¿Cómo descubrir los talentos de tu hijo?

Amanda 24 mayo, 2016

Los talentos de tu hijo son únicos y naturales, pero en muchos casos permanecen ocultos a la espera de ser descubiertos. Como padres tenemos el poder de reconocer las habilidades de nuestros hijos, además, es nuestra obligación potenciarlos y motivar su desarrollo desde temprana edad.

No siempre es fácil saber para qué somos buenos, algunas personas pueden llegar a la adultez sin haber descubierto cuál es su talento especial; por eso es aconsejable que ayudemos a nuestros hijos a descubrir aptitudes. Poder llegar a la vida adulta con una especialidad desarrollada, garantiza un campo de trabajo, mayores posibilidades de éxito y cierta trayectoria.

Igualmente, desarrollar nuestros talentos durante la infancia permite formar una disciplina y comenzar una tarea apasionante. Este proceso también es ideal para educarlos como personas responsables y capaces de establecer metas para el futuro.

¿Cuál es la edad ideal para descubrir sus talentos?

Aunque es posible que los bebés nos sorprendan por sus capacidades, no siempre podemos hablar dealgún talento en particular. Son muchas las cosas que se le pueden enseñar a un recién nacido o a un bebé hasta los dos años, pero no siempre es recomendable basarnos en esta etapa para buscar sus habilidades.

Se cree que ese talento natural, puede aflorar con mayor claridad durante la etapa de educación infantil. En esta edad, no solo comienza a verse su interés, sino también las destrezas que demuestra; por lo tanto, es óptima para observarlos y motivarlos.

Igualmente se aconseja que seamos objetivos en esta observación. Es normal que tengamos interés porque nuestro hijo siga los pasos de su padre o pueda ser un seguidor nuestro; quizá queramos que elija alguna actividad en particular, pero son ellos quienes demostrarán para qué son buenos.

9cd5f0c60fdc079517b729b081cf0c9c

Recordemos también que a esa edad le podemos provocar un estrés mayor si le invitamos a realizar una actividad para la cual no está hecho. Sobre todo en casos donde los padres deciden comenzar a motivarlos, con el ejercicio de ponerlos a practicar distintas cosas para distinguir en cuál es mejor.

¿Cómo saber si se trata de un talento?

Tener un talento no implica que no sepamos hacer nada más, por eso podemos hablar de que quizá tu hijo tenga varios talentos. Algunos niños son buenos para los deportes, pueden practicar casi cualquier disciplina con mucha destreza, desde luego, siempre habrá alguna en lo que destaque mucho más; sin embargo, su talento ya estará dirigido hacia el deporte.

No obstante, un niño que tiene talento para los deportes también puede tenerlo para las matemáticas, el canto o puede ser un gran orador. Es por ello que es primordial que la motivación principal sea la pasión del propio niño por alguna de las actividades que realiza.

Desde muy pequeños, tus hijos pueden demostrar interés por ciertas cosas. Al principio quizá sea un interés generalizado, pero algunas señas nos permitirán realmente distinguir sus talento. Recordemos evitar presionarlos y manifestar un orgullo genuino sin importar su elección.

Si es algo que puede hacer con mucha facilidad y con poca práctica, además es una cosa que disfruta y parece apasionarle más de la cuenta, quizá estemos hablando de uno de eso talentos innatos que debemos estimular para que se conviertan en su marca personal.

8d1c2a3f8b24351e6036fe9e3257e278

Consejos para descubrir los talentos de tu hijo

Lo primero a tener en cuenta es la observación sin prejuicios, mucha paciencia y optimismo también son ingredientes importantes para hacer este descubrimiento. Aprendamos que este don natural es desconocido tanto para ti, como para tu hijo; por eso él no te lo dirá sino con sus acciones, esto implica que ciertos detalles podrían ser señales auténticas.

Otras herramientas de utilidad en estos casos son:

  • Estimulación. Para conseguir que aflore el talento natural es preciso que el ambiente sea propicio; por eso es conveniente invitarlo a realizar distintas pruebas a ver ante cuáles responde mejor.

Siempre habrá algunos estímulos que lo harán manifestar más atención y entusiasmo. Por ejemplo, podemos bailar y cantar, llevarlo a jugar al aire libre o darle herramientas para pintar.

  • Interpretación. Observar cómo se desenvuelve ante diferentes estímulos y luego descifrar dónde se ubica el mayor grado de interés. Para hacer esta interpretación, es recomendable que seamos objetivos, además, consultemos con la familia y los maestros para que podamos tener más evidencias sobre sus verdaderas destrezas.
  • Lograr que se afiancen las habilidades físicas y mentales de un niño requiere mucho tiempo y dedicación; por lo tanto es importante ser constantes en la práctica, sin desesperarnos.

Enseñémosle que no hay que desanimarse o rendirse rápidamente, al contrario, merece la pena el esfuerzo para alcanzar la felicidad y si es posible, también el éxito.

  • Motivación. Una vez tengamos más claridad acerca de la inclinación profesional de nuestro hijo, es muy importante que le mostremos apoyo y lo animemos a mejorar en dicha actividad.

Ayudarlo sin presiones y tratando de comprender su pasión es en parte la responsabilidad que tenemos como padres, pues el talento que nació con él, requiere motivación para desarrollarse.

Te puede gustar