Soy una mamá afortunada por poder quedarme en casa, aunque no significa que sea fácil

Las obligaciones diarias del hogar están lejos de ser unas vacaciones relajantes. ¿Qué tanto se valora la demandante labor de ser una mamá a tiempo completo?
Soy una mamá afortunada por poder quedarme en casa, aunque no significa que sea fácil

Última actualización: 15 junio, 2022

Es increíble cómo avanza el tiempo sin darnos cuenta de ello. En un abrir y cerrar de ojos, pasamos de estar con nuestros amigos en el colegio a ayudar a nuestros propios hijos con sus tareas. Hace poco una amiga cercana me dijo unas sabias palabras: “soy una mamá afortunada por poder quedarme en casa, pero no significa que sea fácil”.

Y me quedé pensando en lo mucho que se siguen menospreciando en la actualidad el trabajo no reconocido de ser ama de casa. Incluida la decisión consciente de algunas mujeres de renunciar a sus trabajos para ejercer a tiempo completo la maternidad o teletrabajar desde el hogar mientras cuidan de sus hijos.


Sigue leyendo: Elijo ser ama de casa


Ser una mamá afortunada es poder decidir a consciencia

La maternidad es un camino único y personal que transita cada mujer a su manera. Y aunque todos los casos son diferentes, en la mayoría se cuenta con la posibilidad de elegir qué decisión tomar luego de que nazca el bebé. Ya sea regresar al mundo laboral, teletrabajar o renunciar y dedicarse de lleno al cuidado de los hijos.

El teletrabajo trae beneficios para las mamás que quieren cuidar a sus hijos en casa sin descuidar su carrera. Sin embargo, es necesario equilibrar los horarios, ya que podría ser muy agotador.

Todas las alternativas son válidas dependiendo de las posibilidades de las nuevas mamás. No obstante, existen algunas personas que menosprecian la decisión de ser madre a tiempo completo. Un pensamiento muy lejos de la realidad, por el hecho de que permanecer en la casa al cuidado de los niños puede ser muy extenuante y demandante.

Y aunque es muy cierto que no todas las mujeres tienen el privilegio de renunciar o teletrabajar, las obligaciones que conlleva el cuidado de uno o varios bebés (sumado a los quehaceres del hogar y la vida cotidiana), puede hacer que quedarse en casa esté lejos de ser algo tranquilo y relajante.

El cuidado de los hijos y del hogar no se asemeja en lo más mínimo a estar en vacaciones

Se ha luchado mucho en las últimas décadas para reivindicar mediante el feminismo y la educación el valor del trabajo de las mujeres. En especial el de aquellas que además de madres son amas de casa, pues detrás del cuidado de los hijos y del hogar hay un gran esfuerzo y dedicación. Sin embargo, aún falta mucho camino por conquistar.

Ser ama de casa y llevar una crianza positiva con los niños en medio del caos del día puede ser muy agotador, por eso valora el trabajo de las mujeres y los hombres en el hogar.

Esto se debe a que aún persiste la idea sexista de que aquellas personas que deciden dedicarse al cuidado de sus hijos y de su hogar tienen una vida más sencilla que quienes deben trabajar presencialmente. Llegando incluso a comentar, desde la ignorancia, que dedicar el tiempo en la casa con los niños es “como estar en vacaciones”.



No obstante, dicha afirmación está lejos de ser cierta. Puesto que, aunque la maternidad y la crianza positiva traen experiencias maravillosas a su paso, no todo siempre es color de rosa. Las necesidades emocionales y físicas que deben cumplir las mamás a tiempo completo pueden llegar a ser muy intensas con el pasar del tiempo, por lo que esta labor debe ser más reconocida y apreciada.

Una mamá afortunada es aquella que puede brindarles a sus hijos el amor necesario

Cada madre tiene sus cualidades para hacerle frente a los obstáculos de la vida y brindarle lo mejor a sus hijos, dentro de sus posibilidades. Por esta razón, cuando se quiere -y se puede- tener la oportunidad de ver cómo crecen los niños día a día, es importante reconocer que es una decisión valiosa, pero muy demandante.

Muchas mujeres pasan de trabajar hasta 40 horas semanalmente en una oficina a convertirse en amas de casa y madres a tiempo completo. Haciendo de los “tiempos libres” una utopía frustrada por las obligaciones que conlleva el cuidado de los niños y el manteimiento del hogar.

Un estudio que incluyó la participación de más de sesenta mil mujeres llegó a la conclusión de que las madres que se quedan en casa reportan más depresión, tristeza e ira que las empleadas. Así que por más afortunadas que puedan parecer, las mamás que deciden quedarse al cuidado de sus hijos solo merecen respeto y admiración.

Vive bajo tus convicciones para ser una mamá afortunada

Está comprobado que los niños necesitan del cariño y afecto diario de sus padres para mejorar múltiples aspectos de su salud física y mental. Por eso, tener la oportunidad de contar con el amor de una mamá cariñosa y presente en la cotidianidad es fundamental para el desarrollo emocional de sus hijos.

Recuerda que tomar la decisión de dedicarte a la crianza por completo de tus hijos no es una tarea fácil de tomar. No obstante, si llegas a hacerlo, debes saber lo considerada que eres al regalar todo tu tiempo a una parte de tu ser.

Te podría interesar...
Yo disfruto de cuidar a mi bebé en casa
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Yo disfruto de cuidar a mi bebé en casa

Muchas mujeres salen a trabajar todos los días por el bienestar económico de su familia, pero la mayoría disfruta cuidar a su bebé en casa