Los grupos de apoyo entre profesores

9 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
El trabajo en equipo entre los docentes es esencial para el buen funcionamiento de la escuela. Para conseguirlo, se pueden crear grupos de apoyo entre profesores.

El profesorado del centro es un colectivo clave para la existencia de un modelo colaborativo e inclusivo en la escuela. Es importante que estos trabajen en equipo unos con otros y presten su ayuda cuando es necesario. Para ello, se pueden tomar diferentes estrategias de colaboración docente, como los grupos de apoyo entre profesores.

Por este motivo, en este artículo vamos a tratar de definir y explicar en qué consiste esta estrategias educativa innovadora.

“El profesor mediocre dice. El buen profesor explica. El profesor superior demuestra. El gran profesor inspira”.

-William Ward-

¿Qué son los grupos de apoyo entre profesores?

Los grupos de apoyo entre profesores son sistemas de ayuda creados por los propios docentes de un mismo colegio y formados, normalmente, por tres de ellos. Se emplean con el fin de trabajar de forma colaborativa en la búsqueda de soluciones ante los problemas que se presentan en el desarrollo de la profesión de maestro.Profesores en un grupo de apoyo.

Así, algunas de las situaciones problemáticas que se puede encontrar un profesor durante la jornada escolar suelen estar relacionadas con:

  • La atención a la diversidad.
  • Los problemas de conducta del alumnado.
  • La imposición de disciplina y autoridad.
  • La adecuación y adaptación curricular.
  • Los conflictos en la relación con otros profesores.
  • Los problemas de comunicación con las familias.

Por tanto, con esta estrategia de colaboración y cooperación, se puede dar respuesta, de un modo óptimo, a las necesidades de todos los niños y de los docentes del centro escolar.

«La cooperación es la convicción plena de que nadie puede llegar a la meta si no llegan todos».

-Virginia Burden-

¿Cómo poner en práctica esta estrategia de colaboración?

Cuando se forman grupos de apoyo entre profesores, se parte de una situación problemática específica descrita por un maestro que demanda ayuda a otros docentes.

A continuación, dicho grupo comienza a plantearse hipótesis, explicaciones y alternativas de solución que son puestas en marcha y revisadas por ellos mismos. De manera que, se forma un conocimiento práctico y compartido. Por ello, se puede decir que los grupos de apoyo entre profesores se basan en el trabajo en equipo y en la colaboración. Lo cual, según Carmen Gallego Vega, implica:

  • Crear un clima de confianza que incita a la participación.
  • Resolver los problemas según la experiencia profesional.
  • Promover la existencia de relaciones de igualdad y reciprocidad en el apoyo.
  • Fomentar un conocimiento compartido.
  • Potenciar la existencia de una buena comunicación, mostrando una actitud de escucha, paciencia, tolerancia, respeto, etc.Reunión del grupo de apoyo entre profesores.

Otras recomendaciones

Para poner en práctica, de un modo correcto, esta estrategia de colaboración docente, Parrilla y Daniels recomiendan, que los grupos de apoyo soliciten, si lo ven conveniente y necesario, la participación temporal de:

  • Otros profesores de la escuela.
  • Profesionales externos al centro.
  • Miembros de las familias del alumnado.

Asimismo, estos autores proponen que cada semana, o cada quince días, los grupos de apoyo realicen una reunión con el profesor que pide la ayuda. En este sentido, hay que tener en cuenta que en dichas reuniones se debe tratar un único problema, dando por concluido el caso o acordando una fecha de seguimiento para revisar la evolución de la situación.

Por otro lado, cabe destacar la importancia de establecer buena organización y planificación. Es decir, los grupos de apoyo entre profesores deben llevar un registro de las sesiones y tomar notas confidenciales sobre cada asunto. Además, para desarrollar su función, es necesario que los docentes y la dirección del centro apoyen este trabajo.

«Colaborar no es simplemente unir, sino hacer cosas juntos y llegar a un punto en común”.

-Anónimo-

  • Gallego, C. (2002). El apoyo entre profesores como actividad educativa inclusiva. Revista de educación, (327), 83-105.
  • Parrilla, A. y Daniels, H. (1998). Creación y desarrollo de grupos de apoyo entre profesores. Bilbao: Mensajero.
  • Sandoval, M. (2008). La colaboración y la formación del profesorado como factores fundamentales para promover una educación sin exclusiones. Contextos educativos: Revista de educación, (11), 149-160.