Actividades de interior para divertiros en familia

En muchas ocasiones los niños no salen por las tardes de sus casas, ya sea porque llueve, nieva, hace frío, demasiado calor o porque simplemente toca estar en casa. Pero cuando los niños están encerrados en casa parece que se transforman en niños extremadamente inquietos.

Por eso, siempre será una buena idea tener algunas actividades de interior para divertiros en familia y que una larga tarde encerrados en casa se convierta en una tarde divertida en familia.

En ocasiones para entretener a un niño pequeño es necesario ser algo creativo y tener ideas que vayan acorde a la personalidad de los pequeños y que de este modo, se puedan conseguir buenos resultados. A continuación te voy a explicar algunas actividades de interior para hacer con niños pequeños. Recuerda que tendrás que adaptarlas dependiendo de los gustos e intereses de tus hijos.

Bingo con fotos de familia

Para mejorar la memoria de tu hijo y que además se aprenda bien quién es quién en su árbol genealógico, puedes hacer un juego con las fotos. Escoge nueve fotos de la familia y ponlas en filas de tres, a continuación dale a tu hijo nueve cartas o piezas del juego que te sirvan como fichas de bingo.

Se meten los nombres de todos los integrantes de las fotografías en un caja escritos en papel, cuando alguien diga ‘mamá’, ‘papá’ o ‘abuela’, el niño tendrá que cubrir la foto con una ficha, quien tenga una fila entera gana.

Crear cuencos sensoriales

Recuerda la emoción que existe cuando se meten las manos en un cubo llenos de globos de agua, o en una olla llena de pasta o llenas de uvas… a todos nos ha gustado hacer eso de pequeño. Esta actividad ofrece la misma emoción sin tener que meter la mano donde no toca.

Llena una serie de cuencos llenos de objetos o elementos que tengan diferentes texturas. Puedes optar por uvas peladas, espaguetis fríos cocidos, estropajos de acero, maíz, frijoles secos, etc. Venda las ojos de tu hijo y haz que a través de sus manos sea capaz de descubrir qué es y que te explique qué siente.

frogs-1382827_960_720

Adivinar el objeto

Siguiendo la línea de la actividad anterior, consiste en que vendes a tu hijo los ojos y le vayas prestando diferentes elementos con diferentes texturas. Deberás ponérselos tú en la mano y que sea capaz de adivinar qué es.

Intenta escoger elementos con texturas para que pueda experimentarlos y que además sean conocidos para él, para que pueda adivinar de qué se trata. Si le pones un elemento que no conozca se podría frustrar por no saber de qué puede tratarse. 

Bailar

A los niños les encanta bailar incluso más que a nosotros. Rescata algunas canciones ochenteras que se puedan bailar y descubre el ritmo que tienen tus hijos. También puedes poner algunas canciones con ritmo que les gusten y que les haga sentir bien mientras bailan.

El baile, además de mejorar su estado de ánimo es bastante cansado y acabarán en el sofá felicesa y con ganas de cenar para ir a dormir.

Evita el aburrimiento con actividades de interior

Tiempo de película

A los niños les encanta ver buenas películas, y es que incluso los padres más creativos pueden recurrir a disfrutar de un buen tiempo de televisión. Escoge una película que sea apta para la edad de tu hijo y haced palomitas.

Después cuando acabe la película, podéis hacer comentarios sobre lo que os ha gustado más y lo que os ha gustado menos e incluso, hacer un dibujo para después ponerlo en el mural de ‘pelis que hemos visto’ que puedes poner en algún rincón de tu hogar. ¿Qué te parece la idea?

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar