Los mejores deportes para niños con autismo

10 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la instructora fitness y yoga Eva Maria Rodriguez Diego
El deporte tiene muchos beneficios para los más pequeños. Así, los niños con autismo pueden tener dificultades en ciertos deportes, pero eso no significa que no puedan practicarlo.

Practicar deporte a edad temprana tiene muchos beneficios para los niños. Estos aprenden habilidades como la coordinación y la resolución de problemas de comunicación, entre otras. Además, el deporte en los más pequeños fomenta un estilo de vida saludable. Así, los deportes para niños con autismo también ofrecen a este colectivo muchos beneficios concretos.

El problema es que estas habilidades pueden no ser tan fáciles de adquirir para los niños con TEA (trastorno del espectro autista). Las características centrales del TEA afectan las habilidades sociales, comunicativas, de coordinación y de comportamiento, las cuales son fundamentales en muchos deportes de equipo.

En este sentido, los deportes que requieren mucha comunicación y coordinación pueden causar una sobrecarga sensorial y hacer que sea potencialmente difícil para los niños con autismo disfrutar de estos deportes. Sin embargo, esto no significa que deban perder la oportunidad de participar.

Principales características de los niños con autismo

Según Julia Connelly, psicóloga y directora clínica de la Clínica de Trastornos del Espectro Autista de la Universidad de Utah Health, las características comunes de los niños con autismo incluyen

Niño en natación.

  • Dificultad en situaciones sociales.
  • Preocupación por ciertos temas o materias.
  • Sensibilidades sensoriales: ruido, luz, ropa o comida.
  • Dificultades de comunicación, incluidos problemas para desarrollar el habla o comprender el lenguaje social y dificultades con el contacto visual o el uso de gestos.

Teniendo esto en cuenta, es fácil entender que muchos deportes pueden no ser muy adecuados para niños con autismo. De hecho, forzando la práctica de deportes que requieran de estas habilidades, como el fútbol o el baloncesto, es muy probable que estos síntomas se agraven.

Sin embargo, no todo en la vida son deportes de equipo. Es más, algunos deportes son muy beneficiosos para niños con autismo, tanto desde el punto de vista de los beneficios del propio deporte como desde las posibilidades que ofrece para que los niños con TEA mejoren en su condición.

Deportes para niños con autismo

Según explica Connely, los deportes individuales en los que los niños tienen compañeros de equipo sin que se juegue en equipo, como en los deportes tradicionales, tienen más beneficios específicos para los niños con autismo. Es el caso del ciclismo, la equitación, la gimnasia, la natación o el atletismo.

Ciclismo

El ciclismo puede ser difícil para los niños con autismo. Esto se debe a que los pequeños con TEA pueden tener más problemas con el equilibrio de lo habitual. Sin embargo, una vez que se dominan las habilidades básicas, el ciclismo puede ser fantástico deporte para estos chicos. De hecho, es una excelente manera de aprender a mantener el equilibrio y de lograr independencia y resistencia.

El ciclismo se puede practicar de manera individual o en grupo, por diversión o de manera competitiva. Además, ante el problema de mantener el equilibrio, se pueden utilizar alternativas, como usar ruedas de entrenamiento, por ejemplo.

Gimnasia

La gimnasia es otro de los deportes para niños con autismo del que pueden obtener grandes beneficios. Mediante el uso de equipos como trampolines, barras de equilibrio, etc., los pequeños con TEA pueden mejorar sus habilidades motoras como, por ejemplo, su resistencia cardiovascular y su fuerza muscular.

Además, con la gimnasia también trabajan el equilibrio, la flexibilidad y la coordinación, al tiempo que desarrollan la confianza en sí mismos y en los demás y mejoran sus habilidades sociales.

Natación

Aprender a nadar es una habilidad muy valiosa para todos los niños. Además, como deporte, la natación se puede practicar de forma individual o en equipo, de manera recreativa o competitiva. Ser parte de un equipo de natación permite a los niños con autismo competir en sus propios términos y mejorar a su propio ritmo.

Por otra parte, la natación se considera una actividad terapéutica, ya que puede ayudar a los niños con autismo a mejorar su habla, su coordinación, sus habilidades sociales, su autoestima y su procesamiento cognitivo.

Equitación

La equitación es un excelente deporte para los niños con autismo. De hecho, muchos pequeños con este trastorno montan a caballo como actividad terapéutica. Asimismo, muchos niños con autismo encuentran más fácil comunicarse con los animales que con las personas.

Niña montando a caballo porque la equitación es uno de los mejores deportes para niños con autismo.

Con la equitación, además de trabajar aspectos físicos relacionados con la coordinación, el equilibrio y la fuerza, también desarrollan sensaciones motoras, emocionales y sensoriales.

Atletismo

El atletismo se practica de manera individual, pero se compite en equipo. Esto da a los pequeños con autismo la opción de socializar con sus compañero, si lo desean, pero no es necesario que esto ocurra para tener éxito en la práctica de las diferentes especialidades que tiene esta disciplina.

Correr es uno de los mejores entrenamientos y proporciona beneficios relacionados con la disminución del comportamiento autoestimulatorio, la disminución de comportamiento agresivo, así como una salida para liberar tensión y energía acumuladas.

En lo que a los deportes para niños con autismo respecta…

Si deseas que tu hijo con autismo participe en deportes con otros niños para que se relacione, la mejor opción es comenzar con actividades deportivas en las que cada miembro del equipo contribuya de forma independiente. Puedes prepararlo ofreciéndole oportunidades de juego libre relacionado con los deportes, favoreciendo el juego a través de la tecnología (mediante videojuegos específicos) o creando actividades físicas para él. La idea es que se familiarice poco a poco con el deporte.

Asimismo, has de tener en cuenta que, del mismo modo que tu pequeño con TEA necesita una atención específica en el aula, coordinada o desarrollada por un maestro especialista, en la práctica deportiva también es necesario que el entrenador tenga preparación y conocimientos específicos.

  • Coffey, C., Carey, M., Kinsella, S., Byrne, P., Sheehan, D. and Lloyd, R., 2020. Exercise Programming for Children With Autism Spectrum Disorder. Strength & Conditioning Journal, Publish Ahead of Print.
  • Fessia, Gabriel & Contini, Liliana & Astorino, Francisco & Manni, Diego. (2018). Estrategias de actividad física planificada en autismo: revisión sistemática. Revista de Salud Pública.  
  • García Gómez, Andrés & M., López & Rubio Jiménez, Jesús & E., Guerreo & I, García-Peñas. (2014). Effects of a program of adapted therapeutic horse-riding in a group of autism spectrum disorder children. Electronic Journal of Research in Educational Psychology.
  • Office of Public Affairs. (2015). Top 5 Sports for Kids with Autism. Healthcare.utah.edu - Disponible en: https://healthcare.utah.edu/healthfeed/postings/2015/04/042825_infographic-autism-sports.php.
  • Smith, V., & Patterson, S. (2012). Getting into the game. Jessica Kingsley Publishers.
  • Yanardag, Mehmet & Yılmaz, İlker & Aras, Ö. (2010). Approaches to the Teaching Exercise and Sports for the Children with Autism. International Journal of Early Childhood Special Education.