Ejercicios para estimular el gateo del bebé, juegos que ayudarán en esta etapa

Si tu hijo está en su etapa de gateo, estos juegos serán de gran ayuda para estimular su movilidad y aumentar su confianza en sí mismo.
Ejercicios para estimular el gateo del bebé, juegos que ayudarán en esta etapa

Última actualización: 25 mayo, 2022

Cuando los bebés comienzan a gatear es uno de los momentos más emocionantes para todos los papás. Y aunque esta fase suele empezar entre el séptimo mes y el año de vida, hay algunos pequeños que la comienzan desde antes. Existen algunas actividades que podemos realizar desde casa y por eso te presentamos algunos ejercicios para estimular el gateo.

A medida que los bebés van creciendo y ganan más fuerza y autonomía en sus extremidades, es inevitable que quieran descubrir el mundo por su cuenta. El gateo ayuda a los pequeños a desarrollar su confianza y controlar más su cuerpo, ya que, antes de aprender a gatear, los niños deben saber sentarse por sí mismos al mantener el equilibrio con las manos.


Podría interesarte: Etapas del gateo en el bebé


5 ejercicios para estimular el gateo del bebé

Los niños aprenden a gatear de manera natural como parte de su proceso de crecimiento, por lo tanto, no podemos enseñarles cómo hacerlo. Puesto que algunos estudios han demostrado que algunos pequeños no pasan por esta etapa, sino que aprende a caminar directamente.

Cuando los niños comienzan a ser capaces de moverse por su propia cuenta, debemos animarlos para que poco a poco mejoren sus habilidades.

No obstante, una vez hayan adoptado la postura de gateo, sí podemos ayudarles a perfeccionarla con ayuda de los siguientes ejercicios:

1. La oruga

Para este ejercicio se necesita de la ayuda de un cojín en forma de cilindro o de una toalla gruesa envuelta en la misma forma. Solo coloca al bebé bocabajo sobre el cojín, de manera que su barriguita rose la superficie y esté en posición de gateo.

Ahora nada más debes colocarle su juguete favorito al frente para que intente moverse con sus extremidades y alcanzarlo. Una vez haya mejorado su técnica y postura puedes retirar el cojín o la toalla y poner cerca del pequeño diferentes juguetes, con el fin de que vaya por sus preferidos.

2. Gatea a su lado

Los niños disfrutan mucho cuando los papás se ponen a su altura e imitan sus movimientos. Por tal razón sé el espejo de tu hijo a medida que vaya aprendiendo a gatear. Educar mediante el ejemplo y la imitación es una de las mejores maneras para que los niños aprendan nuevas habilidades.

Motiva a tus hijos y bríndales la seguridad para dar sus primeros pasos a medida que se va volviendo más fuertes y dejan atrás el gateo.

Recorre la casa gateando junto a tu hijo habitualmente para que los pequeños comiencen a naturalizar cada día más la acción y no tengan miedo a atreverse a dar los primeros pasos.

3. Juguetes didácticos en los ejercicios para estimular el gateo

El mercado infantil está lleno de juguetes útiles para estimular la curiosidad y la motricidad fina y gruesa de los niños. Algunos son para aumentar la memoria y concentración, mientras otros se enfocan en la coordinación y el movimiento.

Solo asegúrate de mirar con cuidado las edades recomendadas a las que van dirigidos los juguetes para que tus hijos no se hagan daño. Y deja que con el pasar de los días los niños vayan descubriendo nuevas habilidades que antes no conocían.

4. Camino de obstáculos

Cuando hayas notado que tu hijo adopta con más firmeza la posición de gateo y es capaz de desplazarse por su propia cuenta, ¡es hora de la diversión!

Puedes crear un camino lleno de obstáculos por los que el niño deba moverse sin ayuda. Utiliza cojines, cobijas, peluches o tus propias piernas. La idea es que los pequeños se sientan motivados y se diviertan mientras ganan más independencia.



5. Carreras de gateo

Una vez que los hijos comienzan a volverse niños inquietos y con ganas de conocer todo a su alrededor, no hay quien los pare. Por eso, juega con ellos alguna dinámica que implique moverse.

Pueden jugar carreras de gateo o hacer que el pequeño te persiga y luego viceversa. La imaginación es el límite y pasar tiempo de calidad es indispensable en toda parentalidad positiva.

Los ejercicios para estimular el gateo son muy beneficiosos

Animar a nuestros pequeños hijos para que poco a poco vayan ganando más independencia y libertad de movimiento es apreciar cómo van creciendo y entrando a nuevas etapas. Por tal razón, cuando comienzan a gatear por sí mismos es importante practicar con ellos algunas actividades que los ayuden a soltarse más y aumentar su confianza.

Por último, recuerda que la práctica hace al maestro y así como hace un par de meses a tu hijo se le dificultaba sentarse, en un año lo verás caminando por sí mismo o dando sus primeros pasos.

Te podría interesar...
¿Andador o gatear?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Andador o gatear?

¿Andador o gatear? Esta puede ser una duda que tengan muchas madres en común.