que te asegures de que no haya ninguna contraindicación. Ten en cuenta que cualquier tipo de yoga que te relaje y que no parezca que estás haciendo ejercicio es una buena elección.

También es bueno que sepas que mientras avanza la etapa de gestación debes evitar posturas en las que puedas perder el equilibrio o las que impliquen demasiada presión sobre el vientre y las venas principales lo cual podría dificultar el flujo sanguíneo del corazón, aunque es imprescindible que comprendas el yoga para embarazadas se centra sobre todo en ejercicios de relajación y algunas posturas que te ayudarán a evitar dolores musculares.

Las rutinas de esta práctica milenaria te ayudarán a trabajar el piso pelviano, actividad muy favorable para el embarazo y el posparto, puesto que el ejercicio te permite conocer los órganos que intervienen en el trabajo de parto, como la vagina, los músculos como el perineo y todos los de la zona pélvica.

12b54b5fb2b3a226b4116f7f0932875c

Respirar, la esencia del yoga

Cuando estás embarazada y practicas yoga tu respiración nunca debe sentirse forzada o entrecortada, al contrario debe ser perfectamente fluida y si esto no está sucediendo debes detenerte, descansar y retomar el ejercicio cuando haya logrado de nuevo sostener tu respiración de manera serena y fluida.

Una de las técnicas respiratorias, las cuales son llamadas pranayama, invitan a expulsar el aire desde el abdomen y posteriormente desde el pecho, para después inhalarlo; esta práctica que permite respirar larga, tranquila y profundamente, te ayuda a controlar la ansiedad, el estrés y a mantenerte sana y enérgica.

Pero además de ello, los ejercicios de respiración de yoga buscan que aprendamos a controlar nuestros sentidos y nuestros pensamientos, a estar atentas a las sensaciones y a los mensajes de nuestro cuerpo, lo cual se traduce en mayor autoconocimiento. Y es justamente esa capacidad de estar conectada contigo misma lo que hace del embarazo una experiencia mágica porque dentro de ti está creciendo tu bebé con quien podrás unirte de manera muy especial por medio de sencillas posturas.

Según los maestros de yoga, la intención final de esta práctica nacida en la India es aprender a mantenernos en paz y a conservar la alegría interior sin importar que el mundo esté en llamas o no, y lograr un estado así sin duda es más que beneficioso para ti y tu bebé. Tal estado se logra, aunque no lo creas, simplemente respirando correcta y conscientemente.

Las técnicas de respiración te ayudarán en momentos cruciales como el del parto, cuando recurrirás a la respiración abdominal. Es sorprendente cómo la manera en que inhalas el aire regula tu frecuencia cardiaca y la del bebé, las cuales deberían estar más bajas cuando termines tu práctica casera de yoga. Ten siempre presente que uno de los propósitos principales de la práctica del yoga es la relajación, por lo que después de tus ejercicios no deberías nunca quedarte sin aliento.

3cd74b6d903a30fddf793d7f35f206ec

Algunos tips para practicar yoga en casa

Es probable que durante el embarazo pierdas un poco el equilibrio al ponerte de pie y hacer algunos ejercicios, esto es normal y ocurre porque tu centro de gravedad, que en este caso es tu barriguita, está creciendo cada vez más, por lo cual es recomendable que practiques bien cerca de una pared o con una silla al lado.

Así podrás afincarte si alguna vez sientes que pierdes un poco el equilibrio, lo cual probablemente te pasará practiques yoga o no, así que no te asustes.

Para comenzar a hacer yoga en casa puedes sentarte en el piso con las piernas cruzadas en la posición que popularmente se conoce como la postura del indio y cerrar los ojos por unos minutos. Cuando estés así concéntrate en respirar lenta y profundamente y luego con los ojos abiertos haz movimientos circulares con tu cabeza. 

También puedes intentar tocar tu hombro derecho con tu oreja derecha y hacer lo mismo del lado izquierdo.  Así prácticamente comienza una clase suave de yoga para embarazadas que está en línea y que puedes practicar desde tu casa sin ninguna complicación.

La mayoría de ejercicios están destinados a mejorar la postura de tu espalda y a relajar tu zona lumbar, la cual tiende a tensarse por la presión que el bebé ejerce sobre ella a medida que crece. Las rutinas también buscan estirar y fortalecer los músculos de las piernas y las caderas.

Y aunque parezca contradictorio, cuando estás embarazada algunos músculos de tu cuerpo están muy flexibles, esto ocurre porque te estás preparando para el parto, por lo que es importante que no fuerces tus músculos para practicar posturas de yoga. Todos los movimientos que realices deben emprenderlos y lograrlos con suavidad, solo así lograrás avanzar de manera progresiva y sin lesionarte.

Trata de tener siempre presente que el objetivo del yoga es proporcionar bienestar, por lo que es recomendable que te esfuerces solo lo que se requiere para lograr un estado de relajación y tranquilidad, que es el estado ideal en esta etapa de tu vida cuando estás próxima a ser mamá.

 

Te puede gustar