Actividades para niños con discapacidad visual

Este artículo fue redactado y avalado por Arantza Martín
· 22 febrero, 2019
Los niños con discapacidad visual también pueden ser partícipes de los juegos en las aulas a través de una serie de actividades inclusivas.

La sociedad en la que vivimos promueve que niños con discapacidad, en este caso discapacidad visual, sean capaces también de tener a su alcance actividades para su disfrute. Jugar es una de las tareas principales en la vida de los niños para alcanzar su madurez, por eso os dejamos una serie de actividades para niños con discapacidad visual.

La discapacidad visual en niños

Según la Organización Mundial de la Salud, la visión se divide en cuatro tipos diferentes dependiendo del nivel de visión que se tenga.

  1. Visión normal.
  2. Discapacidad visual moderada.
  3. Discapacidad visual grave.
  4. Ceguera.

Dentro de estas, se pueden realizar otros tres subgrupos: la visión normal, las discapacidades visuales moderadas y graves, y la ceguera.

Actividades para niños con discapacidad visual

Los niños con discapacidad visual desarrollan más la motricidad y son más audaces utilizando los otros sentidos. Es importante, sobre todo en las aulas, que las actividades para niños con discapacidad visual sean inclusivas, es decir, que se realicen para todos los niños.

Esto tiene una serie de ventajas para todos los niños que son:

  1. Los niños con discapacidad no se sentirán inferiores ante sus compañeros, sino iguales, un aspecto muy importante para su pensamiento.
  2. Los demás niños serán conscientes de las dificultades que poseen los compañeros con discapacidad visual y le darán más importancia a las cosas.
  3. Estos juegos harán que todos desarrollen capacidades sensoriales y motrices, muy importantes para los niños que tengan discapacidad visual pero también para los demás.

Juego: El Arca de Noé

En un espacio amplio, el docente colocará donde le parezca conveniente una grabadora con el sonido de un animal o de un elemento (agua, fuego, tormenta…). Se le vendarán los ojos a los niños para que tengan las mismas posibilidades que los pequeños con discapacidad visual y se harán parejas o grupos, en función del número de chiquillos del que se disponga.Actividades para niños con discapacidad visual.

Una vez que todo esté colocado, el docente irá enciendo los sonidos y el grupo de niños deberá escucharlo y dirigirse hacia dónde crean que esté sonando. Si llegan donde está el sonido, el profesor les dará un dibujo del animal o del elemento y ganará el grupo que mayor número de dibujos reúna.

Este juego sirve para que los niños trabajen en grupo y tomen decisiones en conjunto, pues todos se tienen que dirigir hacia un mismo sitio juntos. Además, desarrollarán la capacidad auditiva y la capacidad de orientación, pues tendrán que escuchar de dónde proviene el sonido, ir palpando para no chocarse y ser capaces de situarse.

Juego: El código secreto

Este juego se aconseja utilizarlo con niños más mayores, pues puede resultar más complejo. En un espacio amplio, el docente colocará un circuito. Este circuito estará compuesto por pequeños caminos y contará con peligros hasta llegar a un trofeo.

Para superar el camino y llegar al trofeo, el docente dividirá a los niños por parejas y vendará los ojos a uno de los dos integrantes para que sea el compañero el que le guíe a través de un código secreto que ellos hayan marcado anteriormente.

Este código secreto debe basarse en colores o ruidos. Por ejemplo: amarillo, derecha; azul, izquierda; el ladrido de un perro, tres pasos hacia delante… etc.

Este juego servirá para que:

  • Los niños se orienten sin la posibilidad de ver lo que hay a su alrededor.
  • Depositen su confianza en un compañero.
  • Desarrollen la memoria para recordar el código secreto pactado.Actividades para niños con discapacidad visual.

Juego: Reconocimiento de objetos

Para alumnos más pequeños, el juego de reconocimiento de objetos será una buena actividad para los niños con discapacidad visual. El docente vendará los ojos a los niños para que todos se encuentren en igualdad de condiciones  y repartirá objetos para que ellos, a través del tacto, sean capaces de descubrir lo que son.

Estos objetos es conveniente que tengan sonidos, diferentes tipos de materiales y texturas, así como diversos tamaños para que los niños reconozcan más variedades. Este juego servirá para desarrollar la capacidad senso-perspectiva a través del estímulo de la motricidad.

  • Prunera Ramón, M. (2010). Valoración optometrica de los niños más pequeños. Integracion. Revista Sobre Discapacidad Visual.
  • CEBRIÁN DE MIGUEL , M.D. (2003) Glosario de discapacidad visual. ONCE, Dirección de Cultura y Deporte. Madrid. ANORMI, S.L.