¿Cuál es la mejor forma de lavar la ropa interior?

Mónica Heras Berigüete · 11 noviembre, 2018
¿Quieres saber cuál es la mejor forma de lavar la ropa interior? Con estos consejos, durará más y estará siempre como nueva.

Son las prendas más delicadas que tenemos en nuestros cajones, les damos uso a diario y, a decir verdad, no las cuidamos todo lo bien que deberíamos. ¿Sabes que hay formas de lavar la ropa interior para alargar su tiempo de vida?

Lo primero que tenemos que aprender es a leer las etiquetas, ver su composición y detenernos en las recomendaciones del fabricante con respecto a los cuidados y el mantenimiento. Si lo haces siguiendo estos consejos, ese conjunto que tanto te gusta podría durarte una eternidad.

Para los que lavan a mano

Braguitas, sujetadores y medias son prendas compuestas por materiales delicados y suelen ser frágiles; además, en ocasiones, no son nada económicas. Por ello, no deberías jugártela y lo ideal sería lavar tu ropa interior siempre a mano, especialmente si no son de algodón.

Consejos para lavar tu ropa interior y que quede como nueva

  • Lee muy bien la etiqueta de las prendas.
  • Déjala remojando durante media hora en un balde con agua tibia y un chorro de vinagre blanco. También puedes hacerlo en agua con bicarbonato; este producto limpia, blanquea y elimina malos olores. Al finalizar, enjuaga siempre con agua fría.
  • El vinagre blanco también te ayuda a que las prendas con encaje negro se conserven mejor y es súper eficaz con cualquier tipo de manchas.
  • Para el encaje blanco, puedes utilizar agua con sal. Esta combinación evitará que se torne amarilla.
  • Separa siempre los colores y no mezcles los tonos fuertes con los claros, podrían desteñir.
  • Frota con la mano, nunca uses un cepillo porque dañaría los delicados tejidos.
  • Siempre enjuaga abundantemente y con agua fría.
  • Nunca exprimas las prendas.
  • Seca la ropa interior sobre una toalla limpia: Es la mejor manera de que no se deformen, especialmente los sujetadores.
El sangrado por implantación puede suponer que ha ocurrido una fecundación.

  • Si la tiendes, cuida que no le dé el sol directo, dado que este se va comiendo el color. Además, pueden añadirse esporas, hongos o bacterias a las fibras… y ya sabes dónde acabarían.
  • Nunca uses lejía ni con las prendas blancas, ya que mancha de amarillo y daña el elástico de las braguitas y de los sujetadores.

Para los que usan la lavadora

Sí, claro que es entendible que es difícil organizarse hoy en día con la cantidad de cosas que tenemos por delante y que, por ende, prescindir de la lavadora no te haya parecido una buena idea. No te preocupes: para todo hay una solución. Siguiendo estos tips, podrás hacer uso de tu máquina para lavar la ropa interior.

  • Invierte en bolsitas de lavandería especiales para ropa delicada. De esta forma, protegerás las prendas íntimas del roce con otra ropa más gruesa, evitando así que se dañe.
  • Siempre abrocha los sujetadores. Con esta precaución, no se enredarán en el resto de la ropa; los cierres podrían engancharse a otras prendas.
  • Elige un ciclo corto y lava con agua fría, con un detergente específico.
  • No uses la secadora. Este aparato, por útil que resulte, daña terriblemente las fibras y terminará por gastar el elástico.
  • La verdad es que solo deberías meter a la lavadora aquellas prendas que sean de algodón.

“Lo primero que tenemos que aprender es a leer las etiquetas, ver su composición y detenernos en las recomendaciones del fabricante con respecto a los cuidados y el mantenimiento”

¿Por qué lavar la ropa interior aparte?

En un estudio realizado por Charles Gerba, microbiólogo de la Universidad de Arizona, se descubrieron muchas bacterias procedentes de la ropa interior en el resto de la colada; estas se dispersaron hasta en un 40 % del total de las prendas analizadas, aún cuando habían sido lavadas con detergente y hasta con lejía. De ahí la importancia de lavar la ropa interior aparte, más allá de cuidarla y alargar su vida.

En las mujeres, las infecciones vaginales por hongos son muy frecuentes; una mala higiene de la ropa interior podría hacer que la candidiasis persistiera. El vinagre, el agua caliente, evitar jabones muy fuertes y no usar la secadora harán que te mantengas a salvo de las molestias de una infección vaginal.

No obstante, si de todos modos usas la secadora, procura enjuagarla con un chorro de lejía después del ciclo de lavado. Se trata de una acción preventiva, para asegurarte de que no haya rastros de microorganismos.

Al lavar la ropa interior, debes tener en cuenta ciertas precauciones para alargar su vida útil.

Tips para conservar mejor la ropa interior

  • Nunca la planches, las fibras elásticas se darían de sí.
  • Guárdala en un cajón aparte del resto de la ropa.
  • Cubre el cajón con tela para evitar que la ropa interior se enganche en la madera.

Como habrás notado, la ropa interior merece cuidados especiales, sobre todo aquellas piezas más delicadas. De todos modos, con estas recomendaciones para lavar la ropa interior y para conservarla sana por mucho tiempo, podrás disfrutar tranquila de tus prendas íntimas predilectas.