Los amigos en la distancia también tienen mucho valor

Agetna · 6 abril, 2016

Los amigos en la distancia, al menos los que son verdaderos, no se olvidan de nosotros cuando se mudan de nuestra ciudad, ni cuando encuentran a alguien más afín a ellos.


Los buenos amigos no temen decirnos las verdades de frente aun cuando esto signifique que nos pongamos bravos y les dejemos de escribir o hablar por algún tiempo.

Los amigos… son inseparables.

Mamá, muéstrale a tu hijo adolescente que si tiene un buen amigo, no importa que viva en otra provincia o país, el saber que estará a su lado el día que lo necesite…

El estar seguro que lo apoyará por encima de cualquier cosa, es suficiente motivo para mantener una estrecha relación con él.

Ni su sexo, raza, lejanía deben menguar el cariño y el afecto mutuo.

Enséñalo a cultivar amistades estén donde estén. No porque vaya a su escuela, asista al mismo deporte o viva en su vecindario ese otro adolescente que hoy lo acompaña tiene necesariamente que ser su amigo.

A veces unos minutos al teléfono, un email, una conversación por chat, o una sencilla carta con alguien que él quiere y lo quiere, son más provechosas que horas enteras con quien pueda traicionarlo mañana.

Incúlcale a tu hijo que los amigos a la distancia también tienen mucho valor.

Los beneficios de tener amigos en la distancia

Los amigos en la distancia se escapan de la rutina. Como se ven solo esporádicamente o casi nunca, cuando se reencuentran siempre encuentran cambios trascendentales que compartir.

Un amigo en la distancia hace que desees que llegue pronto el tiempo del recreo para escribirle y que te cuente si por fin terminó de ahorrar y se compró la bicicleta.

Con un amigo en la distancia se discute poco. Él no te deja plantado en el juego, para ir a comprar tirachinas o te pide unas bolas y  luego se le olvida devolverlas.

Tampoco se enamora de la misma muchacha ni la invita a salir el mismo día que tú.

Pues bien, para que le muestres a tu hijo otros beneficios de tener amigos en la distancia te ofrecemos este pequeño resumen.

niña-dando-un-beso-a-su-amiga

Mamá, dile a tu pequeño que los amigos en la distancia cuando se ven luego de mucho tiempo:

• Sienten una emoción inmensa. La alegría por volver a estrechar sus manos, besarlo, tocarlo, o compartir unas horas… es incomparable
• Sienten que el tiempo no ha pasado. Se ponen al día con sus alegrías y problemas casi que instantáneamente, porque si de algo pueden presumir los buenos amigos es de esa empatía que los hace ser uno solo
• Sientes que de pronto estás conversando con una persona que te entiende como tú mismo y te vuelves a dar cuenta de por qué él es tu verdadero amigo aunque ahora viva muy lejos de ti
• Sientes que vuelves a vivir en los tiempos pasados. Comparten aficiones y visitan juntos los mismos lugares que tanto les gustaban. Tu amigo te devuelve un “tú mismo” que quizás creías perdido o ya no recordabas

Cuando te reencuentras con un viejo amigo sientes, sientes y solo sientes buenas emociones.

Los malos momentos y las desavenencias que pudieron tener un día se dejan atrás.

Los amigos en la distancia también tienen mucho valor

Es cierto que un amigo se necesita también para compartir el momento. Contarse las preocupaciones y alegrías.

Tu pequeño necesita de alguien de su misma edad a quien ver a los ojos y con quien conversar cada vez que le surja una duda propia de la etapa en la que vive.

¡Qué bien si tiene buenos amigos a su lado!

Pero enséñale también a darse la oportunidad de mantener aquellos buenos amigos que se cambiaron de colegio o se fueron hace tiempo de la ciudad.

640px-Family_jump

Si perdió el contacto que los busque nuevamente. En esta época es muy fácil encontrar a otra persona.

Las tecnologías de la informatización y la comunicación viabilizan las relaciones sociales y convierten en algo sencillo el reencontrar y mantener amigos en la distancia.

Deja que tu hijo aproveche las bondades que le ofrece el siglo en el que vive y haga uso de ellas para reestablecer y conservar por siempre a sus amigos, estén donde estén.