Cómo ayudar a mi pequeño a superar la ausencia de su padre

Gladys · 24 julio, 2016

Durante años se nos ha inculcado que la familia ideal está compuesta por padre, madre e hijos, pero ¿qué pasa cuando la familia no está completa? ¿Qué ocurre si la figura paterna deja de estar?

Si estás en esa situación, te preguntarás: ¿cómo ayudar a mi pequeño a superar la ausencia de su padre? A continuación te daremos algunas recomendaciones.

Los mitos de la familia ideal

El concepto y la composición de la familia perfecta es algo que ha estado arraigado en la sociedad por mucho tiempo.

De hecho, aún en la actualidad son muchos los que creen que si el padre falta en casa, los niños crecerán sin inspiración y tendrán problemas emocionales durante su desarrollo, pero nada más alejado de la realidad.

Una familia puede coexistir plenamente, sin inconvenientes, aun si papá está ausente. Por lo general los pequeños resultan ser los más afectados en estos casos, se sienten juzgados, incompletos, diferentes o solos.

Ayudar a tu pequeño a superar la tristeza y el dolor por la ausencia de su padre debe ser una prioridad para ti.

Existen varios motivos por los que el padre podría faltar en una familia, todos ellos con consecuencias e impactos para el pequeño, una separación poco amistosa o un trágico fallecimiento podrían separar la figura paterna de su hijo.

En cualquier caso es importante que el niño conozca la verdad, el porqué de la ausencia, solo así podrá superarlo mejor.

¿Por qué tu padre no está?

padre 3

Expresarle a tu pequeño con las palabras adecuadas que su padre no irá a recogerlo a la escuela, o que no llegará hoy ni mañana a jugar puede resultar ser particularmente difícil, sobre todo porque su falta también afecta a mamá, lo quiera o no.

Todo aquello que incide en un hijo, nos afecta como madres, como mujeres

Si papá está ausente porque ha muerto, los sentimientos que un niño puede llegar a experimentar son muy confusos, la rabia, la frustración y el desconsuelo imperan en su interior.

Si su desaparición obedece a un divorcio, es posible que su ausencia sea intermitente, lo que se traduce en algo desconcertante para un niño.

En otro escenario, la figura paterna puede ser inexistente desde antes del nacimiento de su retoño.

Un hombre que no asumió su responsabilidad puede dejar huellas negativas en un niño si no se toman las medidas a tiempo.

Orientar, guiar, pero por encima de todo comunicarte con tu hijo para que entienda que su padre no está es fundamental.

No es tarea sencilla, mucho menos si tu hijo ya está en la edad en la que hace múltiples preguntas, pero mientras crece comprenderá qué ocurre a su alrededor, aunque no lo acepte ni le parezca justo.

Consejos para ayudar a tu pequeño a superar la ausencia de su padre

padre2

  • Tu hijo necesita de un apoyo, alguien en quien confiar y con quien pueda hablar. Sé tú esa persona que le ayude a entender.
  • No permitas que las circunstancias que ocasionaron la falta de su papá lo hagan sentirse acomplejado o avergonzado.
  • El no vivir con su papá no lo convierte en un fenómeno.
  • Explícale que no es culpa de él, lo que sea que haya sucedido. En la mayoría de los casos de divorcio, los niños suelen sentirse culpables por lo ocurrido. Explícale que se trata de diferencias entre adultos que no fueron ocasionadas por él.
  • La rabia y comportamientos inadecuados pueden ser reacciones que se derivan de no comprender la ausencia de su padre, pero aclárale que, aunque sienta frustración, no está bien rebelarse.
  • Ayúdalo a soltar, a liberar todo aquello que le hace daño y genera malestar emocional. No dudes en acudir a un terapeuta si así lo consideras necesario.
  • Perdonar es la palabra mágica si tu hijo no conoció a su padre porque este simplemente desapareció. Enséñale a no estancarse y a continuar hacia delante.

El perdón le permitirá sanar sus heridas

Recuérdale lo mucho que lo amas y te preocupas por él, sin esperar nada a cambio. Hazle saber que siempre serás una madre orgullosa.

Una figura paternal es importante, sin duda, pero su ausencia tampoco tiene por qué signar el destino de tu pequeño de forma negativa. Si ayudas a tu hijo a superarla, no será un factor determinante en su vida.

Los abuelos, tíos y hasta una nueva pareja pueden servir como ejemplos a seguir y complementar su crianza, pero serán las enseñanzas y valores que tú le brindes lo que forjarán su carácter.