7 juegos para estimular el gateo

Ver cómo crece tu bebé es una experiencia increíble que te llenará el alma de una manera insuperable. Desde que lo tienes en tus brazos, no vas a dejar de soñar con esos momentos importantes de su evolución, pero formar parte de ese desarrollo es una pieza clave para su crecimiento. Por eso queremos hablarte sobre algunos juegos para estimular el gateo.

Esta etapa importante de su desarrollo suele ocurrir entre los siete y nueve meses de vida. Exactamente cuando empiezas a observar que ya tiene la capacidad de sostenerse por su propia cuenta sentado, tratando de echar todo su peso hacia delante y colocando sus manitos al frente de él, para adoptar una posición adecuada que les permita desplazarse con el gateo.

La etapa del gateo comienza a partir de los siete y nueve meses

juegos-gateo-2

Señales de inicio

Durante este proceso observarás cómo se manifiesta el llamado reflejo de paracaídas. Este consiste en abrir los brazos como si quisiera agarrarse, cuando los inclinas con rapidez o si está a punto de caerse. Se trata de un mecanismo de defensa importante porque le ayudará a evitar golpes o lesiones delicadas.

El gateo es un paso fundamental dentro de su desarrollo psicomotor, puesto que es el paso previo a la caminata. No obstante, algunos niños no pasan mucho tiempo en esta posición y empiezan a caminar sin tanta espera. Si esto le pasa a tu bebé no hay nada qué preocuparse porque es algo normal. Pero, si quieres estar más segura, consulta al pediatra.

Por lo general, los bebés empiezan colocándose en posición de gateo y luego se mueven hacia delante y hacia atrás, sin ningún desplazamiento. Posteriormente, es posible que se muevan en retroceso, puesto que es mucho más sencillo para ellos. Ahora bien, recuerda que cada niño es diferente y evolucionará a su manera.

La fase del gateo tiene dos objetivos fundamentales. El primero es agarrar objetos que le llamen la atención para descubrirlos por el color y la textura. El segundo es aprender a pararse para subirse a algún mueble o tratar de dar los primeros pasos, que le harán volar en su mundo de inocencia e ilusiones.

7 actividades para estimular el gateo

Luego de explicar estos puntos queremos mostrarte los juegos que te ayudarán a compenetrarte más con tu bebé:

juegos-gateo-1

  1. Un poco de ayuda no está de más: en principio, ellos tienden a arrastrarse antes de elevar su tronco. En este instante, coloca la planta de tu mano sobre los piecitos, como un punto de apoyo, para fortalecer las piernas.
  2. El juego de la toalla: enrolla una sábana o una manta en forma de rodillo, sujeta a tu hijo por la parte del tronco y se le coloca sobre esta. Una vez que hayas hecho esto, impúlsalo hacia adelante y hacia atrás para que busque apoyo en sus manos.
  3. Un obstáculo divertido: siéntate en el piso y abre las piernas, coloca un juguete de un lado y permite que él intente pasar por encima de tu pierna. Repite, poco a poco, hasta que alcance el objeto de interés.
  4. Como todo un maratonista: así como el ejercicio anterior puedes poner pequeñas barreras (cojines, túneles o mantas enrolladas) para motivarlo a moverse a buscar eso que llama su atención.
  5. Objeto a distancia: busca un juguete de muchos colores o luces, colócalo a cierta distancia e invítalo que lo agarre. Muéstrate alegre, entusiasmada y muy paciente. No olvides que esto puede ser muy lento o muy rápido.
  6. El pilla pilla: ponte en posición de gateo y pídele que te atrape, mientras te mueves para otro lugar. También es muy bueno hacer pequeñas carreras donde lo dejes ganar.
  7. Arriba y abajo: aprender a gatear no es el único reto al que se enfrentan, también tienen que descubrir cómo bajarse de lugares altos. Si lo ves que primero asoman la cabeza para bajarse, mueve todo su cuerpo hacia un lado y mueve la pierna para que descienda.

La importancia del gateo

Muchos especialistas insisten en que no debemos presionar a nuestros hijos a que gateen. Su cuerpo irá demostrando sus propias capacidades, sin necesidad de forzar ningún elemento. El gateo depende directamente de la madurez de su organismo.

El gateo debe ser espontáneo y natural en el bebé

Al hacer esta actividad amplían su campo visual y distinguen las dimensiones; perciben la diferencia entre las texturas, superficies y cambios de nivel; descubren la percepción de profundidad; logran equilibrio e independencia.

El crecimiento de un niño es algo natural y espontáneo. Disfruta estos instantes que no se vuelven a repetir y guárdalos como un tesoro dentro de tu corazón.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar