Enseña a tu bebé a no caerse

Sigue a tu bebé en los primeros pasitos que da. Enséñale a no caerse. De esa manera irá cogiendo confianza para pisar más fuerte, caminar más erguido. Así también te sentirás menos temerosa de que se caiga y pueda golpearse la cabeza o sufrir alguna lesión grave. Ejercita sus movimientos, muéstrale cómo bajarse de las camas, subir y bajar escaleras, cruzar quicios… aunque consideres que tu niño aún es pequeñito para eso, en cualquier momento puede sorprenderte.

¿Cómo enseñarle a un niño de 1 año a bajarse de las camas?

Bajarse de las camas es una habilidad que todos los niños pequeños deberían tener. Sin embargo, no pocas veces llegan hasta tus oídos frases como: el niño se cayó de la cama. Aunque si bien es cierto que la mayoría de las veces esa caída de la cama se produce mediante el sueño o el retozo, también ocurren las caídas cuando intenta bajarse y no sabe cómo.

Pues bien, para enseñarle a tu niño de 1 año a bajarse de la cama y no caerse debes hacerlo mediante el juego.

Pon a tu hijo sobre la cama. Siéntate o arrodíllate en el suelo y llámalo para que vaya contigo: ¡Ven con mamá! Bájate de la cama.

Cuando haga por ir hacia donde estás cárgalo y ponlo boca abajo al borde de la cama de manera tal que las manitas le queden sobre el colchón, el tronco al borde del mismo y las piernitas colgando en el aire y en dirección al suelo.

standing-up

Cuando pongas a tu hijo en esta posición (recuerda que es un juego) dile frases alentadoras o aquellas que sabes que lo hacen reír. Es importante que el niño no vaya a sentir miedo, sino todo lo contrario, esté seguro de que se trata de una diversión.

Por instinto, él se sujetará de las sábanas y mientras lo haga nada le va a suceder. Entonces continúa hablándole animadamente para que sonría, toma sus piernitas y comienza a halarlo hacia el suelo para que se resbale poco a poco, alcance el piso y se pare sobre él.

Aplaude y felicítalo y repite una vez más el ejercicio. Esta rutina deberás hacerla cada vez que puedas hasta que llegue el momento en que lo haga por sí solo.

¿Cómo enseñarle a un niño de 1 año a subir y bajar escaleras?

Si las caídas de las camas pueden ser peligrosas, las de las escaleras lo son aún más. A cualquier madre le aterra que su pequeño se acerque tan siquiera a ellas. Sin embargo, la solución a este problema no se encuentra en prohibirle al niño pequeño ir hasta las escaleras, poner cientos de obstáculos, dejarlo en una habitación cerrada para jugar…, porque tarde o temprano él deberá aprender a subir y bajar los peldaños.

Así como antes, previniendo un accidente, o evitándote el susto cuando de pronto te llame desde el quinto escalón sin saber cómo llegó hasta allí (como le sucedió a esta redactora); enséñalo, bajo tu supervisión y protegiéndolo del peligro, a subir y bajar las temidas escaleras.

650_1200

Camine o no pon a tu niño en cuadrupedia al pie de las escaleras e invítalo a subir el primer peldaño. Recuerda que debes darle aliento y hablarle con frases que lo estimulen. Te recomendamos ponerle un juguete en el tercer peldaño para que se sienta motivado a subir.

Cuando veas que intenta subir ayúdalo. Desplaza sus manitas y piernas como si estuviera gateando y si lo necesita sostenlo por las pompis. Cuando llegue al escalón donde está el juguete haz que se siente. Luego te recomendamos aplaudirle, felicitarlo y dejar que tome su premio.

Ahora toca el momento de enseñarlo a bajar.

Para eso pídele el juguete y ponlo al pie de la escalera. Sube y siéntate junto a tu pequeño. Luego dile que van a ir a coger juntos, el juguete.

Ayúdate con ambos pies y escúrrete suavemente hasta el siguiente escalón. Para hacerlo divertido puedes emitir un sonido que se torne más fuerte cuando caigas en el peldaño siguiente como: Eh… ¡Eh!

Ayuda a tu hijo a hacer lo mismo. Que se agarre con sus piernitas, ponga sus manos a ambos lados del cuerpo sobre el peldaño en donde está sentado y se deslice hasta caer en el segundo escalón; y luego igual hasta llegar el piso y tomar el juguete.

Cada vez que puedas repite el ejercicio para que lo aprenda.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar