¿Se puede comer salmón ahumado en el embarazo?

Te vamos a contar por qué no deberías consumir salmón ahumado en el embarazo, así como otros pescados sin una cocción completa de los mismos.
¿Se puede comer salmón ahumado en el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 19 noviembre, 2021.

Última actualización: 19 noviembre, 2021

El salmón ahumado es un alimento que cuenta con varios beneficios para la salud. No obstante, durante el embarazo es preciso hacer una serie de cambios en la dieta que obligan a restringir dicho alimento. Esto es porque podría contener en su interior bacterias nocivas para la salud de la madre y del feto.

Hay que tener en cuenta que mientras dura el periodo de gestación es necesario cuidar más que nunca la higiene alimentaria. Una intoxicación fuera del embarazo puede ser algo leve, pero en esta etapa es posible poner en riesgo la vida del bebé.

¿El salmón ahumado es un producto óptimo para consumir en el embarazo?

Salmón sin cocinar.

A pesar de su alto contenido en omega 3, nutriente que ha demostrado ser beneficiosos para la salud cardiovascular, el salmón ahumado no se puede consumir durante el embarazo.

El proceso de ahumado no es suficiente para asegurar la ausencia de riesgo microbiológico. Para matar a todos los microbios se necesita elevar la temperatura del producto y este tipo de elaboración no lo logra.

Entre los gérmenes patógenos que se pueden encontrar en el salmón ahumado destaca la listeria, que es una bacteria capaz de causar el parto prematuro o la muerte del feto. Se la puede encontrar también en carnes crudas, en aguas contaminadas e incluso, en la leche que no ha superado un proceso de esterilización.

Lo óptimo es restringir la ingesta de cualquier tipo de carne o pescado crudo o semicrudo durante el embarazo. Estos productos no suelen suponer un riesgo para una adulto normal, pero sí que son peligrosos para las mujeres embarazadas.

Una intoxicación que cursa con diarrea y deshidratación puede poner en peligro la correcta nutrición del feto, así como su desarrollo posterior.

Hay que tener en cuenta que algunos expertos proponen que la congelación previa del salmón ahumado durante 3 días reduce el riesgo de intoxicación. Sin embargo, también es posible encontrar doctores que desaconsejan dicha práctica. Lo mejor es cocinar bien el pescado durante este periodo, a fin de evitar correr riesgos innecesarios.

¿Cómo consumir pescado durante el embarazo?

Está claro que la ingesta de pescado es beneficiosa durante el embarazo. Los peces de tipo azul cuentan en su interior con ácidos grasos saludables para la mamá y el feto. Un ejemplo son los ya mencionados omega 3, tal y como evidencia una investigación publicada en Critical Reviews in Food Science and Nutrition.

Ahora bien, siempre ha de asegurarse su correcto cocinado, incluso en el interior de la propia pieza.

Asimismo, es preciso tener extremo cuidado con aquellos susceptibles a ser contaminados con anisakis. Uno de los casos más habituales es el de la merluza. Hay que congelarla de forma previa y observar que no cuente con restos del parásito o de las larvas.

¿Y los pescados crudos?

Con los pescados crudos sucede lo mismo que con los ahumados. En los últimos años se ha popularizado la inclusión del sushi en la dieta, así como de otras preparaciones que utilizan ciertos peces sin cocinado previo. Aunque en circunstancias normales se consideran platos seguros, el incremento del riesgo de infecciones es inasumible para las mujeres embarazadas.

El embarazo es una etapa de la vida en la que hay que cuidar más que nunca la dieta y los hábitos de vida. También es recomendable suprimir los embutidos e incluso, algunas especias culinarias. De este modo, se garantiza que el feto se desarrolle de forma óptima, sin alteraciones en el aporte de nutrientes que puedan condicionar su bienestar.

Salmón ahumado, un alimento prohibido durante el embarazo

Mujer cocinando salmón en el embarazo.

Como has podido comprobar, no resulta adecuado consumir salmón ahumado durante el embarazo. Este pescado puede contener bacterias nocivas para la salud de la madre y para el feto. Por ello, hay que garantizar siempre un correcto cocinado antes de su ingesta, al menos mientras dure el periodo de gestación.

Así mismo, es necesario cocinar bien cualquier pieza de pescado o de carne, no solo el salmón. Hay que asegurar que en el interior del alimento se alcance una temperatura superior a 70 grados para que los microorganismos se destruyan y se conserve la seguridad higiénica del producto.

Te podría interesar...
El magnesio en la dieta de los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
El magnesio en la dieta de los niños

El magnesio es un mineral que cuenta con implicaciones importantes a nivel fisiológico en el organismo de los niños. Aprende más aquí.



  • Innes, J. K., & Calder, P. C. (2020). Marine Omega-3 (N-3) Fatty Acids for Cardiovascular Health: An Update for 2020. International journal of molecular sciences21(4), 1362. Disponible en: https://doi.org/10.3390/ijms21041362
  • Martins, B. P., Bandarra, N. M., & Figueiredo-Braga, M. (2020). The role of marine omega-3 in human neurodevelopment, including Autism Spectrum Disorders and Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder - a review. Critical reviews in food science and nutrition60(9), 1431–1446. Disponible en: https://doi.org/10.1080/10408398.2019.1573800