¿Es importante la estimulación prenatal?

Amanda3 20 octubre, 2016

Los bebés pueden sentir muchas cosas desde que están en el útero materno, por esa razón se acostumbra a realizar la estimulación prenatal. Sin embargo, esta es una práctica más bien reciente, por lo cual muchas madres en el mundo quizá todavía no lo hacen; pero, los expertos explican que es importante hacerlo.

Se sabe que el feto humano es capaz de escuchar desde las primeras dieciséis semanas de gestación. Además, puede sentir cambios que se den en el exterior. Según los estudios, los bebés pueden percibir con mayor claridad la estimulación cuando ya han cumplido el segundo trimestre, pues en este momento se han desarrollado gran parte de sus sentidos.

Los principales estímulos que recibe el bebé mientras se encuentra en la vida uterina, se efectúan por medio del oído; por ello, se recomienda hablarle, ponerle música o cantarle, pues estas prácticas pueden influir en el crecimiento de pequeño. También se cree que el bebé puede ver, aunque no con tanta claridad, es capaz de percibir ciertas variaciones en la tenue luz que penetra en la oscuridad del vientre materno.

¿Cómo influye la estimulación prenatal en el crecimiento del bebé?

De acuerdo con la explicación del Dr. Jorge Sandoval, ginecólogo, es muy importante que realicemos una estimulación temprana, pues propicia los principales vínculos entre el bebé y su familia. Además, se ha comprobado que la estimulación prenatal beneficia el desarrollo físico, emocional, mental y sensorial del pequeño; en especial este último, porque sus sentidos activarán ante cualquier sugestión.

1d6253fc7be3706a19df5a6ccc7bcb53

Existen ciertos estímulos que aunque son físicos, pueden ser percibidos por el bebé desde una perspectiva distinta, por ejemplo, cuando acariciamos nuestra pancita, estamos trasmitiendo un sentimiento que llegará a él de una manera distinta. Por lo general, estas expresiones funcionan como acompañamiento para el proceso, permite que el bebé en el útero no se sienta solo y sus sentidos estarán más desarrollados al nacer.

Mientras más conexiones afectivas se desarrollen durante la gestación, existen más probabilidades de que el bebé se adapte con mayor facilidad a la vida extrauterina. Quizá pueda reconocer las voces que escuchaba dentro del útero, por lo cual es posible que se tranquilice más rápido y perciba el mismo cariño de siempre.

Según el Dr. Sandoval, la estimulación prenatal también está relacionada al desarrollo de la inteligencia, pues se vuelve parte de la  formación y el crecimiento neurológico, por medio de las conexiones que se desarrollan en esa etapa. En tal sentido, desde sus primeros cuatro meses de gestación, se conecta y aprende del exterior, por medio sistema auditivo, el cual es favorecido cuando se trata de música y sonidos agradables.

Sin embargo, así como puede recibir los estímulos positivos, también puede percibir sensaciones no tan sanas; por ejemplo, las discusiones familiares, el estrés laboral o situaciones que alteren la paz de la madre. Por eso, es importante estar tranquilas y recordar que después de cada momento de estrés, debemos estimular al bebé por medio de sensaciones positivas y reconfortantes.

5a79f6b180391e78b6c17b98e8ae24f8

Estimulación prenatal de los sentidos

El oportuno desarrollo de los sentidos del bebé es muy importante para que estos nazcan preparados para todos los cambios que van a experimentar en su nueva vida. El ambiente al cual va a llegar el recién nacido, es totalmente distinto de aquel donde se desarrolló, por eso es conveniente que tenga adelantado algunos aspectos, por ejemplo, que pueda reconocer al menos ciertos sonidos.

Otros sentidos que se desarrollan durante la gestación, son el gusto, el olfato y el tacto; estos aparecen entre las primeras 11 y 13 semanas del embarazo. Por medio de la placenta, son traspasadas al feto aquellas sustancias de olores y sabores diversos; esto permite que podamos también realizar una estimulación a través de los alimentos que consumimos, mientras más aromáticos mejor.

Al mismo tiempo que se desarrolla la audición, también comienza a formarse la vista. Para comprobar que estos sentidos se activan, los expertos han realizado exámenes de ultrasonido en los cuales han notado variaciones en el ritmo cardiaco del bebé. También es posible visualizar la actividad cerebral en casos de estímulo visual y auditivo.

El bebé también puede reaccionar ante el movimiento de la madre o el estado de ánimo de esta,  debido a la alteración hormonal que en ciertos casos aparece. Es decir, algunas sustancias que produce el organismo durante situaciones de estrés, es posible que estimulen algunos mecanismos capaces de alterar el ritmo cardiaco, la presión arterial o la respiración materna.

Te puede gustar