¿Cómo afecta la ausencia de los padres a los niños?

Óscar Dorado 11 julio, 2018
La figura de los padres es esencial para los pequeños. En consecuencia, si sucede algo inesperado que trae como resultado la ausencia de los padres, los niños son los primeros perjudicados.

Un adolescente se beneficia de una relación saludable con sus dos padres, pero las circunstancias pueden hacer que sea imposible que ambos padres participen. Por ello, en este artículo desarrollaremos cómo afecta la ausencia de los padres a los niños.

Una muerte, un divorcio u otro acontecimiento desagradable puede dejar a un adolescente sin uno de sus padres. Si esto sucede, es necesario saber lidiar con los efectos emocionales que puede ocasionar en el niño; así, se podrán aliviar los efectos a largo plazo de un hogar monoparental.

¿Cómo afecta la ausencia de los padres a los niños?

Los padres son una fuente de consuelo y calidez para los hijos. Con uno o ambos padres ausentes, el adolescente puede permanecer privado de la atención necesaria.

Ya sea que la madre o el padre esté ausente en el hogar, los niños que no tienen uno o ambos padres en el hogar pueden sufrir y sentir que no tienen todo el apoyo que requieren.

Para ocultar esta vulnerabilidad y posiblemente contrarrestarla, algunos jóvenes pueden, entre otras cosas, volverse agresivos con la intención de intimidar a los demás antes de ser víctimas de ellos mismos. Sin embargo, también es cierto que no todos los niños sufren los efectos de la misma manera.

Problemas relacionados con la ausencia de los padres

La ausencia de los padres puede ser complicada para los niños. Por ello, pueden presentarse aquí problemas como los siguientes:

1. Relaciones problemáticas

Cuando un adolescente pierde a uno de los padres, esto afecta indirectamente sus relaciones con los demás. Una consecuencia que prevalece son las relaciones problemáticas. Ciertamente, el adolescente puede desarrollar una imagen pobre de sí mismo y volverse cada vez más resentido, además de temer un mayor abandono.

La ausencia de los padres a los niños puede generarles graves problemas emocionales.

2. Efectos cognitivos

Los hogares monoparentales tienen más probabilidades de tener adolescentes con menor capacidad cognitiva, según un estudio de The Journal of Human resources.

En ocasiones, un factor que contribuye a la disminución de la cognición en adolescentes con un padre ausente es la menor participación de los mayores en la educación de un adolescente. Una forma de combatir esta condición es encontrar apoyo mediante la participación de la comunidad o la familia.

3. Problemas de agresión

Un adolescente al que le falta un padre puede estar lidiando con el resentimiento, que puede manifestarse en forma de agresión. La influencia paternal en los primeros años de un niño le enseña las respuestas y acciones apropiadas para enfrentar la agresión.

Cuando falta uno de los padres, estas lecciones pueden pasar desapercibidas. Así, al llegar a la adolescencia, es más probable que el joven se quede con la incapacidad de lidiar apropiadamente con su propia agresión.

“Los hogares monoparentales tienen más probabilidades de tener adolescentes con menor capacidad cognitiva”

4. Ansiedad

El niño puede ser propenso a episodios de ansiedad. Eso se debe a que un adolescente sin madre no ha tenido la intimidad y la cercanía que proporciona una relación saludable con esta figura de apego.

Junto con la hiperactividad, los problemas de ansiedad están relacionados a la separación materna. Para los adolescentes, esto puede provocar problemas con el rendimiento académico.

5. Rendimiento académico

Una estructura familiar normal tiene un impacto positivo en el rendimiento académico del adolescente. Los padres alientan a sus hijos a desempeñarse mejor en la escuela, mientras que los adolescentes se mantienen motivados por el deseo de hacer que los adultos se sientan orgullosos de ellos.

Con los padres ausentes, los adolescentes pierden su factor motivacional clave y, por lo tanto, se preocupan muy poco por las calificaciones que obtienen en los estudios.

El abandono emocional infantil.

6. Drogas y abuso de alcohol

Los adolescentes con padres ausentes son más propensos a caer en la adicción a las drogas o a consumir alcohol antes de llegar a la edad legal para hacerlo. Al no tener a alguien cerca para controlarlos, comienzan a ser responsables de su libertad; como consecuencia, no siempre la utilizan de manera adecuada.

De hecho, una investigación ha demostrado que la ausencia de los padres aumenta el riesgo de que los niños beban y fumen antes de convertirse en adolescentes.

Por último, recuerda que la ausencia de los padres puede tener un impacto mayor en los más pequeños. Sin embargo, no todos los niños son iguales, así que puedes tener la seguridad que no les afectará de la misma manera. En estos casos, lo más importante es prestarles atención y afecto, además de estar siempre presentes para escuchar sus inquietudes.

Te puede gustar