Consejos para esos momentos cuando a tu bebé no quiere que le cambien el pañal

A medida que los bebés van creciendo, cambiarles el pañal puede hacerse cada vez más complicado. Sigue leyendo y descubre cinco recomendaciones útiles.
Consejos para esos momentos cuando a tu bebé no quiere que le cambien el pañal

Última actualización: 11 junio, 2022

Conforme van pasando los meses y los bebés se vuelven más fuertes y llenos de energía, una tarea que antes era tan sencilla como cambiar un pañal se convierte en toda una odisea. No te preocupes, es algo normal por lo que atraviesan todas las mamás y papás y por eso hoy te compartimos cinco consejos de gran ayuda cuando a tu bebé no quiere que le cambien el pañal.

A la mayoría de las madres primerizas se les dificulta cambiar a sus hijos recién nacidos, debido a la fragilidad de su pequeño cuerpo. Sin embargo, el verdadero reto viene unos cuantos meses después, cuando los niños comienzan a ganar fuerza en sus extremidades o simplemente no quieren que los limpien en el momento.



¿Por qué a mi hijo no le gusta que le cambien el pañal?

Alrededor del año de vida, los bebés empiezan a desarrollar habilidades motoras indispensables para fomentar su curiosidad. Estamos hablando de acciones como moverse de lado a lado, dar patadas al aire, dar vueltas sobre sí mismo o incluso sentarse. Haciendo que se vuelva más compleja la tarea de cambiarlos o vestirlos.

Estas son algunas razones por las que puede que a tu hijo no le guste que lo cambien:

  • Está pasando un momento divertido. Como jugar o ver dibujitos y prefiere esperar un poco antes del próximo cambio de pañal.
  • Atraviesa la famosa “etapa del no”. En la que los niños comienzan a decidir sobre lo que quieren y se muestran más en desacuerdo.
  • Los papás toman el control absoluto. No involucrar a los hijos en la toma de decisiones hace que los niños generen rechazo.
  • Es un momento incómodo. Esto puede deberse a múltiples razones, desde malos tratos hasta irritaciones o productos contraindicados.

5 consejos cuando tu bebé no quiere que le cambien el pañal

Típico, han pasado un par de horas desde el último cambio de pañal y cuando vas a buscar a tu hijo, comienza a llorar con el fin de evitarlo. La negación de los niños a que los cambien es un escenario habitual que viven muchas mamás todos los días.

Por eso hoy te presentamos estas recomendaciones de gran utilidad:

1. Indaga en qué hay detrás de su rechazo

El cambio de pañal no debería ser un momento tortuoso o incómodo para los niños, todo lo contrario. Estar limpios brinda más bienestar y facilidad de movimiento. Por lo que debes prestar atención al por qué tu hijo no disfruta que lo cambien e intentar mejorar las cosas.

Lo primero que debes hacer es mantener la calma y preguntarte a ti misma qué puede estar saliendo mal, con el fin de solucionar el problema.

Si no es ninguna de las razones explicadas con anterioridad, puede que estés utilizando un pañal que le genera molestias, al momento de limpiarlo lo haces con mucha agresividad o tal vez tiene alguna irritación (como la dermatitis por pañal), que hace del cambio algo doloroso.

2. Involucra a tu hijo en el proceso

A muchos niños no les gusta el momento del cambio de pañal, porque sus papás suelen obligarlos de mala manera y hacen de toda la limpieza algo poco colaborativo. Por esta razón, si tu hijo ya se encuentra más grandecito, puedes preguntarle algo como:

  • “Ya va haciendo hora de cambiar tu pañal… ¿Quieres que lo hagamos antes o después de comer?”.
  • “Tenemos dos opciones de pañales… ¿Cuál te gustaría que te pusiera?”.


3. Crea una rutina divertida

Limpiar a los niños para ponerles un nuevo pañal no debe ser un momento monótono o incómodo de realizar. Así que es importante contar con una buena disposición, llena de cariño y comprensión. Inculcando en los hijos el pensamiento de que la higiene es algo bueno que se hace para que estén más cómodos y saludables.

Crear una rutina divertida con rosas de por medio no solo hará el momento más ameno, sino que creará recuerdos inolvidables.

Puedes ayudarte de algún juguete en específico para que los niños se entretengan mientras haces toda la limpieza y contarles un cuento cuando aplicas los cuidados de la piel posteriores. O también recurrir a alguna canción y cantarla cada vez que procedas con el cambio de pañal.

4. Conecta con los sentimientos de tu bebé

Esto significa pensar en sus necesidades emocionales y físicas. Procura tratarlo siempre con cariño y delicadeza durante todo el proceso, evitando las prisas y la brusquedad, para que el niño disfrute de toda la rutina de limpieza.

Más allá de dar una órdenes y mandatos, mejor explícale con amor y respeto por qué la higiene es indispensable para todos. Intenta empatizar al máximo y hablarle con naturalidad de que cambiar el pañal es algo necesario para su bienestar.

5. Pide su ayuda

A los pequeños les agrada sentirse útiles. Así que, si los hijos ya se encuentran un poco grandecitos, no hagas todo el trabajo y deja que tu pequeño te ayude a cambiarlo.

Para lograrlo, puedes pedirle que te pase por favor una toallita húmeda o que saque con su dedito un poco de crema protectora de pañalitis. Recuérdale la importancia de mantener todo limpio y luego de cambiarle el pañal, pídele que lo bote en la basura.

Pon en práctica estos consejos si tu hijo no quiere que le cambien el pañal

Durante los primeros meses de vida, los bebés son seres muy delicados y dependientes que necesitan en todo momento de sus padres. Razón por la que la tarea de cambiar los pañales sea muy sencilla, puesto que los recién nacidos permanecen muy quietos la mayoría del tiempo.

No obstante, a medida que pasa el tiempo es necesario ser más comprensivos con el desarrollo físico y mental que están atravesando los pequeños. Y estos consejos son de gran utilidad para ayudarlos desde el amor y el respeto cuando no quieren que les cambien el pañal.

Te podría interesar...
¿Cuándo se debe cambiar el pañal al bebé?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cuándo se debe cambiar el pañal al bebé?

Una pregunta frecuente es ¿cuándo se debe cambiar el pañal al bebé? Con los siguientes consejos, podrás determinar el momento adecuado.