La importancia del hierro en la dieta del bebé

Caroline 3 enero, 2018
El hierro es fundamental en la dieta del bebé, ya que puede prevenir enfermedades como la anemia. Es importante conocer qué alimentos pueden aportar este mineral para cuidar la salud de tu hijo.

El hierro en la dieta del bebé es muy importante, debido a que puede evitar enfermedades como la anemia, una de las más frecuentes en el crecimiento de los niños. Este mineral no puede faltar en la alimentación de los más pequeños, especialmente cuando tienen entre 0 y 12 meses de edad.

Según el Instituto de Medicina de Estados Unidos, lo recomendable es que el niño reciba 11 mg de hierro al día cuando tiene entre 6 meses y 1 año de edad, mientras que si tiene de 12 a 36 meses se recomienda brindarle 7 mg al día. Para comenzar a agregar hierro a la dieta del bebé, conozcamos algunos alimentos que pueden funcionar muy bien:

Alimentos con hierro

Desde el momento en el que el bebé inicia la alimentación complementaria, esta debe ser rica en hierro. Por ello es importante agregar a su dieta alimentos que contengan este mineral y le ayuden a asimilarlo. Estas son algunas recomendaciones:

  • Es aconsejable evitar leches con bajo contenido en hierro, como la leche de vaca, cabra o soja.
  • Es recomendable reducir el consumo de alimentos que contienen inhibidores de absorción de hierro o antinutrientes, como fibra, calcio, oxalatos, fitatos y fosfatos.
  • Es importante introducir alimentos como carnes y pescado en forma de puré a partir de los 6 meses de edad.
  • El bebé debe consumir alimentos que contengan vitamina C, la cual aumenta la absorción de hierro.
La naranja contiene vitamina C, lo que ayuda a absorber el hierro en la dieta del bebé.

  • La ingesta diaria de leche debe ser de 500 ml/día.
  • Es bueno que coma verduras como guisantes, espinacas, brócoli, coliflor y remolacha.

“El hierro es un mineral que abunda en la carne de vacuno, las ave y en el pescado”

Consecuencias de la falta de hierro en la dieta del bebé

La falta de hierro en la dieta del bebé puede traer muchas consecuencias, siendo la anemia la más común. Pero además de esta enfermedad, el niño puede sufrir de otros problemas de salud:

  • Ferropenia latente: déficit de los depósitos de hierro en el organismo.
  • Anemia ferropénica: con afectación de la hematopoyesis; la de mayor prevalencia.
  • Ferropenia manifiesta: deficiencia de los niveles de hierro plasmático o circulante.
  • Daños en el sistema nervioso central, durante el desarrollo del sistema cognitivo y psicomotor.
  • Afecta las funciones de memoria y aprendizaje.

“Cada glóbulo rojo contiene hierro en su hemoglobina, que es el pigmento que lleva oxígeno a los tejidos de los pulmones”

Cómo garantizar el aporte de hierro

La prevención de falta de hierro en la dieta del bebé debe comenzarse desde los 4 o 6 meses de edad, introduciendo alimentos ricos en este mineral y que favorezcan su absorción. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda garantizar el aporte del mineral en la dieta infantil a través de la fortificación de alimentos, la suplementación y la diversificación de la dieta.

La absorción de hierro es más efectiva cuando es ingerido en el momento en el que ocurre el proceso de digestión con el ácido ascórbico o ácido cítrico.

La vitamina C, que se encuentra en la naranja y algunas otras frutas, mejora la absorción de este mineral de la dieta del bebé. Algunos expertos aseguran que tanto algunas infusiones como la leche de vaca pueden inhibir la absorción de hierro.

La leche materna es una forma excelente y muy absorbible de aportar este mineral a tu bebé. Después de la lactancia materna, una fórmula de continuación puede ayudar a proporcionar el hierro adicional que el niño necesite. Recuerda que una fórmula de continuación fortificada puede ayudar a complementar una alimentación balanceada.

La prevención de falta de hierro en la dieta del bebé debe comenzarse desde los 4 o 6 meses de edad.

No olvides consumir hierro durante el embarazo

Consumir hierro durante el embarazo también es esencial. Tu cuerpo necesitará este mineral para mantener sano tu sistema inmunitario y por las siguientes razones que te planteamos a continuación:

  • La cantidad de sangre que circula por tu cuerpo aumenta durante el embarazo, por ello necesitarás hierro para fabricar más hemoglobina.
  • Necesitas más hierro para nutrir el crecimiento de la placenta.
  • La anemia por falta de hierro está relacionada con partos prematuros y bebés de bajo peso al nacer.

Debemos estar muy pendientes de que el bebé esté recibiendo la cantidad de hierro que necesita para un correcto desarrollo y crecimiento. La alimentación es muy importante y la falta de cualquier mineral fundamental puede causarle problemas de salud. Ante cualquier inquietud sobre cualquier alimento, es fundamental que lo consultes con tu pediatra.

Te puede gustar