Semana 29 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 29 del embarazo el bebé se mueve unas 10 veces cada dos horas y mide unos 38 centímetros. ¡Está cada vez más listo para ver el mundo!
Semana 29 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 14 julio, 2021.

Última actualización: 14 julio, 2021

¡Felicitaciones, ya estás en la semana 29 del embarazo! En esta etapa tu bebé sigue su proceso de maduración. Algunos de sus órganos están más que listos, mientras que otros siguen creciendo. Es probable que te sientas un poco cansada, pues el insomnio es casi una constante y tu cabeza está puesta en el parto.

Lo importantes es que no te dejes nublar ni mucho pierdas la alegría. Refúgiate en tu familia y pareja para que te ayuden en todas aquellas cosas que requieren esfuerzos extra. El descanso nocturno, la distracción mental y las prácticas de relajación son fundamentales.

Tu panza ya es bastante prominente y parece que de un momento a otro se ha agrandado. Aunque esta te impida agacharte o hacer ciertos movimientos, ¡disfrútala mucho! Cuando el bebé esté afuera seguro que la vas a extrañar.

Desarrollo del bebé en la 29 semana del embarazo

Tu bebé sigue creciendo de forma activa, ya que poco a poco se acerca la tan ansiada fecha de parto. En esta semana 29 de embarazo mide entre 37 y 38 centímetros de la cabeza a los pies y pesa unos 1200 gramos. Tiene el tamaño de una calabaza bellota.

El bebé se mantiene muy activo. Incluso algunas de sus patadas podrían dejarte sin aire por un momento. Lo normal es que se mueva unas 10 veces cada 2 horas. Algunos movimientos serán más fuertes que otros, pero podrás identificarlos.

Es importante que te tomes el trabajo de registrar estos movimientos para conocer sus patrones. De esta forma, si disminuyen en demasía podrás hacer un llamado a tu médico o consultar en un servicio de salud.

Desarrollo de los órganos

Los pulmones son los órganos que más demoran en madurar, pero cada semana están más listos que la anterior. En este etapa el agente surfactante pulmonar, una sustancia vital para el adecuado funcionamiento de los alveolos, ha aumentado. Falta menos para que se complete y sea viable que el bebé respira de manera normal fuera del útero.

Aunque los estudios señalan que las posibilidades de supervivencia de un bebé prematuro dependen de múltiples factores, se ha documentado que hay un rango superior del 80 % de probabilidades de que tu bebé sobreviva si nace prematuro en esta semana. Aunque necesitará asistencia respiratoria, sus chances son altas.

Otro de los órganos que demuestra grandes cambios en esta semana es el cerebro. Ha crecido durante todo el embarazo, pero su superficie empieza a tener los pliegues y crestas que permanecerán en la niñez y la edad adulta. Entre sus funciones están el control de la temperatura y la respiración.

El sistema nervioso de tu bebé ha alcanzado tal madurez, que le permite captar mucho mejor algunos estímulos externos. Por ello insistimos en que hables con tu hijo cuando te sea posible. Ponle a escuchar música y léele.

Ojos y huesos

Sus ojos están casi listos para ver. Aunque el bebé abre y cierra los ojos en el vientre, la falta el estímulo de la luz.

Por su parte, los huesos de tu pequeño están allí, aunque algo gelatinosos. Esto ocurre porque aún no se ha completado el proceso de osificación. En las semanas que faltan se harán un poco más firmes.

Tu cuerpo en la 29 semana de embarazo

El dolor lumbar puede aparecer en la semana 29 del embarazo.
El molesto dolor lumbar puede prevenirse o disminuirse con algunas medidas básicas.

Durante la semana 29 del embarazo tu cuerpo continúa experimentando cambios. Es probable que se acentúen algunos dolores y molestias, que tienen raíz en el crecimiento del útero y la compresión de algunas estructuras alrededor.

Entre los síntomas más comunes en esta semana se incluyen los siguientes:

  • Secreción de calostro: a partir de la semana 27 de embarazo es normal que se empiece a presentar la secreción de calostro, considerada la primera leche. Entre sus funciones están el cuidado de los pechos y, en la etapa de lactancia, proporciona destacados nutrientes al bebé, además de inmunoglobulinas para la defensa de las infecciones.
  • Dolor lumbar o en las piernas: esto puede dar origen a un cuadro clínico conocido como ciatalgia o lumbalgia. Intenta no cargar mucho peso, hacer ejercicios de estiramiento y consultar al médico cuando consideres que se interrumpe tu vida cotidiana por las molestias.
  • Síndrome de las piernas inquietas: esta curiosa condición se caracteriza por la necesidad de mover las piernas de forma constante. Se acompaña de síntomas como el hormigueo y el insomnio. Es frecuente, sobre todo si hay antecedentes familiares.
  • Infecciones urinarias: si presentas dolor o ardor al orinar es probable que tengas una infección del tracto urinario. Es necesario que se lo comuniques a tu obstetra de inmediato, ya que su tratamiento oportuno disminuye los riesgos para el bebé.
  • Náuseas y vómitos: si bien son comunes al inicio del embarazo, en esta semana pueden desencadenarse como consecuencia del tratamiento prolongado con suplementos de hierro, si este fue tu caso. Una forma de reducir los efectos secundarios es cambiar el horario de la toma. Aunque se recomienda ingerir en ayunas, ante molestias digestivas se puede optar por tomar el hierro 3 horas después del almuerzo.
  • Aumento de peso: en esta etapa ya habrás adquirido unos 5 kilogramos de peso o un poco más. ¡No te preocupes! Lo considerado normal es ganar entre 1 kilogramo y 1,5 kilogramos por cada mes.

Consejos y recomendaciones en la semana 29 del embarazo

Con lo avanzado que va tu embarazo, seguro ya tienes una rutina de alimentación establecida. Es normal si estás comiendo entre 5 y 7 veces al día, entre platos fuertes y tentempiés.

No está de más recordarte que es muy importante el consumo de hierro con los alimentos. Esto teniendo en cuenta que, cuando das a luz, pierdes una cantidad considerable de sangre. También son necesarias las proteínas procedentes de los huevos, los quesos, las carnes magras y el pescado.

Respecto a esto último, presta atención al origen del pescado que compras. Debes preferir mercados de confianza que aseguren la salubridad del producto.

Sintonía en pareja y masajes perineales

Si tienes pareja, en la semana 29 de embarazo será necesario fortalecer el vínculo físico y emocional. En esta etapa en particular podrás apoyarte en alguien más para facilitar el proceso de preparación al parto.

Entre estas cosas podemos mencionar la ayuda en la realización de los masajes perineales. Como su nombre lo indica, son masajes en el periné, es decir, la zona de piel y músculo que hay entre la vulva y el ano. Esto se hace de manera preventiva para reducir el riesgo de desgarro al momento del nacimiento.

Estudios adicionales

Sin importar que durante las semanas anteriores hayas tenido controles prenatales, podría ser que tu médico te indique algunos m{etodos complementarios adicionales. Estos estudios también podrán solicitarse a las madres que, por diversas razones, hasta ahora no se los hayan practicado por no haber sido constantes en los controles:

  • Biometría hemática completa: este análisis de sangre sirve para valorar los niveles de hemoglobina y verificar la existencia o no de anemia.
  • Serologías para VIH y VDRL: permiten detectar la presencia de enfermedades de origen infeccioso que pueden ser dañinas para el bebé y para ti. La serología de VIH apunta a la enfermedad del SIDA y la VDRL es para la sífilis.
  • Tiempo de tromboplastina parcial (PTT) y tiempo de protrombina (PT): sirven para determinar la posibilidad de sangrado durante el parto. Pueden solicitarse ahora o más cerca de la fecha de parto. Si se te programa una cesárea, el médico lo requerirá para establecer el riesgo quirúrgico.
  • Ecosonograma obstétrico: es obligatorio en cada trimestre y permite evaluar el adecuado desarrollo del cuerpo del bebé, incluyendo la escucha de los latidos de su corazón.

Preguntas frecuentes en la semana 29 de embarazo

Si eres una madre primeriza, es probable que estés llena de dudas entre más avanza el embarazo. Aunque tener más hijos no te exime de tener preguntas. Cada bebé es un universo diferente.

1. ¿Es normal sentir contracciones en este momento?

A finales del segundo trimestre es común que se produzcan unas contracciones indoloras y breves en la parte baja del abdomen, conocidas como contracciones de Braxton-Hicks. Estas son inofensivas y son la consecuencia de que el útero se esté entrenando para el futuro parto.

En caso de presentar contracciones dolorosas y muy seguidas podrías estarte enfrentando a un parto prematuro. En dicho caso se impone la atención médica.

2. ¿Puedo beber alcohol o fumar para calmar la ansiedad?

No. Es normal que en esta semana del embarazo haya ansiedad, estrés e insomnio, pero bajo ninguna circunstancia debes acudir al alcohol o al tabaco, ni siquiera en pequeñas cantidades.

Estas sustancias son tóxicas y, sin importar la etapa del embarazo en que estés, producen efectos nocivos sobre el bebé en desarrollo. Si tienes algún tipo de adicción, es probable que tu embarazo sea de alto riesgo. Si este es tu caso, debes buscar ayuda médica profesional.

La semana 29 de embarazo es para compartir en familia

En la semana 29 de embarazo el apoyo familiar y de la pareja es fundamental. Compartir con ellos, hacer planes en los que puedas participar y conversar te ayuda a disminuir la ansiedad. Además, esto fortalece el vínculo con el bebé.

Aunque no debes guiarte por las experiencias de otras madres, hablar con tus amigas y familiares que son madres contribuye. Con ellas puedes ser muy honesta sobre cómo te sientes, sobre lo que has descubierto y esperas. Podrás decidir con qué de todo lo conversado quedarte y relajarte un poco sobre tus dudas y miedos.

Te podría interesar...
Semana 30 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Semana 30 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 30 el bebé sigue desarrollándose a un ritmo acelerado y puede que empieces a pensar en las próximas responsabilidades.



  • Moreno Vázquez, Olimpo. (2008). Surfactante y enfermedad de la membrana hialina. Revista Cubana de Pediatría, 80(2) Recuperado en 09 de mayo de 2021, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312008000200015&lng=es&tlng=es.
  • Fernández, M. Lumbalgia y ciática. Revisión. Farmacia profesional. Vol. 15. Núm. 7, 2001. Pág. 54-60. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-lumbalgia-ciatica-revision-13018288
  • Aguila, Y., Pacheco, J., Izquierdo, M., Sánchez, P., Benítez, M., Sánchez, M. Gammaglobulina anti-D e inmunoprofilaxis. Historia, importancia, usos y obtención. Revista Bioanálisis I Octubre 2020. Disponible en: http://www.revistabioanalisis.com/images/flippingbook/Rev%20106n/Nota%205.pdf
  • José A. Hernández-Martínez, Susana Martínez-Nava. Límites de viabilidad en los prematuros extremos (< 30 semanas de gestación o <1,000 g de peso). Rev Invest Med Sur Mex, Octubre-Diciembre 2011; 18 (4): 174-178
  • Ruoti Cosp M, Ontano M, Calabrese E, Airaldi L, Gruhn E, Galeano J, Espinosa A, Gallo Vallejos M. Uso y abuso de drogas durante el embarazo. Mem. Inst. Investig. Cienc. Salud, Vol. 7(2) Diciembre 2009: 32-44
  • Reyes, Osvaldo A. "Síndrome de las piernas inquietas en el embarazo." Revista de la Federación Centroamericana de Obstetricia y Ginecología 2009.14 (2018).