“Piper”, el corto que ayudará a tus hijos a afrontar sus miedos

“Piper” es el último corto que nos ha regalado Pixar. Muchos lo describen como uno de los más bellos de la factoría. Por nuestra parte, y desde “Eres Mamá”,  lo vemos como uno de los más delicados, excepcionales y únicos para enseñar a nuestros hijos el valor del ingenio, la decisión y la necesidad de afrontar sus miedos.

En poco más de 6 minutos, su creador, Alan Barillaro, nos ha dado todo un ejemplo sobre la crianza y el despertar al “gran mundo” a través de una pequeña historia llevada a cabo mediante una tecnología de vanguardia. En este corto, el mar puede sentirse, casi tocarse. Las olas son burbujeantes y estas pequeñas aves costeras adquieren vida y gracia para deleitarnos, para hacernos soñar.

Piper es un corto mágico que debes ver con tus hijos. Los valores que les van a transmitir son determinantes. Te los describimos.

Piper, cuando hacerse mayor implica no solo recibir

piper corto pixar

Como todo bebé que poco a poco adquiere nuevas competencias y capacidades, Piper, es otro pequeño más que hasta no hace mucho, para sobrevivir solo tenía que abrir la boca.

Su madre, sabedora de que su retoño ya tiene fuerza para correr, saltar y buscar alimento por sí mismo, lo alienta a que salga del nido y descubra ese mundo lleno de estímulos que se abre junto a la playa.

  • El pequeño polluelo, se niega a dar ese cambio. Es más cómodo quedarse quieto, esperar a que mamá venga para darle el alimento con el pico. 
  • Descubrir que uno ya es mayor no es fácil. Todo cambio, tengamos la edad que tengamos supone hacer frente a una realidad compleja que nos provoca miedo. Lo vemos por ejemplo en nuestros niños cuando dan sus primeros pasos, cuando los cogemos de las manos para que se sostengan en pie e inicien la marcha por sí solos.
  • Llega un día en que mamá ya no pueda ni deba llevarnos siempre en brazos. Llega un día en que hay que ir más allá de la zona de confort para descubrir que ser mayor implica movimiento y entender ante todo, que el ser humano, como los propios animales, no están hechos solo para “recibir”. También hay que buscar, movernos y aprender a ofrecer.

Esto es lo que va a descubrir nuestro protagonista.

El mar y los miedos

piper corto pixar sobre los miedos

Este tipo de simpáticas aves costeras tienen su alimento en la playa, en esas almejas, en esos pequeños moluscos incrustados en la playa que deben descubrir con agilidad y picardía entre el resto de animales que, como ellas, intentan sobrevivir.

  • La mamá de Piper lo empuja y lo anima a que entre como una más, en toda esa nerviosa agitación que se abre a orillas del mar en busca de alimento.
  • Todo es nuevo, todo es caótico, nervioso y desconocido. ¡Y él es tan pequeño! Ahora bien, nuestro protagonista no tenía bastante con todo ese movimiento cuando de pronto, aconte algo inesperado. El océano empieza a rugir y llega hasta la playa trayendo una ola espumosa, reluciente e intensa.
  • Todos desparecen de la playa en pocos segundos porque conocen el lenguaje el mar, sus ritmos y sus peligros. Todos excepto nuestro protagonista. El impacto de la ola lo cubre y lo empapa por completo.

¡Una experiencia terrible! Tanto, que se niega a volver a salir de su nido. ¿Cómo hacerlo?  ¡El mundo está lleno de peligros!

Un amigo, la valentía y el ingenio

Crecer implica afrontar muchos de nuestros miedos. Y esto es algo que todos, grandes y pequeños debemos afrontar. No obstante, en el caso de los más pequeños cabe decir que no siempre tienen la oportunidad de hacerlo.

Son muchas las madres, los padres, que preferirían guardar para siempre bajo su falda a sus niños. Protegidos en todo momento en el nido para que nada del exterior enturbie su perfecto equilibrio.

  • Todo ello es positivo, no hay duda, como padres todos deseamos lo mejor para nuestros hijos. Ahora bien, la la sobreprotección no es sinónimo de felicidad precisamente. No es lo mismo un entorno seguro que un entorno férreo donde arrancar las alas a la propia vida, al crecimiento, a la madurez, a la responsabilidad.
  • El pequeño protagonista de Piper es sacado nuevamente del nido por su madre. Está mojado, está asustado y no desea intentarlo de nuevo, sin embargo su mamá insiste.
  • Este, es el momento más mágico del corto. Porque la pequeña ave costera no solo logra vencer sus miedos. En solo una mañana se alza como el ave más ingeniosa, valiente y feliz de toda la playa.

¿Cómo lo consigue? Para descubrirlo debes ver el video. No obstante, te damos una pista: lo hará gracias a la amistad, a la observación y a la creatividad. Dimensiones que solo se encuentran más allá de la zona del confort, más allá de las fronteras de los miedos.

 

 

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar