Formas de estimular el movimiento del bebé

Francisco María García · 4 diciembre, 2017
Estimular el movimiento del bebé durante el embarazo servirá para desarrollar sus habilidades motrices desde muy temprano. Además, brindará a la madre una de las sensaciones más placenteras de esta etapa.

No existe una sensación más maravillosa para una mujer embarazada que poder sentir a esa personita que crece dentro de su vientre. En muchos casos, esta actividad puede hacerse notar desde muy temprano. En otros, las madres deben estimular el movimiento del bebé.

Ciertamente no todos los niños son iguales y tampoco todos los embarazos. Sin embargo, es necesario que exista un control prenatal que permita a las madres establecer criterios de acción ante las particularidades de su bebé.

Las inquietudes que se tengan o las dudas que se presenten durante el embarazo se deben consultar con el especialista. También es prudente hablar con el obstetra sobre algunas técnicas que permitan estimular el movimiento del bebé.

El espacio y el movimiento del bebé

Hay que considerar que los bebés, dentro del vientre materno, experimentan las mismas actividades y necesidades que las demás personas. Por eso, en algunos momentos el bebé está dormido, y por lo tanto los movimientos que hace son escasos.

Hay madres que no poseen suficiente líquido amniótico dentro de su útero. Por lo tanto, el espacio que tiene el pequeño para moverse se ve reducido. Durante las últimas 4 semanas de gestación, el pequeño se está preparando para nacer. Sus períodos de descanso son más largos, momentos que aprovecha para su desarrollo y crecimiento.

¿Es necesario estimular el movimiento del bebé?

Sí, es necesario que las madres estimulen el movimiento de su bebé desde las primeras etapas de la gestación. Muchos especialistas consideran que es precisamente en este período cuando los niños empiezan a fortalecer su cerebro. Esto le permitirá contar con los sentidos bien desarrollados ya en el momento de nacer.

La constante relación entre la madre y el bebé, aún en el vientre materno, va a permitir mantener una fuerte unión entre ambos. Además, le va a generar seguridad y confianza, permitiéndole así ser un individuo sano. De esta forma, podrá pueda relacionarse con otras personas, generando relaciones de confianza, especialmente con la madre y los demás integrantes del núcleo familiar.

Existen algunos momentos maravillosos del embarazo que nunca olvidarás.

¿Cómo estimular el movimiento del bebé?

Con luces

El lugar más reconfortante donde un bebé puede estar es en el útero de su madre. Es calentito, el bebé se encuentra literalmente flotando dentro de él. Es oscuro, contiene todo lo que se necesita para vivir. Por ello, muchos bebés perezosos no se preocupan mucho por hacerse sentir.

Sin embargo, estimularlo con una linterna que se pose sobre el abdomen y se mueva de un lugar a otro logrará llamar su atención. De esta manera se provocarán movimientos en él.

“Es necesario que las madres estimulen el movimiento de su bebé desde las primeras etapas de la gestación”

Con sonido

Otra forma en la que se puede lograr estimular el movimiento del bebé es colocando música a un volumen medio, con independencia de las preferencias musicales de la madre. La música se propaga en ondas que pueden ser trasmitidas por el agua (líquido amniótico) a través de movimientos ondulatorios. Esto es fácil de percibir en el bebé.

Si la madre, además, decide danzar un poco, la estimulación es aún mayor.

Con masajes

Cuando el bebé está en el último trimestre se hace muy fácil sentir los pies, la espalda o una mano. En esos momentos, la madre puede aprovechar para masajear la zona donde está sintiendo a su bebé. Así, se estimula su movimiento y se establece una relación estrecha entre ambos.

La comunicación con el bebé y la comida sana

Hablando con el bebé

La voz de la madre es lo más hermoso que un bebé puede escuchar en el vientre materno. Hablar con él, además de empezar a reconocer a la madre y a los demás familiares, le va a permitir desarrollarse y crecer de forma saludable.

Hablar con el feto ayuda a que el bebé desarrolle sus habilidades.

Puede ser una conversación directa con el bebé. Si la madre conoce el sexo y ya ha pensado en un nombre puede usarlo para dirigirse a él.

Otra buena idea es la de realizar lecturas en voz alta y cantarle. Son algunas actividades recomendadas para poder interactuar con el bebé.

Comiendo sanamente

Todo alimento que consume la madre puede ser degustado por el niño desde su sexto mes de gestación. Al ingerir alimentos sanos con diferentes sabores se están estimulando las papilas gustativas del pequeño. Se deben incluir en la dieta alimentos como pescado, frutas, verduras y carne.

Además, por supuesto, debe evitarse el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco, ya que estas sustancias pueden ocasionar daños irreparables al bebé.

Cada madre podrá experimentar qué es lo que le funciona para lograr estimular a su bebé y lo deberá poner en práctica.