Estreñimiento del bebé desde los 6 meses

El estreñimiento es una condición que puede aparecer a partir de la ablactación. Te contamos qué lo causa y como aliviarlo, para ofrecerle mayor confort al pequeño.
Estreñimiento del bebé desde los 6 meses
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 28 noviembre, 2021

Cuando comienza la alimentación complementaria, alrededor de los 6 meses, la digestión del pequeño puede volverse algo más lenta. Esto es porque el cuerpo debe acostumbrarse a procesar los nuevos alimentos. Como consecuencia, puede desarrollarse el molesto estreñimiento del bebé de forma transitoria.

Llamamos estreñimiento a la dificultad que experimenta el niño para defecar y puede manifestarse de distintas formas: generar un esfuerzo importante para evacuar, provocar una disminución de la frecuencia a menos de 3 deposiciones por semana o secar y endurecer las heces.

Esta condición suele ser temporaria y también se relaciona con la digestión de algunos alimentos específicos y con un bajo consumo de agua. Veamos a continuación como aliviar y prevenir el estreñimiento en los bebés a partir de los 6 meses.

¿Por qué un bebé puede sufrir de estreñimiento?

concepto de estrenimiento

Cuando el bebé comienza a ingerir alimentos distintos de la leche materna, las deposiciones cambian su aspecto: pasan de ser blandas y semilíquidas, a tener mayor consistencia y olor.

Cuando estas se retienen en el cuerpo, se endurecen a tal punto de causar molestia al ser evacuadas. En este momento ya se puede hablar de estreñimiento del bebé, aunque la frecuencia no varíe.

Este fenómeno suele aparecer a partir de los 6 meses y ser transicional; generalmente está relacionado con la inclusión de nuevos alimentos en la dieta.

Ocurre que el sistema gastrointestinal del niño debe adaptarse a la digestión de alimentos sólidos, pues hasta ahora solo manejaba líquidos. De esta forma, es esperable una ligera disminución en la motilidad intestinal, que favorece al resecamiento de las cacas.

También, el estreñimiento de los bebés puede aparecer cuando la alimentación complementaria es pobre en fibras vegetales o en líquidos. Ambos factores le generan a los intestinos una mayor dificultad para movilizar el bolo fecal y como consecuencia, este queda retenido dentro.

Se debe recalcar que cuando el estreñimiento ocurre antes de los 6 meses es necesario evaluar al pequeño y descartar algunas malformaciones congénitas, como la atresia intestinal o la enfermedad de Hirschsprung.

Síntomas del estreñimiento en el bebé

Las manifestaciones de estreñimiento en el bebé son fácilmente identificables y destacamos las siguientes:

  • Señales de malestar abdominal como llanto, inquietud y retortijones.
  • Dificultad para evacuar evidente: esfuerzo al defecar, quejidos, ojos y cara rojos o llanto de dolor.
  • Deposiciones de gran tamaño y de consistencia dura.
  • Hallazgo de sangre roja en las heces, por fisura en la mucosa intestinal o anal.
  • Ritmo evacuatorio con menos de 3 deposiciones a la semana.

Estos síntomas deben ser valorados por la madre y tomar en cuenta la frecuencia de las evacuaciones, las características de las mismas y si esto se asocia a la ingesta de ciertos alimentos.

Toda esta información debe ser comunicada al pediatra, pues le servirá de guía para arribar al diagnóstico correcto y para planear la intervención más apropiada.

¿Cuándo debo acudir al pediatra?

Es recomendable acudir al pediatra cuando el estreñimiento aparece de forma frecuente en el bebé y se acentúa con el pasar de las semanas. Pues, el especialista podrá evaluar al niño y al contexto para determinar si esta condición está ligada a la alimentación o si responde a alguna patología.

De igual forma, el médico indicará una serie de cuidados alimentarios y pautas a seguir en el hogar ante los episodios de estreñimiento en el bebé.

¿Cómo se puede aliviar el estreñimiento?

Para aliviar el malestar que provoca el estreñimiento en el bebé, toma en cuenta los siguientes consejos:

  • Realiza masajes circulares en la barriguita del bebé, según las agujas del reloj. Utiliza con una loción o aceite como medio de deslizamiento para activar mejor la movilidad intestinal.
  • Mueve las piernitas del bebé como si pedaleara la bicicleta.
  • Haz que el bebé consuma más líquidos, sobre todo tu leche y agua. Esto lo ayudará a mantenerse hidratado y mejorará el tránsito intestinal.
  • Introduce los alimentos de a poco, primero en pequeñas cantidades y luego aumenta según la tolerancia. Es importante variar continuamente la dieta diaria para “educar” al intestino.
  • Ofrece solo los alimentos permitidos para su edad y refuerza el aporte de fibra natural de las verduras y las frutas. Evita ofrecerle manzanas, plátanos y patatas. Por el contrario, aumenta la ingesta de ciruelas, kiwi, naranjas y mandarinas.
  • Incorpora cereales integrales a su pauta, como cebada, trigo integral y cereales multigranos. Además, adopta el hábito de ingerir legumbres en casa.
  • Solo bajo el consentimiento del pediatra puedes colocarle un supositorio de glicerina al bebé. Pero esto será de forma excepcional y bajo la instrucción precisa del especialista.
  • En caso de que el bebé tenga una fisura anal, realiza lavados con jabón antiséptico y agua fría o templada. También es recomendable el uso de pomadas cicatrizantes para reducir el malestar.

Es de vital importancia no administrar laxantes artificiales a los bebés, ni enemas ni introducir objetos dentro del ano para estimular la defecación.

¿Cómo puedo prevenir el estreñimiento en el bebé?

alimentos naturales frutas estacion prevencion estrenimiento bebe ciruela sombrilla verano

Como se indicó anteriormente, el estreñimiento es una condición normal y transitoria de la etapa de introducción de alimentos sólidos. Para prevenirlo, es importante que el bebé esté suficientemente hidratado y que se le ofrezca una variedad de alimentos.

Es común prepararle al bebé purés de manzanas por su rico sabor o zanahorias cocidas. Sin embargo, su consumo constante puede llevarlo a desarrollar estreñimiento. Por eso, es importante incluir una variedad de alimentos aceptados y evaluar su respuesta.

Entonces, cuando el estreñimiento aparece a partir del sexto mes no debemos preocuparnos, pues esta es una condición temporal que cesa cuando el intestino se adapta al cambio. Lo importante es tener paciencia y tomar en cuenta todas las recomendaciones de los profesionales.

Te podría interesar...
Alimentos que favorecen el estreñimiento en los bebés
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Alimentos que favorecen el estreñimiento en los bebés

Algunos alimentos favorecen el estreñimiento en los bebés. Conocemos algunos de ellos y consejos para mejorar este problema habitual.