Claves para criar mellizos y gemelos

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
· 27 mayo, 2019
Si te encuentras ante el reto de ser padre de gemelos recuerda siempre que lo más importante es alentarles a desarrollar su propia personalidad por separado.

No hay duda de que la llegada de un hijo supone un antes y un después en la vida de cualquier padre. Formar parte del proceso de desarrollo de otro ser humano es tan exigente como gratificante. Sin embargo, todos estos retos se duplican a la hora de criar mellizos y gemelos.

Cada vez más partos múltiples

El número de embarazos múltiples viene creciendo de forma exponencial en los últimos años. Nuestro país se encuentra a la cabeza de Europa a este respecto, llegando incluso al 5 % la tasa de niños nacidos de partos gemelares y triples.

Esta situación encuentra su causa principal en el retraso de la edad para ser madre. Debido a las condiciones sociolaborales actuales, cada vez son más las mujeres que deciden aplazar el momento de concebir, situándose la edad media de la primera maternidad en torno a los 31 años.

La edad más avanzada es, sin duda, un factor que multiplica las posibilidades de tener un embarazo doble de forma natural. Pero no menos relevante es el papel que juega la reproducción asistida en esta ecuación.

Con el paso de los años, la dificultad para quedar embarazada va aumentando, haciendo que muchas mujeres y parejas recurran a la fecundación in vitro y otras técnicas similares. Procedimientos que aumentan, en gran medida, la probabilidad de embarazos gemelares.Claves para criar mellizos y gemelos.

¡Vienen gemelos!

Si bien es cierto que coloquialmente solemos referirnos a gemelos como aquellos hermanos idénticos que comparten ADN, los mellizos también entran en esta categoría. Siendo los primeros gemelos monocigóticos y los segundos gemelos dicigóticos, el impacto que provoca la noticia de su llegada en los futuros papás es equiparable.

Cada caso con sus particularidades, lo cierto es que, en la mayoría de parejas, este inesperado suceso puede generar temor, inseguridad o rechazo. Ante algo tan imprevisto como lo es el reto de criar mellizos y gemelos, es común que surja el sentimiento de no sentirse capaz de cuidar a dos bebés a la vez.

Claves para criar mellizos y gemelos

Por todos estos motivos, queremos ofrecerte algunas pautas para que puedas disfrutar esta maternidad por partida doble lo máximo posible.

  • Intenta dejar todo preparado antes del séptimo mes de embarazo. Es muy frecuente que los partos gemelares terminen siendo prematuros y, cuando los bebés lleguen, solo tendrás tiempo para atenderlos a ellos. Es mejor prevenir.
  • Ten paciencia con tus bebés, con tu pareja y contigo misma. Es común que los primeros meses tras el parto te sientas agobiada o desbordada, y la sensación de plenitud que esperabas tarde un tiempo en aparecer. No te sientas culpable, estás aprendiendo a ser madre de dos y lo haces lo mejor que puedes. Igualmente, recuerda que tu pareja se encuentra en el mismo barco.
  • Organización y prioridades. Ser estricto con una rutina puede salvarte la vida en esta situación. Tratar de acomodar tus horarios y los de tus hijos a una pauta te ayudará a sentir que tienes el control de tu propia vida. Por otro lado, recuerda que lo importante ahora sois tus bebés y tú, y que tener la casa algo más desorganizada unos meses no hará que se caiga el mundo.
  • Pide ayuda. No temas recurrir a tus seres queridos cuando lo necesites. Poder sacar tiempo para tus otros roles de mujer y esposa te hará sentir emocionalmente más sana y feliz.Claves para criar mellizos y gemelos.

Iguales pero distintos: criar mellizos y gemelos

Pero, sin duda, la clave más importante de todas es ser capaces de fomentar su individualidad. Al tratarse de gemelos o mellizos, es frecuente la tendencia a tratarlos como un bloque. Sin embargo, cada uno necesita desarrollar plenamente su personalidad por separado.

Para ello, es importante llevar a cabo pautas tan simples como vestirlos diferente o referirnos a ellos por su nombre y no como «los gemelos». También es imprescindible respetar y fomentar su libertad de elección: a la hora de preferir unos juguetes, unas clases extraescolares o unas aficiones, debemos alentar los gustos particulares de cada uno.

Por último, algo primordial es enfocarse en desarrollar vínculos por separado. Es necesario que tanto el padre como la madre repartan su atención y su tiempo entre ambos infantes, que realicen actividades a solas y, sobre todo, que valoren las virtudes y los errores de cada niño de forma individual, y evitar lo máximo posible realizar comparaciones entre ellos.