Higiene vaginal en el embarazo

Contraer una infección urinaria podría aumentar el riesgo de sufrir un aborto espontáneo e incluso un parto prematuro.

La higiene vaginal en el embarazo suele ser un aspecto importante debido a la propensión a desarrollar infecciones en el tracto urinario. La limpieza correcta ayuda a reducir significativamente estos síntomas y mantener en estado óptimo el área genital.

Además, los trastornos hormonales pueden alterar el pH del flujo que recubre la vagina, lo cual la hace más susceptible a las infecciones genitales. Aprende más sobre este tema y evita complicaciones futuras.

Higiene vaginal en el embarazo

La idea es mantener la flora vaginal intacta para que actué como una defensa ante hongos y organismos patógenos. Es importante no excederse en la limpieza de la vagina ya que puede resecar el área, alterar el ph, inflamarla, y causar otras molestias que pueden derivar en una infección.

Cuidado y aseo especial

Las precauciones a tomar en este aspecto son:

  • Recuerda siempre lavar de adelante hacia atrás.
  • Aseo especial una vez al día. Resérvalo para el baño, usando un jabón neutro. Para ello, lava con agua y jabón la zona externa. Luego, evita utilizar agua caliente y jabón dentro de la vagina, ya que esto es sumamente perjudicial.
  • Lava bien los pliegues de la vagina y la zona de la vulva con un champú vaginal.
  • El lavado debe ser superficial, no intentes introducir sustancias dentro de la vagina. En caso de flujo abundante, retira el exceso depositado en la zona externa, de lo contrario destruiría la flora vaginal.
  • En cuanto al jabón, utiliza uno neutro o de glicerina. Los geles íntimos pueden ser agresivos y causar irritaciones o escozor en la piel genital.
  • Sécate bien los genitales, tanto la zona de la vagina como la del recto. Esta acción reduce la aparición de infecciones causadas por hongos.
  • Utiliza agua tibia siempre.


La higiene vaginal en el embarazo.

La higiene vaginal en el embarazo engloba todos los aspectos relacionados con la limpieza.

Al usar el baño limpia y seca muy bien el área, cuidando siempre que la dirección sea de adelante hacia atrás. De lo contrario, se favorece el paso de las bacterias del ano a la zona de la vagina.

Higiene vaginal después del coito

Por otra parte, una frecuencia exagerada en la limpieza y aseo puede causar sequedad vaginal, ya que reduce la protección ante hongos. También una limpieza excesiva ocasiona molestias al tener relaciones sexuales.

Al tener relaciones, una gran cantidad de mujeres se lavan profundamente por temor a una infección. Esto no es del todo cierto, en caso de pieles sensibles se recomienda el aseo superficial para prevenir irritación.

Vestimenta

Durante el embarazo procura usar ropa interior de algodón u otro tejido poroso que favorezca la transpiración. Además, debe ser desahogada.

La higiene vaginal en el embarazo.

Las fibras sintéticas impiden la transpiración, ya que mantienen la zona húmeda y esto es el cultivo perfecto para bacterias perjudiciales.

Por otra parte, debes vigilar el tipo de detergente o suavizante de ropa utilizados para la limpieza de las prendas.

Consejos para la higiene vaginal durante el embarazo

Además de tener unos cuidados especiales es imprescindible llevar a la practica estos consejos para la higiene vaginal durante el embarazo:

  • Lavar las manos antes y después de ir al servicio.
  • A la hora del aseo, separa los labios de la vulva para suministrar la limpieza adecuada de los pliegues. Si hay humedad de la zona, procura eliminarla para impedir el crecimiento de hongos.
  • Evita el uso de esponjas o guantes exfoliadores en la limpieza vaginal, ya que son una importante fuente de gérmenes.
  • Reduce el uso de protectores diarios, su composición química, fragancias y textura perjudican la flora vaginal.
  • No uses duchas vaginales a menos que sean indicadas por tu ginecólogo. También, evita el uso de lociones, talcos o desodorantes para los olores genitales. En caso de olores molestos, consulta con tu doctor.
  • Evita pasar mucho tiempo con el traje de baño puesto, así reduces la posibilidad de infecciones.
  • Incrementa el consumo de yogur, este ayuda a equilibrar las bacterias beneficiosas que sirven de defensa ante infecciones urinarias.
  • Si tu pareja padece de alguna infección genital transitoria, usa preservativos para prevenir la transmisión.

La higiene vaginal en el embarazo es importante por múltiples razones ya descritas. Incrementa la protección y disminuye los factores de riesgo. Esto te ayudará a disfrutar plenamente una de las etapas mas bella que posee una mujer: ser mamá.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar