¿Sabes qué siente el bebé en el vientre de la madre?

El vientre materno es el espacio ideal para que los bebés puedan desarrollarse y entrar en contacto con el medio exterior. Por lo que, su estancia suele estar llena de sensaciones nuevas.
¿Sabes qué siente el bebé en el vientre de la madre?

Última actualización: 03 febrero, 2022

¡Todo! El bebé en tu vientre siente todo. Al principio de tu embarazo dormirá mucho, pero a medida que vaya creciendo irá experimentando toda una gama de sensaciones y emociones. Estar “aislado del mundo exterior” no es limitante para sentir – a través del paulatino desarrollo de sus sentidos- las alegrías, las angustias o miedos de la madre.

Al principio tu bebé duerme

Por lo general, los bebés en el vientre materno duermen o permanecen inactivos la mayor parte del tiempo. En ese sentido, el sueño de los bebés se divide en dos etapas o estados.

Uno es el sueño con reacción ocular donde el cerebro del bebé trabaja, y el otro es el sueño sin reacción donde se supone que descansa. Estos ciclos cambian cada 20-40 minutos. Se podría decir que muchas de las veces que le hables o lo mimes, tu bebé estará durmiendo. Sin embargo, el estado de reposo va cambiando a medida que se desarrolla.

 

 

El tacto es el primer sentido en entrar en jugo

Hacia la mitad del embarazo, toda la piel del bebé y las mucosas reaccionan completamente ante la estimulación táctil. Desde el inicio de la gestación, el bebé tiende a alejarse de las paredes del útero y originar ciertos roces. Así que el tacto es el primer sentido que el bebé desarrolla.

Puedes dejar que te acaricien la barriga, ya que también estarán mimando a tu bebé. En general, los bebés se sienten abrazados en todo momento por el útero de la madre, por esto al salir tienen la necesidad de recibir calor mediante el abrazo de su madre y demás seres queridos.

Entre el sexto y el séptimo mes de gestación, el bebé es capaz de identificar su cara mediante el tacto, así como abrir la boca y chuparse el dedo. Además, el mismo puede discriminar las texturas del saco amniótico donde se encuentra flotando.

Las emociones son una bomba de sensaciones para los bebés

Tus emociones provocan cambios hormonales que pueden afectar al bebé tanto física como emocionalmente. Está comprobado que cuando una mujer embarazada sufre una angustia importante y continuada, se liberan unas sustancias químicas llamadas catecolaminas, que pueden provocar el adelanto del parto y hasta propiciar que el niño nazca con bajo peso.

Dentro del vientre los bebés pueden experimentar de primera mano las emociones que siente su mamá. Y esto sucede porque el cuerpo libera hormonas con cada sentimiento. Cuando se está feliz, el organismo se llena de endorfina y serotonina. En cambio, si se está nerviosa o estresada, aumenta la presión arterial y también la del feto.

Los sonidos y sabores comunican el exterior con el vientre materno

Se debe tener en cuenta que el ritmo cardíaco de tu hijo puede cambiar cuando oye ruidos fuertes. Protégelo de sonidos invasivos y escucha música para estimularlo y relajarlo.

Los bebés también perciben los sabores de la comida aproximadamente a partir de la semana 12 de embarazo. Aún no tienen completamente desarrolladas sus papilas gustativas, pues esto terminará de hacerlo fuera del vientre, sin embargo sí puede diferenciar por ejemplo, el sabor dulce del amargo.

Algunas investigaciones han buscado dar más información respecto a este tema. En una de ellas se tomó a un grupo de madres para que consumieran jugo de zanahoria constantemente y las separó de otro grupo que no tomó este jugo. Ya después de que sus hijos nacieron y pudieron alimentarlos, se les pidió que diluyeran el cereal con jugo de zanahoria.

Los bebés cuyas madres habían consumido jugo de zanahoria mientras estaban embarazadas, se tomaron sin ningún problema o gesto extraño este alimento. Por su parte, los bebés con las madres que no habían ingerido este jugo se extrañaron ante el sabor y realizaron gestos típicos de los bebés cuando degustan algo nuevo.

Los sentidos se agudizan con el tiempo

El bebé alcanza un punto en el que oye todos los sonidos de tu vientre y del exterior. Su sentido del gusto también se va perfeccionando y ya distingue entre los sabores dulces y amargos. Esto hace que esté más atento a sus sentidos y sensaciones.

Para el octavo mes, el bebé estará cada vez más despierto y reaccionará al contacto exterior, por ejemplo al colocarle la mano sobre el vientre. Quizá te responda empujando o acurrucándose desde dentro en el lugar donde se encuentra puesta la mano.

En cuanto a las relaciones sexuales durante el embarazo, tu bebé no se ve afectado en absoluto. El bebé no percibe cuando se produce la penetración, pero sí cuando llegas al orgasmo porque tu vientre se contrae y las contracciones se reproducen en el útero. No te preocupes por esto, son contracciones muy leves y no dañarán al bebé.

También es preciso decir que la mala alimentación y las bebidas alcohólicas pueden perjudicar el desarrollo de tu hijo, así como hábito tabáquico. Los científicos notaron movimientos faciales en el bebé cuando la madre fuma. La nicotina impacta negativamente en la salud del feto, por lo que no es recomendable fumar durante el embarazo.

Te podría interesar...
Las primeras patadas del bebé: todo lo que necesitas saber
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Las primeras patadas del bebé: todo lo que necesitas saber

Las primeras patadas del bebé se perciben a partir de la semana 20 del embarazo y sirven para evaluar la vitalidad del bebé.