Estrategias de verificación de la comprensión en el aula

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Azucena Fernández
· 8 mayo, 2019
Muchas veces los docentes se encuentran con que tienen que desarrollar mucho material en poco tiempo. Esperan que los estudiantes entiendan lo que están contándoles y que lo retengan sin más. Para controlar que la comprensión es correcta son necesarias algunas estrategias de verificación en el aula.

Uno de los objetivos fundamentales de la educación en las aulas es enseñar. Para saber como docentes si la tarea de enseñar está resultando bien y si los alumnos van entendiendo, existe lo que se conoce como estrategias de verificación de la comprensión en el aula.

Con estas estrategias los docentes dejarán de mantener los dedos cruzados esperando los resultados de los exámenes de sus alumnos. Podrán saber con antelación si han estado haciendo bien o no el trabajo y si han conseguido que todo se entienda.

El problema, normalmente, es que los docentes dependen de estas pruebas para medir la comprensión una vez terminadas las lecciones, pero luego, independientemente del resultado, siguen adelante.

Pocos docentes suelen tomarse el tiempo para centrarse en las debilidades y malentendidos de los conocimientos de los alumnos después de que las pruebas hayan sido calificadas. Para entonces ya es demasiado tarde y estos suelen perder interés. Resulta claro, por lo tanto, que es necesario repensar cómo enfocar la evaluación durante la clase.

En este sentido, hay que aprovechar el momento. Para llegar a los estudiantes no es suficiente con explicar las cosas bien, hay que seguir de cerca la comprensión y, en el momento en el que aparezcan dudas (o incluso un ligero fruncir de ceño de algún alumno) tomar cartas en el asunto durante cada sesión.Estrategias de verificación de la comprensión en el aula.

Podemos hacerlo con estas sencillas estrategias de verificación de la comprensión en el aula:

Es importante evitar las preguntas con respuestas «sí» y «no»

Es fundamental evitar realizar preguntas a la clase cuya respuesta pueda ser solo «sí» o «no», así como utilizar frases abiertas como «¿queda claro?». Normalmente, los estudiantes responden siempre «sí» a estas preguntas.

Así que, cuando varios estudiantes admiten más tarde que están perdidos, el docente se sorprende. Para evitar estas sorpresas y ayudar a los estudiantes a seguir las ideas en clase, hay que hacer preguntas muy concretas que requieran que usen su nuevo conocimiento adquirido y previo.

Pedir a los alumnos que reflexionen

Se trata de pedir a los alumnos, en los últimos cinco minutos de la sesión, que reflexionen sobre el tema desarrollado y que escriban en algunas líneas lo que han aprendido. Recogeremos estas reflexiones escritas y las revisaremos. Además, podemos hacer que se planteen y cuenten cómo aplicarían el tema, concepto o habilidad aprendida en un entorno práctico.

Señales con la mano para la verificación de la comprensión en el aula

Otra posibilidad para la verificación de la comprensión es utilizar algunas señales prefijadas con la mano para calificar o indicar la comprensión del contenido por parte de los alumnos. Esta estrategia requiere el compromiso de todos los estudiantes y permite que el profesor compruebe la comprensión dentro de un grupo grande.

Por ejemplo, podemos fijar señales levantando en grupo las manos enseñando todos, algunos o solo un dedo. Pueden enseñar cinco dedos cuando crean que han logrado la máxima comprensión del tema e ir quitando dedos hasta dejar solo uno para indicar que creen que han logrado la mínima comprensión.

Carteles de respuestas

Los alumnos van a crear carteles de respuestas en alguna sesión en el aula para utilizarlos durante todo el curso. Para ello, utilizaremos el material que tengamos a mano: pizarras individuales, cartulinas, folios o incluso podemos fabricar carteles permanentes para usar durante todo el curso con varias respuestas posibles.

Usando estos dispositivos, el profesor puede comprobar fácilmente las respuestas individuales de los estudiantes mientras todo el grupo enseña sus carteles. Pueden ser, por ejemplo, un cartel de color verde para indicar que todo está entendido, naranja para decir que se entiende solo a medias y rojo para que quede claro que falta mucho por avanzar.Estrategias de verificación de la comprensión en el aula.

El Seminario Socrático para verificar la comprensión en el aula

El Seminario Socrático es una técnica que consiste en explorar ideas con el diálogo abierto entre estudiantes. Se realiza a partir de la lectura y análisis de un texto concreto. Podemos, también, utilizar para esta técnica de verificación de la comprensión en el aula, si queremos, una imagen, una canción o un vídeo.

Los estudiantes se preguntan unos a otros sobre un tema importante relacionado con el texto, imagen o canción elegido. Estas preguntas abren una conversación que creará respuestas y preguntas adicionales.

Así, aprenden a formular preguntas que abordan temas concretos para facilitar su propia discusión y llegar a una nueva comprensión. Los docentes podrán comprobar el nivel de entendimiento de la materia siguiendo estas preguntas y respuestas.

En resumen: la forma más efectiva de probar la comprensión de un estudiante es hacerlo mientras estamos desarrollando una lección. Pedir a los alumnos que rellenen un cuestionario cuando el tema se ha dado por entendido y después intentar corregir los errores y faltas de conocimiento no va a funcionar porque los estudiantes ya habrán pasado página.

  • Carlos Lomas. Aprender a comunicar (se) en las aulas. 2003. Ágora digital 5.1.
  • Lorrie Shepard. La evaluación en el aula. 2006. Educational Mesasurement.