Ayuda a tu hijo a descubrir su talento

Todos nacemos con talento, solo tenemos que descubrir cuál es el nuestro. No es fácil dar con el talento de cada uno, pero es posible. Si eres padre o madre probablemente quieras que tu hijo descubra su talento oculto, pero para que lo consiga necesitará de tu ayuda y de tu orientación.

Ayudar a los hijos a disfrutar de sus pasiones es uno de los mayores regalos que puedes dar a tus hijos. Ayúdales a conectar con sus talentos, y no hay mayor refuerzo que trabajando su autoestima, para que sepa quién es y qué es lo que puede ofrecer al mundo.

No es fácil que los niños y niñas sepan cuáles son sus dones o sus pasiones… el talento no es fácil de descubrir, pero una vez que se sabe qué es lo que gusta hacer, entonces… ya no hay marcha atrás. Una vez que se descubre el talento, el interés y las ganas de hacer las cosas bien en un campo determinado, la motivación aparece sola. Pero, ¿cómo ayudar a los hijos a descubrir su talento?

Expón a tus hijos a una variedad de diferentes actividades

Es necesario que hagas todo lo posible para que no limites a tus hijos a actividades obligadas o programadas porque son más cómodas para todos. Si creciste haciendo deporte igual quieres que tus hijos también lo hagan, pero quizá su interés sea otro diferente y solo tengas que escucharle para saber qué es, sin imponerle.

En otras ocasiones, quizá tus hijos no sepan verbalizar cuáles son sus intereses, pero a través de tu observación diaria podrás darte cuenta exactamente cuál es el campo que más le motiva o en el que se siente mejor. Puedes buscar actividades diferentes para que tus hijos puedan valorar cuál le gusta más y cuál menos.

Una idea es buscar en tu localidad actividades disponibles, abre tu mente y la de tu hijo a diferentes posibilidades, no te centres en una sola área. Ayuda a tu hijo a explorar diferentes posibilidades hasta que sea capaz de disfrutar al máximo de una actividad en concreto. Puede que sea la música, el canto, el baile, la pintura, las matemáticas, etc.

Niño-tocando-piano

Escucha a tu hijo

Debes mantenerte en sintonía con el mundo y las pasiones de tu hijo. Escucha todo lo que puede decirte o mira lo que te muestra en cuanto a sus intereses. Los niños pueden hablar sin cesar de lo que les interesa, y aunque no te parezca interesante al principio, escúchale de todos modos.

Escuchar lo que tus hijos tienen que decirte te ayudará  a saber lo que les gusta y también lo que no les gusta. Quizá no les gusten los deportes o la música y sí otras cosas. Escucha las pistas sutiles que recibes cada día de tus hijos, quizá si a tu hijo no le gusta la música es probable que no quiera aprender a tocar un instrumento. En cambio, quizá sí que le guste la música y quiera mostrarlo a través del canto.

Deja que tu hijo tome la iniciativa

Siempre será una buena idea dejar que tu hijo sea quien escoja sus pasiones y sus talentos, no intentes imponerle las cosas y menos si no le gustan. Tu papel es el de ser su entrenador o guía. Puedes hacerle sugerencias sobre lo que oyes o ves a través de tu hijo, pero debes alentarle los talentos y para ello, lo ideal es exponerle a diferentes actividades para que sea él /ella quien lo descubra (aunque tú sepas cuál es su talento).

Deja que tu hijo descubra su talento

Piensa que cada uno de tus hijos es una persona única y diferente, pero no existe la perfección en sí misma. La perfección la creamos entre todos basándonos en las imperfecciones de cada individuo. Tus hijos tienen sus propios talentos que le harán crecer y sin duda, descubrirlo será todo un regalo para ellos.

Cuando tu hijo o hija encuentra lo que le hace único/a, lo que le hace que se pasen las horas volando, entonces, podrá sentir plenitud y también un propósito. Podrá fijarse unas metas y querer avanzar en ese ámbito que tanto le motiva y le hace sentir bien, único y especial. ¿Ya sabes cuál es el talento de tu hijo?