¿Por qué son buenos los juegos de estrategia?

Francisco María García · 14 mayo, 2018
Los juegos de estrategia estimulan la capacidad cognitiva de los niños, mejoran su atención y concentración y les aportan muchos beneficios. ¿Cuáles son los mejores juegos, en línea, tradicionales o analógicos?

El desarrollo de la inteligencia y la agilidad mental son los principales beneficios de los juegos de estrategia. Divierten, entretienen y, con el tiempo, se han convertido en los favoritos de personas de todas las edades en el mundo.

Más estrategia, más capacidad cerebral

Los juegos de estrategia ayudan a mejorar las capacidades cerebrales, la habilidad y la velocidad; estos entretenimientos estimulan el pensamiento estratégico, ponen el cerebro 100% en funcionamiento y potencian la agilidad mental.

Con los juegos de estrategia, se aprende a tomar las decisiones correctas para alcanzar la victoria final. De forma simultánea, previenen enfermedades como el Alzheimer y la demencia senil.

Niños estrategas

En los niños, los juegos de estrategia estimulan el uso simultáneo de los dos hemisferios cerebrales. Les sugieren desafíos, retos y estrategias sujetas a historias que pueden clasificarse por edades.

Estos juegos mejoran la resolución de conflictos; una habilidad que será muy importante en los niños que, desde pequeños, podrán encontrar solución a sus problemas.

En paralelo, los niños comienzan a pensar en personajes ficticios o reales. Así, se sumergen en mundos donde ejercitan la memoria y mejoran su capacidad de observación. La consecuencia es que potencian su atención, la perseverancia e impulsan el pensamiento estratégico.

Los niños obtienen muchos beneficios de los juegos de estrategia.

¿Digitales o analógicos?

En la actualidad, estos juegos se pueden encontrar en una gran variedad, tanto digitales como analógicos. Solo hay que buscar en portales en línea o en aplicaciones diversas, la mayoría gratuitas.

Se accede a ellos desde tabletas, móviles, ordenadores, a cualquier hora y en cualquier lugar. Si se prefieren opciones más tradicionales, también hay gran variedad de tableros, fichas o cartas para disfrutar mientras se aprende.

Instrumento educativo eficaz

El juego estratégico es importante para el aprendizaje y desarrollo integral de los niños. Les permite estudiar o calcular las tácticas a seguir, cómo alcanzar el objetivo final y conocer y ser parte de otros mundos.

Jugando se despiertan las habilidades físicas, sensoriales, mentales, afectivas y la imaginación; también les ayuda a formar hábitos de cooperación, potenciar su memoria, y a conocer sus límites y su entorno.

El jugador tiene múltiples opciones: puede explorar, crear sus propios universos y personajes y descubrir cómo funcionan las cosas. Además, en el caso de los niños, los juegos de estrategia se convierten en un instrumento eficaz para su educación y crecimiento intelectual.

“Los juegos de estrategia ayudan a mejorar las capacidades cerebrales, la habilidad y la velocidad”

Juegos análogos de estrategia

Además de las consolas y tabletas, existen los juegos analógicos que igual entretienen al público de todas las edades y potencian sus habilidades de atención y estrategia.

A los niños, estos juegos les permiten mostrar sus alegrías y también sus sentimientos en momentos difíciles, así como sus frustraciones. Aplicar la lógica es, al igual que en el ámbito digital, otro beneficio de esta forma fácil, segura y divertida de educar jugando.

Estructura, elemento y temática

Los juegos de estrategia se dividen según su estructura, elementos y temática. De acuerdo a la estructura, hay juegos de azar, matemática, jugadores individuales o en grupo, estratégicos, tácticos y operacionales.

La división según los elementos diferencia en cartas, miniaturas, tableros, fichas y videojuegosAdemás, se habla de juegos abstractos y temáticos, historias militares o de guerra, entre otras muchas opciones a considerar.

Los juegos de estrategia para niños se consiguen en muchos formatos y para todas las edades.

Juegos de estrategia más buscados

  • Jungle Speed: es un juego de estrategia analógico recomendado para niños entre 9 y 11 años de edad. Estimula la atención y la capacidad de respuesta.
  • Catan: también analógico, es ideal para niños entre 12 y 16 años. El jugador debe construir ciudades y pueblos con los recursos que va adquiriendo con las cartas en cada ronda.
  • Dobble: otro analógico; está dirigido a niños a partir de los tres años de edad. Lo componen cinco minijuegos, cuya meta es encontrar el objeto común entre las cartas que están en juego.
  • Tres en raya (Tic Tac Toe): se consigue en una aplicación gratuita para dispositivos Android, móvil y tablet. Ofrece varios niveles de dificultad para que toda la familia lo pueda disfrutar.
  • El juego de cartas educativo de Wikiduca: es analógico y estimula el pensamiento estratégico de los niños. Mejora su desarrollo cognitivo y la memoria funcional; esta última íntimamente ligada con el coeficiente intelectual.
  • Conquistando la Isla Pirata: es una aplicación gratuita para Android. Los usuarios se convierten en soldados que luchan contra los piratas que viven en una remota isla. Deben abatirlos mediante cañonazos, para lo cual es preciso decidir el ángulo y la potencia del disparo.

Sin lugar a dudas, los juegos de estrategia tienen todos los puntos a favor: no solo se pueden encontrar en gran cantidad de formatos y dispositivos, sino que también son muy divertidos y terriblemente educativos. ¡A jugar!