¿Cómo ayudar a los adolescentes en duelo?

La adolescencia es un periodo sensible, que puede complicarse más cuando se enfrenta la pérdida de un ser querido. ¿Quieres saber cómo viven los jóvenes el duelo y qué puedes hacer para ayudarles?
¿Cómo ayudar a los adolescentes en duelo?
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 17 febrero, 2022

La adolescencia es una etapa repleta de cambios físicos y emocionales que la convierten en un periodo bastante sensible. Todo esto se acrecienta ante una situación de duelo. Entonces, ¿cómo podemos ayudar a los adolescentes a atravesar este momento difícil?

El duelo es un proceso que hay que trabajar de a poco para que la persona que se enfrenta a la pérdida pueda avanzar. Aunque los adolescentes son capaces de entender lo que es la muerte, el proceso de duelo también puede ser complicado para ellos. Sobre todo si se enfrentan a la pérdida de un padre, de una madre, de los abuelos e incluso, de un amigo. Este último genera mayor confusión para todo el entorno, pues no es sencillo asimilar cómo una persona tan joven puede morirse.

Si quieres saber qué hacer cuando un adolescente se enfrenta al fallecimiento de alguna persona querida, en este artículo vamos a intentar darte algunos consejos. ¡No te lo pierdas!

Entender a los adolescentes en duelo

Como bien hemos dicho, la adolescencia es una etapa complicada debido a la cantidad de cambios emocionales y físicos que se suceden bruscamente. Y vivir un duelo en este momento puede volverlo todo más difícil.

A continuación, vamos a compartirte algunos aspectos claves que explican un poco cómo se enfrentan los adolescentes al duelo.

El duelo como precursor de la inseguridad en el adolescente

Los chicos tienen que enfrentarse a muchos cambios cognitivos y físicos durante la adolescencia, que es ya de por sí complicado. Si le unimos el duelo por un ser querido, la cosa puede empeorar. Pues pierden una fuente de seguridad, una parte de su mundo que está en plena construcción y que empieza a desequilibrarse poco a poco.

El grupo de pares: un apoyo importante para los adolescentes en duelo

adolescentes sentados en la escalera apoyo empatia
El grupo de pares es una red de apoyo muy importante para los jóvenes. Sobre todo, cuando atraviesan una situación de duelo.

Todos los adolescentes cuentan con su grupo de amigos para hablar y para compartir emociones. Resulta totalmente normal que quieran expresar sus sentimientos de dolor y de tristeza con ellos, en lugar de hacerlo con los adultos. Esto es porque se sienten más comprendidos por sus iguales que por sus mayores.

También es muy común ver al joven mantener ciertos comportamientos de normalidad, pues no siempre quieren mostrarse frágiles y vulnerables con sus amigos. De todos modos, esto no quiere decir que no lo pasen mal y que no les duela lo que ocurre. Este ocultamiento es un comportamiento normal de la etapa.

El silencio como escudo del dolor

Los adolescentes tienden a protegerse del dolor a través del silencio. Esto es totalmente normal y no por ello son unos insensibles. Por el contrario, sienten mucho e intentan preservarse aparentando normalidad. De esta forma, no debe extrañarnos si en el funeral se ríen con sus amigos.

En ocasiones, el silencio no solo les sirve a ellos de escudo ante el sufrimiento, sino que les ayuda a proteger también a los adultos que sufren la pérdida. Buscan evitarles otra preocupación al mostrarse frágiles o “rotos por dentro”.



Comportamientos preocupantes

Puede que el adolescente en duelo presente determinados comportamientos que indican que el proceso es un tanto más complicado de lo que se esperaba. Las señales que nos tienen que poner sobre aviso son las siguientes:

  • Conductas de riesgo permanentes: abuso de sustancias, relaciones sexuales sin protección, peleas frecuentes, entre otras.
  • Mención del suicidio como una forma de reunirse con el ser querido que ha perdido.
  • Negación del dolor y alardeo de su madurez y fuerza ante esta circunstancia.
  • Síntomas depresivos, problemas para dormir, baja autoestima o impaciencia.
  • Desinterés en las actividades extraescolares que antes le gustaban, fracaso escolar, dificultades para concentrarse.
  • Peleas frecuentes con sus amigos o familiares.

Consejos para ayudar a los adolescentes en duelo

Si queremos ayudar al adolescente en duelo, tenemos que hacerlo de manera sincera y respetuosa. Es importante que no interfiramos en su espacio personal ni en su proceso de aprendizaje. Algunos consejos para esto son los siguientes:

  • Tener mucha paciencia. Es un proceso complicado y extenso, pues no es fácil convivir con la pérdida de un día para el otro.
  • Saber que aunque el adolescente intente aparentar que es mayor, no es un adulto. Por ello, necesita que le expliquemos la realidad de una forma cercana, que le permita diferenciar los distintos conceptos y las emociones que va a sentir en esta etapa.
  • Respetar siempre su espacio y sus tiempos. Hay que mantenerse a su lado, pero sin agobiarle. Es posible que no nos pida ayuda, pero que seguramente la necesite.
  • Ser empáticos. Entender todos los cambios que ocurren en su cerebro en esta etapa de la adolescencia, con sus inseguridades, sus dudas y sus miedos.
  • Seguirle el rastro. Puede que el adolescente se aísle y se sienta incomprendido. Aun así, no debemos dejarle nunca que gestione de forma independiente el duelo.

El diálogo fluido, sin presiones ni agobios

Cuando los adolescentes se enfrenten a la pérdida de un ser querido es conveniente no agobiarlos. Es normal que todos estén preocupados por su bienestar y que les pregunten todo el tiempo cómo se encuentran. Aun así, lo mejor es dejarles la puerta abierta y simplemente, escucharles cuando necesiten hablar, sin atosigarles a preguntas.

madre e hija se abrazan en duelo tristeza apoyo contencion
El acompañamiento cercano de la familia y de los amigos es el pilar fundamental para superar el duelo por la pérdida de un ser querido.

Sobre los adolescentes en duelo podemos decir…

Aunque sepamos algunas de las características propias de esta circunstancia, esto no quiere decir que todos los adolescentes lo pasen del mismo modo.

Recuerda los aspectos más importantes para acompañar a los adolescentes que viven una pérdida cercana: darles espacio, permitirles encontrar otras formas de expresión de sus emociones y asegurarles una red de contención para cuando la necesiten. Además de todo esto, tenerles mucha paciencia, tanto por su adolescencia como por el duelo que atraviesan.

No olvides nunca que, aunque parezca que no sienten el fallecimiento de ese ser querido, sí lo hacen. Lo mismo que si se muestran enfadados y lo pagan con el resto de la familia. Son dos cosas que pueden pasar y debes ser tolerante con ellas.

“La pérdida nos enseña mejor el valor de las cosas”. -Arthur Schopenhauer-

Te podría interesar...
Películas para trabajar la pérdida y el duelo con los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Películas para trabajar la pérdida y el duelo con los niños

Aceptar la muerte es celebrar la vida, recordar y seguir adelante. Esto nos transmiten las siguientes películas para trabajar la pérdida y el duelo...